menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Contrato por 1,35 millones de euros (6,4 millones de reales)

Ghenova finalizará los patrulleros Maracanã y Mangaratiba de la Armada brasileña

NaPa Maracanã, incompleto, en el Arsenal de la Armada de Río de Janeiro.

NaPa Maracanã, incompleto, en el Arsenal de la Armada de Río de Janeiro.

14/02/2020 | Belo Horizonte

Roberto Valadares Caiafa

La empresa española Ghenova anunció esta semana un contrato con la Marina brasileña por valor de 1,35 millones de euros (6,4 millones de reales) para el diseño de buques militares. La compañía, en concreto, trabajará en una primera fase en la finalización de los buques de patrulla (NaPa) Maracay Mangaratiba, cuya construcción está interrumpida.

La elección de Ghenova se produce después de la firma por parte de la Armada de Brasil en septiembre de 2019, a través de la Dirección de Ingeniería Naval (DEN), la Dirección Industrial de la Marina (DIM), la Dirección de Sistemas de Armas de la Marina (DSAM) y la Dirección de Comunicaciones y Tecnología de la Información de la Marina (DCTIM) del compromiso para la finalización de la construcción de los Patrulleros (NPA) Maracanã y Mangaratiba.

Este acuerdo formalizó la reanudación de la construcción naval en el Arsenal de la Marina de Río de Janeiro (AMRJ).

Dos cascos, innumerables problemas

 

El 25 de noviembre de 2009, en una ceremonia presidida por el director general del material de la Marina, en las instalaciones de Estaleiro Ilha SA (EISA), en Río de Janeiro, se llevó a cabo la puesta de quilla de la patrulla Maracanã, tercera NPA de clase Macaé y el primero que debería haber construido este astillero.

Como resultado del contrato firmado por DEN y EISA el 25 de septiembre de ese año (lote de cuatro NPa 500t), se esperaba que NaPa Maracanã se incorporase a la Marina en marzo de 2012, en el Comando del 4to Distrito Naval ( Com 4ºDN), algo que todavía no se ha producido 11 años después de la puesta de quilla.

Synergy Group, propiedad de German Efromovich, era responsable de Estaleiro Ilha S.A. (EISA), ganador de la oferta para obtener cuatro de estos buques de patrulla. El astillero comenzó la construcción de los dos primeros, Maracanã y Mangaratiba, pero debido a una grave crisis interna causada por la mala gestión y la corrupción, entró en crisis, despidió a su fuerza laboral y solicitó la recuperación judicial, interrumpiendo el trabajo en los dos barcos.

A finales de 2015, el astillero EISA finalizó sus operaciones y despidió a unos 3.000 empleados que trabajaban en Ilha do Governador.

Las puertas fueron selladas y la presidencia del astillero, controlada por el holding Synergy Shipyards, justificó el recorte de personal debido a los impactos de la recesión económica y la corrupción, en concreto, la Operación Lava-Jato.

Después de una batalla legal, la Armada brasileña obtuvo la custodia y posesión de los cascos, en el estado en que se encontraban, y se decidió retirarlos del astillero de EISA y transportarlos al Arsenal de la Armada de Río de Janeiro, con el apoyo de la empresa Tranship. Transportes Marítimos Ltda, y un coste de 2,447,500.00 de reales brasileños.

Este transporte especializado se completó el 27 de noviembre de 2017, después de una operación de transferencia marítima que comenzó con la carga del casco que estaba en el cobertizo del astillero EISA.La operación duró cinco días para cubrir una distancia de 18 millas náuticas.

Un poco más de dos años después de la llegada de estos cascos a AMRJ, finalmente se produce la elección de la compañía que completará el NaPa Maracanã, en una etapa avanzada de construcción, y el NaPa Mangaratiba, que solo tenía el 40% del trabajo realizado antes del interrupción de las actividades del astillero EISA.

Datos técnicos NaPa 500

 

Maracanã y Mangaratiba desplazan 500 toneladas, tienen una longitud total de 54,20 metros, una boca moldada de ocho metros y un calado máximo de 2,48 metros.

El proyecto fue desarrollado por la empresa francesa Constructions Mécaniques de Normandie (CMN).

• Velocidad máxima mantenida: 21 nudos.

• Tripulación: 35 marineros más alojamientos adicionales para ocho.

• Armamento: 1 cañón Bofors de 40 mm y 2 ametralladoras Gamb-01A de 20 mm.

Contrato con Ghenova

 

Con una duración prevista de un año y la posibilidad de renovación por cuatro años adicionales, el contrato con Ghenova cubre trabajos detallados de ingeniería para la construcción, reparación y modernización de los activos navales de la Armada brasileña.

A la firma del contrato, que tuvo lugar en el Arsenal de Marinha en Río de Janeiro, asistieron el director de AMRJ y los comandantes que participarán en la administración del contrato, así como el director general corporativo de Ghenova, Raúl Arévalo y el gerente la filial brasileña, Frederico Cupello.

Ghenova es una empresa internacional que ofrece servicios multidisciplinarios de ingeniería y consultoría en una amplia variedad de sectores, tanto en el campo de la defensa como civil: energía, industria, infraestructura, naval, offshore, aeronáutica y sistemas. Actualmente, opera en más de 25 países, con sedes en Sevilla, Puerto de Santa María, Vigo, Ferrol, Madrid, Cartagena de Indias (Colombia), Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), Río de Janeiro (Brasil) y Australia.

Imágenes: Ghenova/Marinha do Brasil/AMRJ

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje