menú responsive
AMÉRICA | Personas
-/5 | 0 votos

Entrevista Infodefensa.com

A. Mendez (Navantia): "Ofrecemos un producto probado, con las tecnologías más recientes y adaptable a cada Marina"

El director comercial de Defensa y Seguridad internacional de Navantia, Abel Méndez. Foto: Navantia

El director comercial de Defensa y Seguridad internacional de Navantia, Abel Méndez. Foto: Navantia

25/03/2021 | Madrid

Gastón Trelles

Navantia es sinónimo de mar, tanto en España como al otro lado del Atlántico. Justamente es en aquella orilla, en Latinoamérica, donde esta empresa, con más de tres siglos de historia, percibe un renovado interés por proyectos de construcción naval. Así lo ha expresado a Infodefensa.com el director comercial de Defensa y Seguridad Internacional de Navantia, Abel Méndez.

En una entrevista exclusiva con este medio, Méndez resalta el atractivo que suponen, actualmente, los buques multifunción para los países de la región. En es segmento, Navantina ofrece su línea Avante, probada tanto en España, con los BAM para la Armada Española, como en el exterior, con los buques clase Guaicamacuto y Guaiquerí entregados a Venzuela.

En la actualidad, el astillero español está construyendo este tipo de navíos para Arabia Saudí y Marruecos, mientras vislumbra oportunidades con la Marina de Guerra del Perú y la Prefectura Naval Argentina

¿Cómo analiza al mercado naval en América Latina? 

Empezamos a percibir un interés renovado por parte del mercado latinoamericano en los últimos meses y en varios tipos de buque: OPV de distinto porte, pero también LPD, fragatas ligeras e incluso submarinos. También se aprecia interés en soluciones de buques multifunción o multirol tanto en el área de combate como en buques auxiliares y logísticos tipo AOR con ciertas capacidades de transporte de vehículos, contenedores y capacidad hospital. Esto no es una peculiaridad de un país en concreto, sino que es manifiesto en varios países de América Latina, y también en países europeos y asiáticos. La flexibilidad en las capacidades es un valor en alza. Algunos de los proyectos en América latina ya han dado los primeros pasos, como es el caso de Chile quien ha adjudicado recientemente un contrato para la elaboración del diseño del futuro buque de asalto anfibio y transporte naval (LPD) del que podrían construirse varias unidades, y existen necesidades a corto plazo en países como Perú, México y Argentina en relación a OPVs, así como a medio plazo en fragatas ligeras y multifunción tanto en Perú como en Colombia, y buques de apoyo logísticos multifunción en México. Además, en el horizonte se divisan nuevas fragatas en Chile, México y Argentina, las cuales podrían iniciar la construcción en una década, encontrándose actualmente en etapas exploratorias y de definición de requisitos de alto nivel. También se pone de manifiesto, en el largo plazo, necesidades de renovar la flota de submarinos tanto en Chile como Argentina. En definitiva, es evidente, y a pesar de la pandemia, que el sector ha adquirido otra velocidad en los últimos meses, y estamos ilusionados con los planes de nuevas adquisiciones, modernizaciones y servicios digitales que podemos aportar atendiendo a distintas necesidades.

¿En qué sector en concreto considera que hay mayores oportunidades? 

Claramente el sector de las modernizaciones es el que presenta oportunidades más inmediatas. Estamos colaborando actualmente con algunos países en Latinoamérica con necesidades de modernizar buques existentes, principalmente el paquete propulsivo y el área de sistema de combate, comunicaciones y control integrado de plataforma. En estas áreas Navantia puede ofrecer un servicio muy eficaz, dado que disponemos de fábrica de motores bajo licencia de las primeras marcas y una fábrica muy completa de mecanizados donde también se construyen reductoras de engranajes y líneas de ejes. Además, la división de Sistemas de Navantia comercializa productos propios que se benefician de la experiencia adquirida en los buques construidos e incluyen la fabricación y modernización de artillería naval de diversos modelos, entre ellos cañones de 76” (p.e. OM 76SR), 35” (p.e. Millenium), así como actualización de artillería de distintos modelos. En el ámbito de Sistemas destacan el sistema de combate Catiz, direcciones de tiro Dorna en sus versiones electro-óptica y radárica, sistema de integrado de control de plataforma, sistema integrado de control de comunicaciones Hermsys, sistemas de puente integrado Minerva, así como una variedad de productos en el ámbito digital y tecnologías 4.0, incluyendo la posibilidad de un gemelo digital, adiestramiento y mantenimientos inteligentes. Navantia dispone también de soluciones para el ejército de tierra como el sistema de defensa antiaérea SKYDOR, y vigilancia de fronteras y costas, sistemas de observador avanzado SERT en vehículos blindados para exploración y adquisición de blancos, soluciones de mando y control, vehículos submarinos y embarcaciones autónomas.

¿Y en relación a los servicios digitales?

El catálogo de servicios digitales es de utilidad no solo para los usuarios finales, sino también para los astilleros. Está basado en tecnologías 4.0 y comprende cuatro áreas: astillero inteligente, buque inteligente, mantenimiento inteligente y base naval inteligente. En el desarrollo de estos productos se emplean 14 tecnologías de última generación que incluyen la inteligencia artificial, la robótica, vehículos autónomos, drones, impresión aditiva, realidad aumentada, etc, y que permiten la implementación de productos digitales tanto en nuevas construcciones como en buques existentes e instalaciones terrestres. El campo de las nuevas construcciones es el de mayor interés y motivación tanto para el cliente como para el diseñador y constructor, si bien está caracterizado por una fuerte inversión y plazos de gestación largos que, cuando se consolidan, requieren de soluciones probadas y bajo riesgo. En este sentido, Navantia destaca por un amplio catálogo de productos probados por la Armada Española y otras marinas, y también por su buena disposición a compartir el conocimiento y cumplir compromisos con la industria local.

Varios países de la región pretenden adquirir embarcaciones para vigilar sus espacios marítimos. ¿Qué puede ofrecerles Navantia? 

Las misiones de vigilancia en las aguas territoriales y zona económica exclusiva plantean retos que pueden resolverse con soluciones diseño de Navantia. Así, por ejemplo, disponer de sistemas de comunicaciones ciberseguros y eficaces, servicios de integración de datos de control en puesto de mando único, o la posibilidad de desplegar unidades tanto aéreas como navales ya sean tripuladas o remotamente operadas integradas bajo un mismo mando de operaciones. Todos estos servicios y sistemas pueden ser adaptados por Navantia a las necesidades particulares de cada país. Obviamente uno de los elementos esenciales para cubrir este tipo de misiones son los buques patrulleros conocidos como OPV. Dentro de este sector, Navantia posee una amplia experiencia, habiendo entregado 14 unidades de entre 1.600 t y 3.000 t incluyendo OPV de la clase Guaicamacuto y Guaiquerí para Venezuela, y los BAM para la Armada Española. Estas unidades se enmarcan dentro de la denominada Familia Avante, que cubre el rango de desplazamiento desde las 500 a las cerca de 3000 t. Los OPV son una de las soluciones navales más demandadas actualmente a nivel internacional y también es así en América Latina. Este tipo de embarcaciones se suministran en distintas configuraciones, desde las más ligeras con un armamento sencillo y capacidades orientadas fundamentalmente a tareas de vigilancia de la zona económica exclusiva de cada país, prevención de la pesca ilegal, narcotráfico e inmigración ilegal, apoyo en tareas humanitarias, hasta unidades de más porte con capacidades ofensivas instaladas o preparadas para futuro crecimiento, que las acercan más a las capacidades de una corbeta.

¿Cuántos OPV están construyendo actualmente?

En la actualidad Navantia construye cinco unidades del modelo Avante 2200 en los astilleros de Navantia en San Fernando para la Marina Saudí, y una unidad del modelo Avante 1800 para la Marina Real de Marruecos. Navantia dispone de un producto probado que incorpora las tecnologías más recientes, con un alto grado de aceptación a nivel internacional y muy flexible en términos de poder ser adaptado a las necesidades específicas de cada marina. Este rango de OPV, 1800-2200 t es apropiado para varios proyectos en América Latina, y pueden beneficiarse de sinergias con las construcciones actuales de varias formas: dado que la ingeniería se encuentra disponible pueden ofrecerse plazos de construcción más cortos, así como precios competitivos gracias al efecto serie, lecciones aprendidas y economías de escala. Estas construcciones representan también una oportunidad única de formación y consolidación de habilidades profesionales para los astilleros locales en el caso de proyectos con transferencia de tecnología, dado que actualmente se dispone de hasta seis unidades en distintas fases de construcción, desde las muy iniciales hasta la de pruebas y preparación para entrega, permitiendo visualizar el ciclo completo en un solo lugar. Adicionalmente, es muy importante mencionar una serie de servicios adicionales que pueden acompañar la adquisición y puesta en operación de estos buques y que suponen una gran diferencia en cuanto al desarrollo de las misiones asignadas. Así, por ejemplo, los servicios de formación y utilización de simuladores para el adiestramiento de las tripulaciones y los servicios asociados al mantenimiento inteligente de los buques durante su ciclo de vida.

¿Qué distingue a Navantia de sus competidores? 

Navantia es una empresa 100% pública española, que cuenta con el apoyo de la Armada Española. Desde ese punto de vista, ofrece una serie de garantías en cuanto a cumplimiento de compromisos, estabilidad, trasparencia y ética profesional del más alto nivel. Todos los productos de Navantia se basan en un diseño realizado primero para la Armada Española, adaptado posteriormente a las necesidades de cada cliente. Este diseño base se plantea con un alto grado de integración de equipos de trabajo de la marina, que aportan la experiencia operativa, y de los técnicos de Navantia que realizan la construcción y el mantenimiento de los barcos, retroalimentando el diseño con aquellas soluciones que dan mejores resultados tanto desde el punto de vista de producción como de sostenimiento. Esta circunstancia reduce enormemente los riesgos del proyecto y marca una línea divisoria fundamental entre Navantia y aquellas empresas exclusivamente de diseño naval. En este sentido, cabe también subrayar la capacidad de Navantia de suministrar la plataforma y sus sistemas de manera integral, siendo Navantia no solo diseñador y constructor de buques de última tecnología, sino también desarrollador, fabricante y suministrador de todos los sistemas del buque, así como de los componentes más importantes, como ya se ha mencionado. La capacidad de construcción de motores y reductoras bajo licencia, así como de todos los sistemas de abordo, reduce riesgos del proyecto desde la perspectiva de un proveedor único. Por otra parte, la tradición de Navantia, con más de 300 años de existencia como empresa dedicada a la industria de Defensa naval, y los estándares de calidad, seguridad, ergonomía, diseño ecológico, durabilidad y uso de nuevas tecnologías en sus productos, engloba a Navantia en un grupo suministradores más exclusivo, en contraposición a competidores menos experimentados, o con origen en el mercado bajo coste.

¿Están dispuestos a trabajar conjuntamente con los astilleros locales? 

La relación que Navantia pretende establecer con los países de América Latina va más allá de una oportunidad puntual, sino una asociación a nivel de país estable en el largo plazo. Así por ejemplo estamos abiertos a colaborar con astilleros e industria local en el desarrollo de sus capacidades, compartiendo y transfiriendo conocimientos tecnológicos. Son cada vez más los países con la ambición de consolidar o adquirir capacidades de la construcción y mantenimiento naval. Navantia tiene experiencia en este campo: habiendo sido receptor de tecnología en el pasado, ahora se encuentra en posición de exportarla, lo que se ha realizado con éxito en países como Australia, Noruega, Arabia Saudí, Turquía e India. Como ejemplo de apertura en la colaboración destaca la creación de SAMINavantia, una empresa mixta constituida en Arabia entre Navantia y SAMI (Saudi Arabia Military Industries), la cual ha desarrollado un sistema de combate propio, denominado Hazem, que está basado en el Catiz de Navantia, y que se instalará en las unidades Avante 2200 en construcción, con el objetivo de convertirse en el estándar de la flota y abrirlo a la exportación a otros países. Finalmente, los lazos culturales entre España y América Latina son de largo recorrido y más estrechos que con cualquier otra nación, lo cual es un factor determinante a la hora de abordar un proyecto de manera confortable y con comprensión plena, especialmente en áreas de formación y transferencia de conocimiento.

¿Están actualmente apuntando a un programa en específico? 

En los últimos meses Navantia ha realizado propuestas a varios países en América Latina de nuevas construcciones mediante un programa de capacitación progresiva con posibilidades de formación en el puesto de trabajo en España, suministro de diseños, planos de construcción, suministro de kits de materiales preparados para ensamblado e incluso supervisión in situ durante la construcción, a fin de proveer soluciones adaptadas a cada caso particular, generar puestos de trabajo locales y dotar a los astilleros del país de la capacidad necesaria para realizar el mantenimiento de las unidades navales con un nivel de riesgo aceptable para el proyecto global. A corto y medio plazo destacan oportunidades para transferencia de tecnología y construcción local de unidades OPV en Perú, en colaboración con el astillero de SIMA en el rango de las 1.800-2.000 t, así como unidades similares para la Prefectura Argentina. Este es un producto que actualmente Navantia tiene en construcción para otros países y que creemos está muy alineado con las necesidades de estos clientes, por lo que existen sinergias muy interesantes que merece la pena aprovechar.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje