menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Entrevista Infodefensa

Almte. I. Barbosa (Marina de Brasil): "Queremos una Base Industrial de Defensa nacional activa" (2)

El Comandante da Marinha do Brasil, almirante Ilques Barbosa Junior. Foto: Roberto Caiafa

El Comandante da Marinha do Brasil, almirante Ilques Barbosa Junior. Foto: Roberto Caiafa

30/09/2020 | Rio de Janeiro, RJ

Roberto Valadares Caiafa

En la segunda parte de la entrevista de Infodefensa.com con el comandante de la Marina de Brasil, almirante Ilques Barbosa Junior, continuamos desgranando los principales temas que se incluyen en el recientemente publicado Programa Estratégico de la Marinha do Brasil (PEM 2040).

En esta nueva entrega abordaremos la construcción naval militar, la ciberdefensa de los nuevos medios, vehículos submarinos operados a distancia, entre otras nuevas tecnologías.

¿Cómo aborda el Sistema de Gestión de la Amazonía Azul (Sisgaaz) el combate en el mar y la defensa de los intereses marítimos en el PEM 2040?

El combate en el mar y junto al mar es una definición académica que se ocupa de la protección de un espacio marítimo, sin olvidar que la interrupción del flujo de la libre navegación y comunicación en los océanos tendrá consecuencias en otras regiones donde inevitablemente habrá racionamiento y dificultades. La dualidad de Sisgaaz resulta de cuatro aspectos, y el ambiental es uno de ellos. El segundo aspecto es el económico. Nuestro sistema de vías navegables marítimas portuarias continúa funcionando durante la pandemia, trayendo energía, aportando insumos, exportando nuestra agroindustria, manteniendo el flujo de nuestra economía. El tercer aspecto es la ciencia y la tecnología, de las que dependemos para entender nuestro mar.

¿Y el cuarto?

El cuarto es la soberanía. En el llamado Mar Territorial, a cinco kilómetros de distancia, todo lo que está arriba, adentro y abajo es suyo. Doce millas más adelante está la zona contigua (24 millas), ya hay un declive de derechos pero todavía hay deberes. En la Zona Económica Exclusiva (200 millas), ya existen consideraciones legales mucho más complejas, pero en cualquier caso un estado ribereño tiene jurisdicción sobre estas aguas de alguna manera, incluida la Plataforma Continental Extendida, que va un poco más allá. En el Atlántico Sur, las potencias navales de bajo calado no navegan, al contrario, navegan en sus aguas potencias marítimas con capacidades nucleares, económicas y científicas reconocidas por consolidarse. Se trata de desafíos de esta magnitud, de la envergadura de Brasil, que muestran la dualidad del Sisgaaz y sus cuatro vertientes, contemplando los dos paradigmas mencionados, el combate en el mar y la defensa de los intereses marítimos.

¿En qué situación se encuentra el Programa Aeródromo de Buques (Pronae)?

Este es un gran desafío tecnológico y devolveré la pregunta con otra pregunta: ¿Cuál es el futuro de la aviación de combate? ¿Es un dron con inteligencia artificial? ¿Será un piloto en un avión como lo vemos hoy o una mezcla de ambos, un tripulante al mando de un enjambre de drones? Esta nave debe tener una capacidad de defensa monumental, en tres dimensiones. Tendrá que defenderse de sistemas satelitales y armas espaciales, misiles hipersónicos y armas de energía láser, entre otras nuevas amenazas. Por lo tanto, su sistema defensivo debe ser sólido. No imagino un empleo estratégico que apoye esta decisión, en este momento, para la Marinha do Brasil.

¿Qué opciones hay en un barco de contar con un aeródromo más pequeño?

Aviones de despegue vertical. El portahelicópteros Atlantic Multi-Purpose Helicopter Carrier tiene esta capacidad. Se preparó un lugar (punto de aterrizaje y despegue) cuando el barco todavía era propiedad de los británicos. Por tanto, si el V-22 Osprey llegara a Brasil, por ejemplo, operaría en el Atlántico sin mayores problemas. Al mismo tiempo, el desafío de los misiles lanzados desde tierra o las aeronaves terrestres, con un alcance de 400 km o más, solo complica la situación. Los drones no tienen una carga útil que permita cargas explosivas capaces de hundir un barco, pero puede, por ejemplo, llevar un radar específico y así ver cientos de kilómetros más allá, algo muy necesario para quienes no tienen satélites. Por lo tanto, de ser necesario, el A-140 podrá operar tanto drones como aeronaves pilotadas con despegue vertical, todo en profunda armonía con la Fuerza Aérea Brasileña por su experiencia en este tipo de sistemas, en la operación de satélites y en el funcionamiento del cuatrimotor P-3AM. Este conjunto de defensas superpuestas fortalecen la posición de Brasil en su conjunto. Por tanto, las tres opciones quedan en la agenda, el momento es esperar, estudiar y comprobar qué caminos seguir.

¿Qué pasos se deben tomar para crear el Escuadrón de Ciberdefensa?

La ciberdefensa es una misión primordial del Ejército Brasileño y nuestra interacción con ellos para establecer capacidades y doctrinas ha sido fundamental. La Marinha creó recientemente el Comando de Operaciones Especiales Navales y entre estas misiones de amplio espectro se encuentra la guerra cibernética. El Escuadrón de Ciberdefensa es embrionario en Operaciones Especiales, a pesar de la mayor visibilidad de armas y otros medios empleados por ellos. Es un área de excelencia dinámica, en constante cambio, y a través de ejercicios e intercambios con el Ejército hemos ido ampliando estas capacidades. Aún no tenemos fecha para aprobar la creación de la unidad, pero está sucediendo.

 ¿Los vehículos submarinos pilotados a distancia entran en la ecuación de minas y contraminas?

La caza de minas está en nuestra agenda. Senai-Cecotec y USP desarrollan drones submarinos que son relevantes para estas actividades. Los barcos actuales que llevan a cabo tareas de guerra de minas y contraminas tienen altos costos de adquisición y si queremos una Base Industrial de Defensa nacional activa, tenemos que trabajar en ello. Así que estamos estudiando esta parte de los drones submarinos con estas dos instituciones académicas. Los desarrollos locales tienden a ser menos costosos, a pesar de un plazo de entrega más largo, pero sabemos que los resultados funcionales pueden ser tan buenos como comprar algo listo desde afuera. Por eso hemos hecho reiterados comentarios negativos a los fabricantes que han presentado propuestas de dragaminas y drones submarinos, cuyo coste es muy elevado y corremos el riesgo de adquirir algo solo para descubrir que estamos desfasados ​​de nuevo poco tiempo después. Vamos a trabajar en esto con la industria y el entorno académico nacional, tomará más tiempo y en ocasiones estamos temporalmente sin tripulación, pero la entrega de capacidades con pleno control de la Armada compensa en gran medida estas dificultades.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje