menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

El 94,3% será destinado a gastos corrientes

Perú aprueba el presupuesto de Defensa para 2021

Buque multipropósito BAP Pisco. Foto: MGP

Buque multipropósito BAP Pisco. Foto: MGP

04/01/2021 | Lima

Peter Watson

El Ministerio de Defensa del Perú ha aprobado su presupuesto de apertura para el ejercicio fiscal 2021, que ascende a 7.052.511.353 soles, equivalente a 1.949 millones de dólares, al tipo de cambio vigente.

De la suma aprobada, se asignaron 6.650.161.750 soles (1.837 millones de dólares), un 94,3% de la totalidad del presupuesto, para solventar los gastos corrientes del sector para el ejercicio fiscal.

Para gastos de capital se destinaron 197.499.962 soles (54,57 millones de dólares), es decir, un 2,8 %. Para pagos de deuda se asignaron 204.849.641 soles, (56,54 millones de dólares), un 2,91 % del total de la partida presupuestal para 2021.

Ejército

 

Dentro de los proyectos que administra el Ministerio de Defensa, el sector asignó 416.576 soles (115.000 dólares) para el desarrollo de centros de monitoreo de emergencias y desastres; para el Ejército del Perú se dispone de más de 32 millones de soles (8,84 millones) para el mantenimiento de armamento, material y equipos; 5,8 millones de soles (1,6 millones) para operaciones de reducción de la minería ilegal; continúa el apoyo al equipamiento de las bases contraterroristas y también para el mejoramiento de los puestos de comando de los batallones de selva ubicados cerca de la frontera con Colombia.

Para el proyecto Salkantay, la compra de helicópteros Mi-171SH-P para la Aviación del Ejército, se han asignado 9,5 millones de soles (2,62 millones de dólares); para la Escuela de Aviación del Ejército, ubicada en la región Moquegua, se comprará un helicóptero de entrenamiento, a un costo proyectado de 7,52 millones de soles (2,08 millones); mientras que para operaciones de desminado humanitario se dispone de una partida de 3,05 millones de soles (840.000 dólares).

Marina de Guerra

 

 En el presupuesto de la Marina de Guerra del Perú, se destinaron 9,05 millones de soles (2,5 millones de dólares) para la reducción de la minería ilegal; 10,95 millones de soles (3,02 millones) para el mejoramiento de la base de infantería en Ancón, a 45 kilómetros al norte de Lima; 2,14 millones de soles (590.000 dólares) para la instalación de un sistema de vigilancia entre la costa y la milla 50 del dominio marítimo peruano; y 6,68 millones de soles (1,84 millones) para el proyecto de construcción y ensamblaje de patrulleras y lanchas de interdicción marítima.

Asimismo, se dispusieron 78,2 millones de soles (21,59 millones de dólares) para la recuperación de la capacidad submarina; cinco millones de soles (1,38 millones) para el mejoramiento de la capacidad operativa de la fuerza de superficie; para operaciones de ciberdefensa un monto de 1,8 millones de soles (500.000 dólares); 4,28 millones de soles (1,18 millones) para la adquisición de un sensor infrarrojo pasivo para su uso en el Vraem; y 94,92 millones de soles (26,21 millones) para el mantenimiento de la capacidad operativa, entre otros.

Cabe indicar que para proyectos de investigación y desarrollo en la Marina se ha asignado una partida presupuestal muy reducida. La Marina es el instituto armado que más predilección tiene hacia los proyectos de investigación y desarrollo tecnológico.

Fuerza Aérea

 

En la Fuerza Aérea del Perú se han asignado 9,46 millones de soles (2,61 millones de dólares) para el proyecto de recuperación de la capacidad de movilidad aérea con aeronaves de transporte de mediano alcance y mediana capacidad. De no asignarse una partida suplementaria, el presupuesto asignado implica que en 2021 no se comprarán más aviones de transporte militar Leonardo C-27J Spartan. La opción viable, acorde al presupuesto, sería la compra de aviones de transporte de segunda mano.

Para el mantenimiento de la capacidad operativa en la FAP se inicia el año con 158,32 millones de soles (43,72 millones de dólares) y 4,12 millones de soles (1,14 millones) para el mantenimiento de la capacidad operativa en el capo de la telemática. 

Finalmente, anotar que para ser 2021 un año de recuperación económica (la mayor parte de dicha recuperación, producto del rebote estadístico desde un 2020 desastroso), el presupuesto del sector Defensa no ha sufrido grandes embates, priorizándose el mantenimiento de capacidades operativas sobre grandes adquisiciones.

A mediados del año que viene, año del bicentenario del Perú como república independiente, termina además la accidentada administración estatal que inició funciones en 2016 y que se caracterizó por paralizar varios sectores de la administración pública, incluyendo a la seguridad y defensa, así como, por incrementar significativamente el gasto corriente y la deuda pública. 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje