menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Adquisiciones a empresas chinas y rusas por dos millones de dólares

La Policía Nacional de Uruguay cancela la compra de armas y vehículos blindados

Pistola OSA con diferentes cartuchos. Foto: WaspGmbH

Pistola OSA con diferentes cartuchos. Foto: WaspGmbH

26/08/2020 | Montevideo

Gabriel Porfilio

El ministro del Interior de Uruguay, Jorge Larrañaga, informó a medios locales que su cartera ha cancelado tres compras para la Policía Nacional, por más de dos millones de dólares, por considerarlas inconvenientes para el país, en especial, ante la situación económica y financieras como consecuencia de pandemia del Covid-19.

En un informe publicado por el diario local El Observador, se destaca que la primera de las tres compras canceladas consistía en la adquisición de 1.000 pistolas de cuatro tiros PB-4 OSA, con posibilidad de diversos tipos de munición no letal e iluminante, por valor de 1,08 millones de dolares, transacción que se había realizado en forma directa y sin licitación por la anterior administración.

La compra, realizada a la firma rusa Rosoboronexport, se hizo con cotización FOB, encargándose Uruguay de la recogida del material en origen y su posterior traslado al país. Sin embargo, desde el periodo de compra hasta el momento en que se suponía que el material iba a estar listo, los costos de flete se incrementaron de los 20.000 dólares originales hasta más de 300.000, lo que motivó que la compra fuese cancelada.

Otra razón que llevó al desisitimiento es la creencia del nuevo equipo ministerial de que esta adquisición no sería de utilidad para la fuerza policial. En Uruguay el uso de pistolas eléctricas tasers no está autorizado legalmente para la Policía por ser considerado peligroso para la integridad de las personas, aunque es utilizado por múltiples fuerzas policiales del mundo, particularmente Estados Unidos, con gran éxito.

La segunda compra cancelada fue la de 150 fusiles de asalto chinos -fabricados por Norinco- modelo CQ type A, una copia de la carabina norteamericana M4A1, por un total de 362.100 dólares. Aquí también el Gobierno uruguayo era el encargado de su traslado, pero los elevados costos de flete (450.000 dólares) e inconvenientes para coordinar la entrega entre Norinco y el transportista provocaron que la adquisición fuera suspendida. 

Finalmente, también fue cancelada la compra de seis camionetas chinas blindadas Chery, modelo Tiggo, por valor de 201.000 dólares. Sin embargo, la empresa no pudo cumplir con los plazos y, luego de varias extensiones, se decidió cancelar la compra.

Durante las pasadas administraciones se realizaron múltiples compras de material, incluyendo fusiles, blindados y otro equipo cuasimilitar, en forma directa, bajo carátula secreta y sin ningún tipo de licitación, lo que generó grandes cuestionamientos por parte de la -en ese entonces- oposición, hoy Gobierno.

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje