menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

La Marina revisará la financiación el segundo semestre

La clase Tamandaré, 610 millones de dólares bloqueados


Los corvetas de la clase Tamandaré no vuelven atrás


21/05/2019 | Rio de Janeiro, RJ

Roberto Caiafa

El director de Proyectos de la Marina de Brasil, almirante Petrônio Augusto Siqueira de Aguiar, se comprometió ante los empresarios catarinenses del sector naval, durante la reunión del Comité de la Industria de la Defensa (Comdefesa) de la Federación de las Industrias del Estado de Santa Catarina (Fiesc), a que el bloqueo (contingenciamiento) de fondos del Gobierno Federal para la cartera de Defensa no afectará al proyecto de construcción de cuatro buques de la Marina (escoltas Tamandaré) en Itajaí.

El almirante Petronio confirmó que el recurso previsto para la empresa, de 2.500 millones de reales (unos 610 millones de dólares), está suspendido por el momento, pero que la Marina ha apostado por una reversión de este cuadro en el segundo semestre.

La Marina de Brasil necesita concretar antes del final de 2019 la entrega de los recursos para las corbetas a través de la empresa Emgepron y de acuerdo con el consorcio Aguas Azules, vencedor de la competencia pública para la construcción de las embarcaciones.

El grupo tiene entre las consorciadas la alemana Thyssenkrupp Marine y la Embraer, que actuará como principal contratista brasileña e integradora final de sistemas. En Itajaí, la construcción en sí de las escoltas quedará a cargo del astillero Oceana.

La oficina de prensa de Thyssenkrupp Marine informó de que el consorcio no se manifestará sobre el bloqueo del recurso previsto para la construcción de los corvetas.

Los plazos se mantienen

 

Por su parte, el director de Proyectos de la Marina reafirmó una vez más que el plazo para la firma de los contratos sigue siendo hasta diciembre de este año, como estaba previsto cuando se anunció el consorcio ganador en abril pasado (LAAD 2019).

La previsión es que la construcción de los buques comience en 2020, con el primero entregado en 2024.

Las escoltas clase Tamandaré tendrán como proyecto base la corbeta alemana Meko A100, adaptada a las necesidades de la Marina de Brasil.

En el proceso de elección de proyecto, la Marina determinó que cada buque alcance al menos el 30% al 40% de contenido nacional -moviendo así la cadena de proveedores brasileños para el sector naval.

Según el almirante Petronio, "la expectativa de la Marina es obtener un porcentaje de contenido nacionalizado que aumente a cada barco entregado, trayendo desarrollo tecnológico y creación de empleos directos e indirectos. Con las discusiones actualmente en abierto en el parlamento, donde frentes parlamentarios de apoyo al sector de Defensa están actuando, se espera que esta cuestión sea normalizada y las condiciones de firmas contractuales sean mantenidas".

Esta es también la expectativa de los empresarios vinculados a la construcción naval en la región.

La previsión es que se generen 2.000 empleos directos en Itajaí y, en el auge de la producción, hasta 6.000 empleos indirectos.

Para que esto ocurra, según esos mismos empresarios, es imperativo desbloquear los recursos.

Imágenes: Consórcio Águas Azuis / FIESC.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje