menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

Firma Invitada

Observatorio CEEAG

El Centro de Estudios Estratégicos de la Academia de Guerra de Chile tiene como misión generar conocimiento en apoyo de la Academia de Guerra y, como visión, ser un referente en materias de investigación relacionadas con las Ciencias Militares.


Extensión de la crisis Irán & Reino Unido

23/07/2019 | Santiago de Chile

(Especial CEEAG para Infodefensa) En un nuevo incidente que involucra a Irán, fuerzas de seguridad y del puerto de Gibraltar, junto con el apoyo de un destacamento de la infantería de marina británica se apoderaron del buque tanquero Grace 1. Dicha nave aparentemente se dirigía a Siria, lo que infringiría las sanciones que la Unión Europea le ha impuesto a ese país. Ante esta situación el régimen iraní exigió la inmediata liberación del tanquero, amenazando con tomar medidas en respuesta ante esta situación.

De hecho, se conoció que el pasado 10 de julio se produjo un incidente en el cual embarcaciones aparentemente iraníes habrían tratado de interceptar un buque tanquero británico British Heritage en el Golfo Pérsico, en las cercanías del Estrecho de Ormuz, dicha situación se habría evitado por la advertencia realizada por la fragata británica HMS Montrose. Las embarcaciones que intentaron interceptar el tanquero pertenecerían, según la versión británica, a los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, el brazo armado del régimen. Esta situación ha sido negada por dicha organización; no obstante, han reafirmado que no titubearán si reciben una orden de esa naturaleza.

Estos hechos se suman a los acontecimientos ocurridos en la zona del Golfo Pérsico y que han afectado a buques tanqueros en los meses de mayo y junio  de los cuales se acusa al mismo cuerpo armado iraní. Acontecimientos cada vez más recurrentes en dicha zona suceden en paralelo con las dos anunciadas infracciones al Plan de Acción Integral Conjunto (Jcpoa) por parte de Irán, debido al enriquecimiento de uranio superior a la cantidad permitida por dicha convención. Teherán lo anunció ante la comunidad internacional con el claro fin de buscar una reacción por parte de Estados Unidos y sus aliados.

La detención del tanquero iraní en Gibraltar y lo ocurrido con el British Heritage reflejan una extensión de la crisis, lo cual podría involucrar a un mayor número de países, teniendo presente la calidad del Reino Unido como país miembro de la OTAN y aún miembro de la Unión Europea. Esto porque un hecho considerado hostil por Londres podría generar un casus belli que probablemente arrastraría a los países miembros de estas organizaciones.

En este contexto, Washington está tratando de configurar una coalición militar que asegure el libre tránsito de los buques petroleros, no solo en Estrecho de Ormuz sino que en toda el área marítima que rodea la península arábica. Esto conlleva una vigilancia al Estrecho de Bab al-Mandeb, ruta por donde navegan los buques tanqueros que se dirigen a Europa. Así lo ha anunciado el jefe del Estado Mayor Conjunto de los Estados Unidos, general Joseph Dunford. Washington ejercería el mando conjunto de esta operación, pero no ha sido del todo claro sobre qué países participarían en dicha coalición y sobre su propio aporte en dicha operación. Algunos analistas ven en ello una señal de fuerza hacia Irán más que un real interés de preparar una operación a mayor escala. Lo cierto es que la Quinta flota, con sede en Bahréin y la base naval británica en con sede en ese país, van a jugar un rol relevante en el funcionamiento de dicha alianza militar.

Las cifras varían, pero se estima que un quinto del petróleo mundial transita por esa región, aunque en los últimos años Europa y Estados Unidos han disminuido significativamente su dependencia en favor de los países asiáticos, los principales mercados de los hidrocarburos del Oriente Medio (por Oriente Próximo). Este escenario puede hacer que los países de dicha región se involucren en  una mayor medida en el Oriente Medio (por Oriente Próximo) de lo que hemos visto hasta ahora.

En definitiva, Teherán está elevando sostenidamente el nivel de conflicto con Estados Unidos y sus aliados europeos, buscando dejar de manifiesto que las potencias occidentales deben hacer más si quieren evitar una crisis a gran escala.  El régimen iraní interpreta que el presidente de EEUU, Donald Trump, no quiere una confrontación bélica, aunque la tensión podría generar una respuesta más contundente de Washington producto de un error de cálculo de Irán. Más aun, teniendo en cuenta que las agendas de dos de sus principales adversarios, Estados Unidos e Israel, si bien están coordinadas son autónomas y tienen velocidades distintas, ello significa que, esos Estados pueden reaccionar de manera muy diferente frente a las acciones directas e indirectas de Teherán. A su vez, el mando iraní no estaría del todo unificado en este asunto y ello podría producir errores en sus acciones político estratégicas. Esto debido a que el sistema iraní contiene dos liderazgos que influyen directamente en dichas acciones: el líder supremo de Irán, Alí Jamenei, que tiene una fuerte influencia en la política exterior y en la Guardia Revolucionaria, y el presidente de Irán, Hasán Rohaní. Dicha realidad, aumenta el riesgo de un error de ponderación de las acciones ejecutadas por Irán y sus fuerzas.

© CEEAG Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje