menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Primera gran emergencia forestal en la Región de Valparaíso

Defensa destaca la labor de las FFAA de Chile en el combate de incendios

Funcionarios de las tres ramas de las FFAA participaron en el acto de reconocimiento. Foto: FACh

Funcionarios de las tres ramas de las FFAA participaron en el acto de reconocimiento. Foto: FACh

21/01/2021 | Santiago

Óscar E. Aránguiz

El ministro subrogante de Defensa Nacional de Chile, Cristián De la Maza, se trasladó ayer hasta la base aeronaval Concón junto al subjefe del Estado Mayor Conjunto, general de aviación Jean Pierre Desgroux, para agradecer a los efectivos de las Fuerzas Armadas por su destacada labor en el combate a los incendios que afectaron la semana pasada a las comunas de Quilpué y Valparaíso.

Según el Ministerio de Defensa, el despliegue de casi 200 efectivos de la Armada y del Ejército, más el apoyo de la Fuerza Aérea de Chile (FACh) fue relevante para superar la emergencia que quemó 4.200 hectáreas de pastizal, matorral, eucaliptus y arbolado nativo en las comunas de Quilpué y Valparaíso, dejando once personas damnificadas, seis viviendas destruidas y la evacuación preventiva de miles de familias.

El subsecretario De la Maza expresó que: "A nombre del Gobierno de Chile, del presidente de la República y del Ministerio de Defensa Nacional les transmito el agradecimiento y reconocimiento a todos los miembros de las Fuerzas Armadas que colaboraron en la contención y mitigación de los daños producidos en el reciente incendio en Quilpué”, dijo la autoridad de Defensa quien estuvo acompañado en la actividad por el comandante en jefe de la Primera Zona Naval de la Armada de Chile, contraalmirante Ramiro Navajas, y por el comandante del Regimiento N° 2 Maipo de Ejército de Chile, coronel Arturo Gallardo.

De la Maza señaló que “emos sido testigos del valor de quienes participaron en combatir las llamas y auxiliar a la comunidad, sumado al apoyo de aeronaves, vehículos terrestres y equipos de sanidad. Esta es una de las tantas misiones que la Defensa ejecuta en contribución a la seguridad de nuestros compatriotas durante todo tiempo, integrados al Sistema Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres”.

Disponibilidad de capacidades


El ministro subrogante detalló que durante esta temporada estival, el Ejército mantendrá en alistamiento a más de 1.000 soldados en 56 brigadas contra incendio, y la Armada aportará con otros 126 efectivos en seis brigadas. Adicionalmente, se contará con seis helicópteros provenientes de las tres instituciones, con sistemas Bambi Bucket de SEI Industries para el ataque a focos de incendios.

También se contempla una serie de capacidades de transporte aéreo y terrestre, logística, exploración con sensores remotos día y noche, sistemas de comunicaciones, predicción atmosférica y otros que se integran y apoyan a las organizaciones del Estado para prevenir, contener y mitigar efectos con el Plan Nacional de Prevención y Combate de Incendios Forestales.

El despliegue del Ejército y la Armada

 

El comandante en jefe de la Primera Zona Naval, contraalmirante Ramiro Navajas, detalló que "durante las noches voló un avión de exploración aeromarítima, con el cual nosotros resguardamos nuestra Zona Económica Exclusiva, tiene una gran tecnología incorporada con uso dual, porque permite detectar los puntos calientes, y esa información entregársela al personal de Conaf (Corporación Nacional Forestal) que posteriormente planifican la estrategia de apagar el incendio”.

Agregó que “durante la emergencia participaron las brigadas forestales de la Armada y del Ejercito, más personal de Infantería de Marina y personal naval, brindado apoyo humanitario, donde se evacuó a una gran cantidad de familias que estaban amenazadas por las llamas. También se montó una carpa, una enfermería de campaña donde se atendió a personas que llegaron con dificultades respiratorias por el humo”.

La base aeronaval contribuyó en el tren logístico aéreo, ya que todos los aviones dromedarios que estaban atacando el incendio aterrizaban en ella para cargar combustible y agua. Desde aquí también operó el avión Airbus C295 Persuader del Escuadrón de Exploración Aeromarítima VP-1 de la Aviación Naval.

En tanto el Ejército informó que mantiene más de 100 unidades de manera permanente disponibles para el apoyo constante a la comunidad, ante diversas situaciones de emergencias tanto naturales como aquellas de origen antrópico (causados por el hombre), las que canaliza a través del denominado Plan Puelche III, en Unidades Fundamentales de Ayuda a la Comunidad (Ufacs), Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (Brifes), Patrullas de Auxilio y Rescate Militar (Parmes), Puestos de Atención Médico (Pames) y un Hospital Modular de Campaña (Hmce).

Con las Brifes el Ejército capacita todos los años tanto a su personal de planta, oficiales y suboficiales, como a los soldados conscriptos, en dos épocas del año: durante el primer y segundo semestre, siendo este último periodo el que concentra el mayor número de cursos por parte de integrantes de la Conaf, quienes imparten actividades teóricas como prácticas, en cuanto al comportamiento del fuego, silvicultura preventiva, organización,  seguridad en el combate de incendios forestales, sistema de comando de incidentes y el ataque inicial. Lo anterior inserto en Plan Nacional de Protección Contra los Incendios Forestales y con el área de misión institucional de Emergencia Nacional y Protección Civil.

Cabe señalar que en el caso del incendio de la Reserva Nacional Lago Peñuelas, la Brigada de Aviación Ejército (Bave) empleó un helicóptero Airbus H125 con un Bambi Bicket de 1.000 litros de capacidad, lanzando en dos días de operaciones 44.000 litros de agua.

La experiencia de la FACh


La Fuerza Aérea ha contribuido en las últimas temporadas estivales con sus helicópteros y tripulaciones, entre otras acciones, en el combate de incendios forestales que han afectado a diferentes sectores en las regiones de Valparaíso, Maule y La Araucanía, entre otras, además de trasladar a cientos de brigadistas a diferentes regiones del país, de norte a sur, en sus aeronaves de transporte pesado como son los aviones Boeing 767-300ER, KC-135E Stratotanker737-200 y 300, Lockheed Martin C-130 y KC-130R Hercules, y helicópteros Sikorsky MH-60M Black Hawk.

En el caso de los últimos incendios, la institución disponibilizó a la tripulación de un Bell 412EP del Grupo de Aviación N° 9 con un Bambi Backet de 1.200 litros, acompañados por Comandos Parasar. Durante los dos días de operaciones, se realizaron 94 descargas, equivalentes a 112.800 litros de agua en un periodo de 17 horas de labores.

La aeronave puede cargar desde cualquier tipo de fuente de agua como lagos, ríos o piscinas. Asimismo, pilotos y tripulantes se entrenaron a fines del año pasado en la Región de La Araucanía, con el objetivo de servir como herramienta operativa, tanto a Conaf como a la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) del Ministerio del Interior y Seguridad Pública. Además los pilotos de material Bell 412 participaron de un programa de entrenamiento de capacidades para el Combate de Incendios Forestales (CIF) en la ciudad de Sevilla, España.

También es importante señalar que todas las imágenes del minuto a minuto del estado de los focos de incendios, captadas por medios aéreos y sensores de la Fuerza Aérea, son subidas a una plataforma digital implementada por el Servicio Aerofotogramétrico (SAF), siendo compartidas online y en tiempo real con la Conaf para optimizar el proceso de toma decisiones.

Fotos 1, 2, 4 y 6: Ministerio de Defensa Nacional. / Fotos 3 y 5: Armada de Chile. / Fotos 7 y 8: Fuerza Aérea de Chile.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje