menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Falla del tren de aterrizaje

La flota de A-37B de El Salvador registra su segundo incidente en un año

Instalaciones de la Segunda Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Salvadoreña, base de los A-37B. Foto: Alberto López / Infodefensa.com

Instalaciones de la Segunda Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Salvadoreña, base de los A-37B. Foto: Alberto López / Infodefensa.com

27/09/2019 | San Salvador

Alberto López

La Fuerza Aérea Salvadoreña (FAS) experimentó la segunda falla de tren de aterrizaje en su flota de aviones de ataque ligero Cessna A-37B Dragonfly en lo que va de 2019.

El incidente más reciente se registró a finales de agosto pasado, cuando una aeronave A-37B aterrizó de emergencia por desperfectos mecánicos en el Aeropuerto Internacional El Salvador 'San Óscar Arnulfo Romero'. La flota de A-37B de las FAS opera con la Segunda Brigada Aérea, que tiene su base en el costado este del aeropuerto 'Romero', muy aparte de toda la operación civil.

Según información proporcionada por las autoridades de la terminal aérea no hubo víctimas. El hecho ocurrió al mediodía y fue atendido por la Unidad de Salvamento del aeropuerto, confirmó la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA), operador estatal de puertos, aeropuertos y ferrocarriles en El Salvador.

Por su parte, el Ministerio de Defensa de El Salvador explicó que se trató de un  avión modelo A-37, el cual tuvo “una falla en el sistema hidráulico, lo que afectó la operación normal del tren de aterrizaje”.

Segunda falla en lo que va de año

 

El 9 de marzo anterior, la FAS registró otro incidente con uno de sus aviones A-37B, en aquel momento a la aeronave le falló también el tren de aterrizaje. Las autoridades informaron que el percance sucedió a las 11:05 de la mañana, cuando la tripulación regresaba de una misión de entrenamiento de tiro en el departamento de San Miguel, al extremo este del territorio salvadoreño.

Además, se dijo en ese momento que tras el aterrizaje de emergencia la Unidad de Salvamento del Ejército roció espuma al avión para evitar un incendio debido al sobrecalentamiento.

La mayoría de estos A-37 es parte de la flota de diez aviones de este modelo, de segunda mano, que El Salvador compró a Chile, en 2013, por un monto de 8,6 millones de dólares.

La FAS opera la flota activa más numerosa de este tipo de aeronave en la región centroamericana y con mejor poder de ataque en términos generales de las Fuerzas Aéreas de la zona, pues inclusive sus vecinos cercanos, Guatemala y Honduras, mantienen en tierra por falta de repuestos y presupuesto la gran mayoría de sus equipos aéreos de ataque ligero.

Guatemala experimentó un impasse administrativo, recientemente, al intentar comprar dos aviones de entrenamiento/ataque ligero Pampa III a la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea) y se desconoce aún si lo superará. Mientras que Honduras está recibiendo una cooperación por más de 200 millones de dólares por parte de Israel para remozar su flota aérea y la compra de otros equipos militares, sin embargo, aún no pone a punto sus A-37B ni su flota de Northrop F-5A/B, que según ha trascendido se encontraría en proceso de reparación de dichos equipos por parte de expertos israelíes y mecánicos de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH).

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje