menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Debido a la Ley de Protección de Cielos

EEUU frena la reparación de los cazas Northrop F-5E/F hondureños por parte de Israel

Caza Northrop F-5F Tiger II, biplaza, de Honduras. Foto: Fuerza Aérea Hondureña

Caza Northrop F-5F Tiger II, biplaza, de Honduras. Foto: Fuerza Aérea Hondureña

21/04/2020 | San Salvador

Alberto López

Estados Unidos habría frenado la reparación de los aviones Northrop F-5E/F Tiger II de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) por parte de Israel, como parte del convenio por más de 200 millones de dólares que el Gobierno israelí suscribió con la nación centroamericana.

Esta sería la segunda vez que Estados Unidos impide que Honduras pueda poner operativos sus cazas F-5E/F, pues, en 2014, se argumentó que el convenio de donación de dicha flota, que data de la década del '80, impide que esas aeronaves sean intervenidas fuera del territorio hondureño por cuestiones de seguridad nacional, al tratarse de material militar producido en Estados Unidos. En aquella oportunidad, la reparación iba a estar a cargo del Gobierno de Taiwán.

En aquel momento se argumentó, aunque no de manera oficial, que la negativa estadounidense también se debía a la posible aprobación de la Ley de Protección de Cielos que suponía, aparentemente, el derribo de aviones por parte de la FAH, bajo la sospecha que transportaban drogas.

Ahora, con la cooperación israelí, también se sospecha que ese sea el motivo de la nueva negativa de los Estados Unidos, ya que en el Congreso Hondureño se estudia la aprobación de la misma normativa. Sin embarlo, la Secretaría de Defensa ha negado que la legislación incluya el derribo de aviones irregulares.

Los F-5E/F fueron suministrados por Estados Unidos ante la escalada armamentista de Nicaragua. Estados Unidos necesitaba un país que impusiera un balance y contrarrestara las operaciones de expansión del comunismo en la región y, ante la posibilidad de que Nicaragua contara con aviones MiG-21, el Congreso estadounidense aprobó el Plan Bonito, que suministró 10 F-5E y dos F-5F, a un costo de 75 millones de dólares, asumidos en el Programa de Asistencia Militar de aquella época.

La nueva negativa estadounidense para remozar la flota aérea de ataque ligero de la FAH, también perjudicó poner a punto al menos cinco Cessna A-37B Dragonfly.

Honduras pretendía repotenciar al menos siete aeronaves de la flota original de F-5 E y F y dos más serían modernizados con la tecnología de la empresa Israel Elbit Systems. Sin embargo, Estados Unidos no objetó la reparación, por parte de Israel, de cuatro helicópteros Bell 412, los cuales fueron retornados a condición de vuelo y modernizados en su totalidad.

De esta manera, Honduras seguirá esperando recuperar su antiguo poderío aéreo militar en la región, mientras El Salvador ostenta hoy en día ese título con la mayor flota de A-37 operativa en la zona, con al menos diez aviones de ese modelo. Con sus F-5E/F Tiger II, Honduras ostentó el poderío aéreo en Centroamérica por, al menos, dos décadas.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje