menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Reportaje Infodefensa.com

Carabineros y su operación policial en la crisis social de Chile

El general director junto a personal de Fuerzas Especiales de Carabineros. Foto: Carabineros

El general director junto a personal de Fuerzas Especiales de Carabineros. Foto: Carabineros

11/11/2019 | Santiago

Óscar E. Aránguiz

La policía uniformada de Chile no ha cesado su labor para restablecer el orden público en el país. El 18 de octubre comenzaron en Santiago las manifestaciones en demanda de mejoras sociales las que luego se extendieron a todo el país. Desde ese día los carabineros han realizado extensas jornadas laborales, entre 16 a 18 horas continuas, según reporta su director. Las protestas siguen, pero ya sin el Estado de Emergencia, lo que implica que el restablecimiento del orden público ya no cuenta con el soporte de las Fuerzas Armadas para combatir, además, el vandalismo registrado en las últimas semanas.

La misión de Carabineros de Chile es brindar seguridad a la comunidad en todo el territorio nacional mediante acciones prioritariamente preventivas, apoyadas por un permanente acercamiento a la comunidad. Privilegia la acción policial eficaz, eficiente, justa y transparente. Hoy, el cumplimiento de esta misión está a vista de todos por lo que la forma de algunos procedimientos han sido criticados. Por lo anterior, el general director de Carabineros, general Mario Rozas, expuso ante la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados sobre el actuar de la institución durante el periodo de crisis social que vive el país.

El general informó a la comisión que el inicio de las manifestaciones sociales se registró durante los primeros días de octubre, con el anuncio del alza  tarifaria del tren subterráneo (Metro). El 7 de ese mes comenzaron las evasiones masivas en el Metro. Por este motivo Carabineros debió realizar una planificación de los servicios preventivos y de control. Sin embargo, a raíz de la gravedad de la alteración del orden público, el día 19 se decretó el Estado de Excepción Constitucional de Emergencia, vigente hasta el 27 de octubre.

"Desde la perspectiva de Carabineros, lo que hicimos para esta contingencia fue fortalecer la gestión institucional en cuanto a lo que es el control y la prevención de los eventos violentos que se estaban registrando en el Metro", indicó el general. Para ello se utilizó la estrategia policial de copamiento con la cual se priorizaron 50 de las 136 estaciones del Metro y también se instauró un servicio preventivo en la red del tren subterráneo.

"Luego, en la siguiente estrategia de información, se instalaron medios informativos de vigilancia a través de nuestras unidades territoriales y especializadas, así como también un trabajo de nuestras unidades especializadas, encabezadas por del Departamento de Investigación Criminal O.S.9. Luego, la siguiente acción táctica es la disuasión, mediante la contención y el restablecimiento del orden público. Con esto pretendíamos una efectividad en cuanto a la información, detención y lograr evidencia en el sitio del suceso. De esta forma, en caso de ocurrir algún delito, aumentar las probabilidades de las detenciones y disminuir las probabilidades de las ocurrencias de los delitos", acotó.

"Los cursos de acción que comenzamos a desplegar, una vez que de desata esta contingencia de orden público a nivel país, fue disponer un acuartelamiento para tener más carabineros para ofertar, y controlar y prevenir las graves alteraciones al orden público. Se crea una plana mayor estratégica donde se designan oficiales para ver las distintas áreas y funciones del mando. Se instaura un comité de crisis y se designa un oficial de enlace con los Jefes de la Defensa Nacional. Y todos los días mantenemos reuniones de trabajo a través de videoconferencia con los distintos mandos zonales de las regiones".   

Las cifras


Desde el 18 de octubre al 4 de noviembre se han registrado 2.755 incidentes de graves alteraciones de orden público a nivel nacional, de los cuales 628 se han producido en la region Metropolitana. De este total, 975 obedecen a desórdenes, 497 a saqueos, 442 a daños, 151 a incendios y 695 a otros casos como cortes de ruta, ocupación ilegal y manisfataciones. De los daños, 126 son en la región Metropolitana, y 314 en el resto del país. De estos 442, hay 87 en espacios públicos, 87 en entidades financieras, 75 en entidades comerciales, 54 en entidades públicas y 139 daños en inmuebles particulares, cuarteles policiales y estaciones de Metro.     

El despliegue operativo de Carabineros es cercano a 26.000 efectivos a nivel nacional, 9.790 en la región Metropolitana y 16.600 en regiones. "Hasta el momento llevamos 943 carabineros lesionados de los cuales 73 son graves, 72 menos graves y 748 son leves. 37 cuarteles han sido atacados y 342 vehículos han resultado con daños. Esta cantidad de lesionados es el equivalente a ocho veces la 1ª Comisaría de Santiago Centro, o a que en algún momento del día las comunas de Maipú, Santiago y La Florida queden sin la vigilancia de Carabineros", detalló el jefe de la policía.

Protocolos y armamento

 

En cuanto a los protocolos de actuación y uso de las armas para mantener el orden público, estos se encuentran regulados mediante la Orden General N° 2.635 la que autoriza el empleo de escopetas antidisturbios con munición no letal, así como también regula el uso de los vehículos policiales antidisturbios como los carros lanzagua y los vehículos tácticos de reacción lanzagases. Además hace referencia, entre otros, al empleo de los disuasivos químicos, y de las armas de fuego.

Hay armas letales y no letales que actualmente están en uso, como el bastón de servicio, esposas, lanzagua, gas pimienta, granadas de humo blanco, mezcla de agua con disuasivos químicos, gas lacrimógeno. En tanto no se están empleando ni las granadas de luz-ruido, ni las pistolas de electroshock Taser.

En este escenario, se han registrado 9.590 detenidos a nivel nacional, 3.731 en la región Metropolitana y 5.859 en regiones. El 91% se concentra en desórdenes, saqueos e incumplimiento del Toque de Queda. Según lo informado por el general Rozas, los policías están trabajando entre 16 a 18 horas continuas.

Fiscalización


Referente al trabajo con el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), el jefe policial informó que "nosotros tenemos una vinculación y coordinación con el INDH. Hemos mantenido una cercanía y una relación de cooperación, tanto a nivel de Santiago como en el resto del país. El INDH participó en reuniones donde se estaban trabajando los protocolos de actuación del orden público".

Cuando se denuncian hechos con carácter de delito, se informa al Ministerio Público y se inicia un sumario administrativo interno con la finalidad de esclarecer lo sucedido. Hasta el momento, son 30 casos reportados por el INDH los que la institución está investigando.   

"Todas las actividades de expresión de la comunidad no han sido autorizadas, por lo tanto, son ilegales. Pero no obstante eso los carabineros hemos dado la facilidad para que la gente se congregue, se reúna, pueda marchar, para evitar un mal mayor. Sabemos que hay un daño colateral porque cuando se cierra la Alameda, el transporte público debe cambiar de destino, las autopistas se saturan, pero la mayoría de la comunidad marcha bastante bien. Lamentablemente los carabineros lesionados son producto de los vándalos y de los delincuentes", agregó.

Además, dijo que "tenemos 542 denuncias de civiles lesionados, de las cuales 143 están en la región Metropolitana y 399 en regiones. Ahora, de estos lesionados, 43 son por proyectiles balísticos y 191 por perdigones. En cada uno de estos casos que hemos tomado conocimiento se ha informado al Ministerio Público y hemos iniciado el sumario administrativo correspondiente. También explicó que "de las 20 personas fallecidas, una tendría vinculación con Carabineros, que es un caso lamentable en Maipú. Este caso está siendo investigado por el Ministerio Público, y nosotros cuando tomamos conocimiento de esto iniciamos el sumario administrativo".

"Yo no tengo la facultad para querellarme", declaró Rozas, y explicó que "el general director no tiene la representación de la institución, por eso que cada vez que hay un lesionado, y de hecho estamos perseverando en que cada uno de ellos pueda presentar una querella. Y a lo mejor, no sé si sea el caso, ver alguna instancia con el Consejo de Defensa del Estado para poder presentar estos recursos".

"Finalizo, rindiendo un homenaje y reconociendo, apoyando y respaldando la labor de nuestros carabineros en el control y la prevención del orden público". Ante la consulta de si la institución fue sobrepasada, contestó que no, "solamente que priorizamos, priviligiando el bien jurídico más importante, la vida de las personas", puntualizó.    

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje