menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Reportaje Infodefensa

Bell 412 de la Fuerza Aérea de Chile, de incendios a pandemia

Bell 412EP del Grupo de Aviación N° 9 de la Fuerza Aérea de Chile. Foto: Alfredo Vera

Bell 412EP del Grupo de Aviación N° 9 de la Fuerza Aérea de Chile. Foto: Alfredo Vera

17/04/2020 | Santiago

Óscar E. Aránguiz

Los Bell 412EP de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) se incorporaron el año pasado a las tareas de Combate de Incendios Forestales (CIF) con el sistema apagaincendios Bambi Bucket. Luego de realizar varias misiones en el peack de la temporada, ahora les tocaría enfrentar un nuevo despliegue desde el inicio de la crisis sanitaria por el coronavirus.

Acondicionado para el combate de incendios, la FACh amplió sus capacidades sumando por primera vez este material de vuelo de alas rotatorias. Es así como las tripulaciones de los 412EP de distintos Grupos de Aviación llegaron hasta la base aérea Maquehue de la IIIª Brigada Aérea donde se implementó un plan de entrenamiento que permite a los pilotos y tripulantes dominar las técnicas para desenvolverse en situaciones de emergencia y el debido empleo del helibalde Bambi Bucket de SEI Industries.

Práctica y prueba de fuego


Según un reportaje de la Revista Fuerza Aérea de Chile, los primeros en operar fueron los UH-1H el año 2018, cuyos pilotos se capacitaron en España, considerando la gran experiencia y a las capacidades existentes en ese país. A estos se les sumó en 2019 los Bell 412, un helicóptero bimotor, más grande, con mayor capacidad de cargar agua y con mejor performance.  

En la revista el comandante de escuadrilla, Víctor Yantén, indica que “en estos momentos tenemos la capacidad de lanzar 1.100 litros de agua, además de poder trasladar a nueve brigadistas a terreno. Se tomó la decisión de optar por los Bell 412 debido a que los UH-1H están destinados, principalmente, a entrenar a los nuevos pilotos de helicópteros de la institución".

“Hay mucha diferencia en el vuelo. Nosotros volamos principalmente en operaciones tácticas que es totalmente distinto. Entrenamos en zonas pequeñas, donde las fuentes de agua son pocas debido a la sequía, lo que puede resultar riesgoso debido a que los canastos en vez de agua pueden recoger barro, lo que dificulta el control del  helicóptero. Es por ello que la institución resolvió enviar a un grupo de pilotos a capacitarse al extranjero. En octubre fuimos a España y nos entrenamos en un simulador de vuelo especialmente diseñado para la extinción de incendios. Fue prepararnos para una nueva forma de volar".

“Hay varias técnicas de lanzamiento que depende de si se trata de pastizales, matorrales o árboles. Los más complejos son los incendios de copa, principalmente, los pinos cuya resina es muy inflamable. En una zona de incendio la temperatura puede llegar a los 700 grados, consumir el oxígeno y apagar los motores de la aeronave, que en esas condiciones, funciona con parámetros muy ajustados", detalla el comandante Yantén.

El entrenamiento en Chile, entre el 11 y 14 de noviembre, consistió en sobrevolar múltiples puntos de la región de La Araucanía, poniendo foco en los ríos Cautín y Toltén, entre otros. Lo anterior, con el objetivo de obtener los mejores resultados en su operación y así verter los 1.100 litros de agua que soporta el helibalde. Además de efectuar un reconocimiento de los puntos críticos identificados en la zona.

Tan pronto finalizado el curso, el 15 de noviembre la FACh puso a disposición este material para apoyar los incendios forestales desatados en los sectores de Placilla y Melosilla, en Valparaíso. El helicóptero perteneciente al Grupo de Aviación N°9 de la IIª Brigada Aérea pudo descargar 136.000 litros de agua entre el 15 y el 17 de noviembre.

El 11 de febrero se trasladaron, desde la IIª Brigada Aérea en Santiago hasta la región de la Araucanía, un UH-1H y un 412EP para el CIF en el sur. Las aeronaves, junto a un 412EP del Grupo de Aviación Nº5, operaron desde la base aérea Maquehue de la IIIª Brigada Aérea en Temuco. En los sectores afectados atacaron más de 20 focos activos y en cada misión lanzaron alrededor de 40.000 litros de agua. “Durante el 2019 estuvimos realizando una serie de ejercicios en Temuco con el propósito de formar nuevas tripulaciones y capacitarnos en torno a obtener agua desde los ríos”, explicó el comandante.

Avispas

 

La Fuerza Aérea de Chile tiene en su inventario los Bell 412SP y EP, asignados a los Grupos de Aviación N°2, 5, 6, 8 y 9, cubriendo desde el desierto de Atacama hasta la Antártica. Su función es realizar operaciones Search and Rescue (SAR), Evacuaciones Aeromédicas (Evacam), transporte de tropas, de carga y enlace, entre otras. En el caso de las operaciones SAR, el helicóptero designado Avispa está en alerta las 24 horas junto a la tripulación de vuelo conformada por dos pilotos, un tripulante y un Comando Parasar, quienes están preparados para despegar en cinco minutos con destino a la zona de la emergencia.

Ese estado de alerta también se amplió al Estado de Excepción Constitucional de Catástrofe por el Covid-19. El 20 de marzo la tripulación de un 412SP de dotación del Grupo de Aviación N°6 de la IVª Brigada Aérea despegó desde la base aérea Chabunco en Punta Arenas, con el objetivo de transportar 700 vacunas contra la influenza hacia la ciudad de Porvenir, en Tierra del Fuego.

Durante la crisis sanitaria la FACh ha realizado 63 operaciones aéreas, y simultáneamente se efectúan las tareas habituales que realizan las tripulaciones a lo largo del país. Un ejemplo: el domingo 22 de marzo un CASA 212-200 y un 412EP del Grupo de Aviación N°2, asentado en la base aérea Los Cóndores de la Iª Brigada Aérea en Iquique, efectuaron una Evacam de dos personas que resultaron con heridas de gravedad tras un accidente automovilístico en Cariquima, en el Altiplano de la Región de Tarapacá.

Dos días después, el 24 de marzo, nuevamente el Grupo de Aviación N° 6 realizaría dos nuevos rescates en Punta Arenas. Y el 30 del mismo mes, otro 412SP despegó desde Chabunco con destino al aeródromo Capitán Alfredo Fuentes Martínez de Porvenir, transportando muestras para la detección de Covid-19 y entregarlas a la autoridad sanitaria regional. Esta operación se repetiría el 2 y el 5 de abril, pero ahora con dirección a Porvenir.

Además los helicópteros de esta unidad han realizado el traslado de autoridades, como ocurrió el 4 de abril, donde el comandante en jefe de la IVª Brigada Aérea, general de brigada aérea Eduardo Mosqueira, junto al Jefe de la Defensa Nacional de Magallanes, general de división (Ejército) Rodrigo Ventura, se trasladaron en un 412SP hasta la comuna de San Gregorio a fin de realizar una visita inspectiva a las medidas sanitarias implementadas con apoyo de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública. Primero arribaron al sector de Monte Aymond para revistar el Complejo Fronterizo que conecta Chile con Argentina, donde se dispuso una aduana sanitaria para todas las personas que crucen por el complejo terrestre. Posteriormente, se dirigieron a la aduana sanitaria de Punta Delgada donde se encuentra el cruce marítimo Primera Angostura, que conecta el continente con la Isla Grande de Tierra del Fuego.

EP, el más nuevo

 

Con mejoras e innovaciones en su sistema de transmisión y rotor, el 412EP (Enhanced Performance) de la FACh está dotado con un sistema de control de vuelo dual automático digital. Esta versión se incorporó al inventario de la institución en marzo del 2009 y actualmente opera en casi todo el territorio nacional con destacadas prestaciones.

Antes de que las aeronaves llegaran a Chile, personal FACh viajó a Forth Worth, Texas, para realizar los cursos respectivos para luego continuar con la capacitación de las tripulaciones en Santiago.

La aeronave cuenta con dos turbinas Prat & Whitney Canada PT6T-3BE de 900 shp cada una; puede transportar hasta 13 pasajeros o 2.000 kilos de carga; alcanza una velocidad máxima de 259 kilometros por hora; tiene un alcance de 745 kilómetros y un techo de servicio de 6.096 metros.

Las aeronaves llegaron a Chile en un esquema gris, y en 2016 comenzaron a ser pintadas en verde opaco. Algunas están equipadas con consolas aerotransportadas BMS COFDM HD Heli-Coder para transferencia de datos e imagen en tiempo real. Y gracias a su capacidad tecnológica de Night Vision Goggles (NVG), las aeronaves pueden realizar misiones nocturnas, entre ellas, de rescate y vigilancia aérea.

Foto 1: Issan Valenzuela. / Foto 2: Paulo Morales. / Foto 3: Nicolás Labrín. / Fotos de 4 a 9: FACh. / Fotos 10 y 11: Alfredo Vera.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje