menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Ejercicio Operacional Tápio 2020

La Infantería de la Fuerza Aérea de Brasil, experta en defensa antiaérea y operativos de rescate

Ejercicio Operacional Tápio 2020. Fotos: Roberto Caiafa

Ejercicio Operacional Tápio 2020. Fotos: Roberto Caiafa

31/08/2020 | Campo Grande, MS

Roberto Valadares Caiafa

El Ejercicio Operacional Tápio, además de adiestrar en combate a los aviones de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), entrena a su Infantería en defensa de las bases aéreas contra amenazas externas, búsqueda y rescate (C-SAR) de aviadores derribados en territorio enemigo y misiones especiales contra objetivos enemigos de alto valor.

En las misiones de guardia y seguridad de las bases aéreas la Infantería de la FAB opera a través de los Batallones de Infantería (Binfa) o de la Policía de la Fuerza Aérea (PA), armada con el fusil  HK-33 y pistolas Taurus de 9 mm de fabricación nacional. Los militares están protegidos en estas acciones por chalecos y cascos balísticos con nivel de protección Stanag IIA y Stanag III.

Los especialistas en Guardia y Seguridad pasan dos años en formación en la Escuela de Especialistas Aeronáuticos (EEAR), ubicada en Guaratinguetá (SP).

Para-Sar

 

Por su parte, el Escuadrón de Rescate (Para-Sar) es el responsable las misiones C-SAR. Esta tropa está entrenada en infiltraciones y aéreas, rescate en combate, demolición con explosivos, entre otras capacidades.

El escuadrón tiene opera desde la Base Aérea de Campo Grande (Mato Grosso do Sul) y es comandada por un coronel de infantería. La unidad carece de aviones y helicópteros, por lo que depende de otros escuadrones para transportarse a los sitios donde debe actuar.

Hoy en día, la capacitación operativa del personal se lleva a cabo a través de cursos impartidos por el propio Para-Sar  y cubre los niveles de operación en Operaciones Especiales y Búsqueda y Rescate.

Los miembros del Para-sar pueden realizar, como progresión profesional, el Curso de Comando de la Fuerza Aérea (CCFA), que se lleva adelante cada dos años.

El CCFA, que tiene como objetivo capacitar a los militares para la realización de actividades de operaciones especiales, tiene una duración de 13 semanas y viaja por los más variados entornos operativos del país: selva, mar, montaña, humedal, área urbana y rural, entre otros.

Este curso de especialización también está abierto a otras Fuerzas Armadas, Policías Militares y Federales y Brigadas de Bomberos.

Técnicas Aeroterrestres

 

En el Curso de Técnicas Aeroterrestres, que implica los procedimientos inherentes a las funciones del maestro de salto, se instruye en la inspección de aeronaves, plegado y preparación de saltos semiautomáticos y en las habilidades necesarias para calcular y lanzar un equipo de paracaidistas sin un punto materializado sobre el terreno. 

La extensa formación del Para-Sar se complementa con los cursos de salto libre militar, que habilita a los paracaidistas a realizar saltos libres operativos –a gran o pequeña altitud- equipados con mochila y armamento.  

Entre las asignaturas de este curso, se enseña la lectura de documentos meteorológicos, técnicas de trabajo relativas del dosel, precisión en el objetivo, técnicas avanzadas de navegación y técnicas de caída libre.

Defensa antiaérea

 

La Brigada de Defensa Antiaérea está compuesta por tres grupos ubicados en Canoas, Manaos y Anápolis. Esta tropa está entrenada para prevenir, desde tierra, posibles ataques por aviones y dispositivos aeroespaciales en puntos estratégicos del país, utilizando misiles rusos manpads, el SA-18 o IGLA-S, guiados por el calor y con un alcance de hasta seis kilómetros.

El entrenamiento para esta tropa consiste en un intenso programa de instrucciones, que cubre la práctica semanal en los simuladores de misiles antiaéreos IGLA-S, el lanzamiento de municiones de entrenamiento inerte y el reconocimiento visual de aviones civiles y militares.

El lanzamiento de misiles reales se realiza en el entrenamiento conjunto con el Ejército, que opera el mismo tipo de misil en los grupos de artillería antiaérea (GAC) y el mismo tipo de radar de baja altura, el Saber M60, fabricado por Bradar, una subsidiaria de Embraer.  Este radar puede gestionar hasta 40 objetivos en un radio de 60 km a una altitud de hasta 5.000 metros.

 

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje