menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Segundo patrullero adquirido a Naval Group

El ARA Piedrabuena zarpa rumbo a Argentina

ARA Piedrabuena zarpando del puerto de Concarneau. Foto: Le Télégramme

ARA Piedrabuena zarpando del puerto de Concarneau. Foto: Le Télégramme

01/06/2021 | Buenos Aires

Gonzalo Mary

El ARA Piedrabuena, el segundo de los cuatro patrulleros oceánicos encargados por la Armada Argentina a Naval Group,  partió ayer el lunes por la mañana del puerto francés de Concarneau con rumbo a Buenos Aires, según informó el diario francés Le Télégramme.

El buque deberá recorrer aproximadamente 6.000 millas náuticas hasta el puerto de la capital argentina, con una escala previa en Río de Janeiro. Se espera su arribo para mediados de junio. Finalmente, compartirá su apostadero con el ARA Bouchard, en la Base Naval de Mar del Plata.

El ARA Piedrabuena fue botado en octubre pasado, dos meses antes de lo previsto en el contrato, a pesar de los contratiempos producidos por la pandemia. La tripulación argentina viajó en febrero a Francia para iniciar el período de instrucción especializada y de conocimientos de la unidad. Después de su entrega a la Armada Argentina, la tripulación llevó a cabo diez días de maniobras y ejercicios con el objeto de afianzar el adiestramiento y conocimiento de los nuevos equipos y sistemas.

Al momento de su botadura, el jefe de la comisión naval principal de inspección para la construcción e incorporación de las OPV, capitán de navío Víctor Ortiz, comentó que este buque "brindará un refuerzo y renovación para continuar con la tarea de vigilancia, control del mar y la defensa de recursos marítimos de la nación en el extenso mar Argentino; como así también la salvaguarda de la vida en el mar efectuando tareas de salvamento, búsqueda y rescate de largo alcance".

ARA Piedrabuena (P-52)

 

Bautizado en honor al comandante Luis Piedrabuena, cuyas acciones en la Patagonia consolidaron la soberanía territorial, este buque OPV-90 clase Gowind pertenece a la nueva generación de OPV diseñadas por la compañía francesa de defensa naval Naval Group. A diferencia de su antecesora, está clasificada por Código Polar y certificada por la compañía Bureau Veritas para navegar en zonas de hielo de hasta 40 centímetros de espesor.

Son corbetas monocasco de 87 metros de eslora, 13,6 metros de manga y 3,8 metros de calado. Este tipo de nave es propulsada por dos motores V12 diesel que le brindan una autonomía de 7.500 millas náuticas (13.890 kilómetros) navegando a 12 nudos y puede alcanzar una velocidad máxima de 21 nudos (aproximadamente 38 kilómetros por hora).

Su armamento es el propio para esta clase de embarcaciones: Un cañón de 30 mm marca Leonardo y dos ametralladoras M2 de 12,7 mm. Además, cuenta con una serie de sensores, radares y sistemas de guerra electrónica.

Posee espacio para dos botes semirrígidos de 9 metros en sus rampas traseras, y además tiene la capacidad de transportar un helicóptero de hasta diez toneladas.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje