menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

20.000 faros en todo el país

México planea renovar la totalidad de su sistema de señalamiento marítimo para 2025


México planea renovar la totalidad de su sistema de señalamiento marítimo para 2025


25/05/2020 | Ciudad de México

Nelly Segura

La Secretaría de Marina (Semar) de México tiene prevista, para 2025, la transformación de las cerca de 20.000 señales marítimas que existen en el país y que en la actualidad se encuentran vandalizadas, abandonadas, o tecnológicamente obsoletas.

Varias empresas vienen participando en el proceso de renovación que inició en 2017, cuando se actualizó el Cuaderno de Faros, documento que recoge el estatus de las señales marítimas en el Pacífico y Golfo de México y que determinó la urgencia de la actualización del sistema.

Una de las empresas consideradas para este proceso es el fabricante de equipos de iluminación marítima Sealite que, según su representante, Juan Pablo Vallinas, ofrece tecnología eficiente para hacer valer el presupuesto de la Semar.

En diálogo con Infodefensa.com, Vallinas señala que la compañía es proveedor de faros, boyas y balizas para el Gobierno mexicano desde 2005, cuando el asunto estaba bajo la órbita de la Secretaría de Comunicaciones yTransportes.

Al retomar la Semar la responsabilidad de mantener el sistema de señalamiento marítimo, que está costa afuera y costa adentro, el proceso es menos burocrático y más eficiente.  

Además, el empresario afirma que, pese a los recortes presupuestales que han acompañado a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, la Marina ha procurado que la meta se cumpla y que los faros se modernicen, lo que beneficia a todas las actividades marítimas privadas y gubernamentales en el país.

Vallinas también apunta que entre los factores que afectan al señalamiento marítimo se encuentran lo remoto de algunas zonas, la falta de personal, el clima, el vandalismo y el paso del tiempo. Pese a ello, el director de Sealite asegura que “muchas de las capitanías de puerto han hecho maravillas con los pocos recursos que tienen para seguir teniendo el servicio”.

Asimismo, señala que la Subdirección de Señalamiento Marítimo de la Dirección General de Capitanías de Puerto, que es la instancia encargada de los faros, ha hecho “un gran trabajo” pese a los recortes presupuestales en estas áreas.

Ante esto, la compañía ofrece soluciones como la instalación de lámparas compactas y autocontenidas con el panel solar y la batería en una sola unidad, lo que ofrece menor probabilidad de robo de las referencias visuales nocturnas de la navegación.

Su representante explica que con dichas lámparas es posible la iluminación de entre 7 y 10 millas, lo que beneficia todas las actividades marinas, desde el recreo hasta los pescadores ya que favorece la seguridad al navegar.

Faro de Santa Clara

 

Dentro de los proyectos icónicos que ha proporcionado Sealite a la Secretaría de Marina se encuentra la instalación del faro del Golfo de Santa Clara ubicado en una zona remota y aislada en un pueblo del municipio de San Luis Río Colorado, en el noroeste de estado mexicano de Sonora, tras más de 15 años sin servicio en una zona conflictiva debido a la explotación ilegal de la totoaba (corvina blanca), cuya pesca ha propiciado la extinción de la vaquita marina, especie de cetáceo endémica del país.

Vallinas explicó que en este proyecto la compañía se enfrentó al reto de derribar el faro preexistente y construir uno nuevo en 45 días. Y detalló: “Este nuevo faro no ocupa combustible ni gasolina para operar, sólo utiliza energía solar y muy poca energía eléctrica, tiene una lámpara muy compacta y muy potente, lo que permite que el faro sea más pequeño, más eficiente y mucho más barato”.

Además, especificó que en México un faro costero cercano a una ciudad mediana solía tener un costo de entre siete y nueve millones de pesos (entre 280.000 y 360.000 dólares); sin embargo, con el mejoramiento de la tecnología el costo ahora es de 2,9 millones de pesos (116.000 dólares), lo que representa una reducción de casi el 68%.

Más allá del beneficio económico, Vallinas indicó que la estructura de este faro está diseñada para que dure 25 años, mientras que la luz tiene una vida de 100.000 horas, por lo que se prevé que tenga una vida de más de 27 años con un cambio de batería cada 5. La diferencia con la vieja tecnología, que consumía hasta 50 litros de combustible en una sola noche, es notable.

Asimismo, el empresario mexicano afirma que su compañía tiene además la capacidad de proveer boyas con una vida útil de 20 años, con tecnología que permite una limpieza sencilla y amigable con el medioambiente al no dejar residuos de pintura en el mar.

Los productos se fabrican en dos plantas bajo regulación internacional: una ubicada en Melbourne, Australia, y otra en Nuevo Hampshire, en el norte de Estados Unidos.

Vallinas asegura que "la Marina no tiene una empresa favorita" y pronostica que “durante los próximos 5 años seguirá apostando muy fuerte a la actualización”.

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje