menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

El futuro de la industria de Defensa de Brasil

Crisis del Covid-19 en Brasil: las consecuencias en la Fuerza Aérea (3)

Primer vuelo del caza Gripen de la FAB. Foto: Saab

Primer vuelo del caza Gripen de la FAB. Foto: Saab

25/04/2020 | Belo Horizonte

Roberto Valadares Caiafa

Viene de 'Crisis del Covid-19 en Brasil: incertidumbre sobre los proyectos de la Armada (2)'

Tercera parte del reportaje especial en el que Infodefensa.com se propone analizar los efectos que la crisis económica, surgida a partir de la pandemia del Covid-19, podría tener sobre el sector de defensa brasileño. En ésta última entrega, se desgrana en qué estado se hallan los diferentes programas de adquisición de material de la Fuerza Aérea de Brasil.

Programas Estratégicos de la Fuerza Aérea Brasileña

 

Al pasar por un proceso de reformulación implementado recientemente, la Fuerza Aérea de Brasil es quizás la institución militar mejor preparada para enfrentar los desafíos de la crisis económica posterior a la pandemia. Esto queda claro en la Guía de Planificación Institucional 2019, que describió escenarios y allanó acciones importantes para que la FAB pueda cumplir sus misiones a pesar de las incertidumbres presupuestarias.  Esta planificación y el tamaño de la Fuerza, la más pequeña en términos de personal, ayuda a lograr los objetivos propuestos por el documento.

Sus principales programas con respecto al uso de equipos de combate son los aviones de transporte multipropósito KC-390 Millennium, actualmente con dos unidades entregadas, y el caza multifunción de cuarta generación F.39 Gripen E/F. Centrados en obtener tecnologías modernas y expandir la capacidad industrial del grupo aeroespacial brasileño, estos dos programas también ofrecen una capacidad militar excepcional, permitiendo que la Fuerza Aérea alcance un nuevo nivel operacional.

Diseñado por Embraer Defence and Security para cumplir con los requisitos establecidos por la FAB, el KC-390 llega al mercado con un enorme potencial de exportación. La primera venta a un cliente internacional (Portugal) demostró la exactitud de las especificaciones y los detalles del proyecto, un programa ajustado realizado con gran profesionalismo por la industria y la Fuerza Aérea. A pesar de estos éxitos, el nuevo avión ciertamente enfrentará problemas presupuestarios en los próximos años.

Prueba de ello es que en la presentación pública realizada en el Senado Federal, los oficiales de la fuerza ya advirtieron sobre la ocurrencia de recortes en los valores destinados a los aviones ordenados en el año fiscal 2019 y 2020. Con la crisis económica, no solo deberían aumentar los recortes, sino que el ritmo de producción y entregas debería revisarse a la baja (LRIP), extendiendo la ventana de finalización de la entrega prevista más allá de 2028.

Gripen F.39

 

Esta situación también amenaza otro programa estratégico de la FAB, la fabricación y entrega de 36 unidades del caza Gripen F.39, actualmente en curso, y la entrega de los armamentos seleccionados para equiparlos. Se sabe que los cansados ​​cazas Northrop F-5EM/FM ya han dado lo que se podría esperar de ellos, tanto en términos estructurales como en el reemplazo de insumos básicos para el mantenimiento del vuelo.

Una solución sería anticipar la entrega, si el fabricante de misiles acepta, del Iris-T ordenado para su uso en el F.39, integrándolos en los cazas F-5EM/FM, algo relativamente simple de hacer en términos de costos. Sin embargo, en un contexto de escasez presupuestaria, esta solución puede no materializarse, dejando a la FAB con muy pocos combatientes y misiles disponibles en un momento de gran incertidumbre en el continente sudamericano.

El F-5EM/FM seguirá siendo la columna vertebral de la defensa aérea durante los próximos siete años y existe un plan para mantener el modelo operativo hasta 2032. Los Gripens solo estarán en pleno funcionamiento  después de 2026, por lo que existe una necesidad urgente de aumentar la disponibilidad de la flota F-5 y la adquisición e integración de misiles capaces de enfrentar amenazas como los combatientes pesados ​​Sukhoi Su-30 venezolanos.

Según los escenarios de empleo militar, citados por fuentes de la Fuerza Aérea, la hipótesis de un conflicto contra Venezuela no esperará a que la flota Gripen se complete y esté completamente operativa en combate. Es decir, es urgente colocar garras y dientes más capaces en los Tigres FAB, ya que enfrentarán cualquier amenaza aérea en el subcontinente durante unos años más.

El esfuerzo industrial establecido por Saab do Brasil en São Bernardo do Campo, con una planta moderna y compacta, también debería sentir el impacto de los recortes, ya que la producción de los aviones debería tener un ritmo más lento de lo previsto inicialmente, extendiendo los plazos.

Hasta la fecha, y en Suecia, los retrasos en el cronograma son de aproximadamente dos años, debido a recortes anteriores, pero el programa está progresando de manera constante, con un avión monoplaza ya en vuelo y los primeros dos biplaza, exclusivos de Brasil, en construcción. Esta versión de dos plazas tendrá un enorme potencial de exportación, dada la creciente demanda de aviones de dos plazas capaces de llevar a cabo misiones de guerra electrónica y suprimir las defensas aéreas enemigas.

Aviación de transporte

 

El retiro del C-130 Hercules se espera que se haga rápidamente. Durante la Operación Covid-19, estos aviones proporcionan su último esfuerzo de transporte determinado por el Ministerio de Defensa, trabajando en conjunto con la flota existente de motores gemelos C-105 Amazonas y el C-95 Bandeirante modernizado. Curiosamente, se anunció el lanzamiento de una nueva opción de diseño brasileño, de una compañía formada principalmente por antiguos ingenieros de Embraer, capaz de reemplazar a los Bandecos; pero la FAB iría en otra dirección, ordenando un nuevo avión desarrollado, al parecer, por Embraer.

No sería sorprendente que la empresa adquiera el referido proyecto y termine su desarrollo, algo lógico en un escenario de escasez presupuestaria. Además, la región de São Paulo recibiría parte del trabajo durante la fabricación de estos aviones, una ventaja importante para mantener el conocimiento y la capacidad productiva de las empresas brasileñas.

Helicópteros

 

Las entregas del H-225M están casi completas, a pesar de los retrasos causados ​​por los recortes presupuestarios anteriores. La flota de Black Hawks, de origen estadounidense, necesita tener armamentos más pesados ​​que las ametralladoras Gatling actuales.

El AH-2 Sabre, una compra que la FAB originalmente no quería, como resultado de las compensaciones de la balanza comercial Brasil-Rusia, está operando en Porto Velho (Rondônia) con una disponibilidad ascendente y descendente en los últimos años.

La FAB también alinea entre sus programas estratégicos la definición de un Enlace de Comunicaciones Digitales BR-2 (capaz de integrar su aeronave con fuerzas terrestres y navales), la implementación de un sistema nacional IFF (identificación de amigo o enemigo), y la industrialización y producción del misil A-Darter, un desarrollo binacional entre Brasil y Sudáfrica. Este último programa no pudo cumplir los pedidos de la FAB, allanando el camino para el misil Iris-T, a pesar de las altas cantidades invertidas por la institución en el desarrollo.

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje