menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Respuesta al derribo de un avión de reconocimiento

Rusia adelanta la entrega de misiles S-300 a Siria

Sistema antiaéreo S-300. Foto: Ministerio de Defensa de Grecia

Sistema antiaéreo S-300. Foto: Ministerio de Defensa de Grecia

26/09/2018 | Moscú

Infodefensa.com

El derribo erróneo de un avión ruso el pasado 17 de septiembre, por parte de la defensa siria, ha impulsado el suministro previsto de sistemas antiaéreos S-300 a Damasco. En la aeronave abatida, un IL-20 de reconocimiento, viajaban 15 militares que perdieron la vida. Moscú vincula desde el principio este suceso a los movimientos de cazas israelíes en la zona en aquel momento sin que Tel Aviv comunicase en ningún momento esta circunstancia.

De hecho, las autoridades rusas creen que Israel se sirvió del aparato ruso como escudo frente al fuego sirio, lo que finalmente acabó con él. El ministro de Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, por ejemplo, ha apuntado directamente: “Perfectamente conscientes de la situación aérea, las tripulaciones israelíes utilizaron como escudo el avión ruso, lo que derivó en su derribo y en la muerte de 15 militares”

El propio Shoigo ha sido el encargado de revelar que los sistemas antiaéreos S-300 que ya tenía previsto enviar al país del Medio Oriente, como publicó Infodefensa.com el pasado marzo, adelantarán su llegada para que sea efectiva en las próximas dos semanas.

El ministro ha revelado también que los centros de mando de las unidades sirias y sus centros de defensa antiaérea, “estarán equipados con sistemas de control automatizados que se suministran únicamente a las Fuerzas Armadas de Rusia”.

Los S-300 engrosarán el arsenal sirio de defensa aérea, que ya incluye sistemas S-125, S-200, Buk, Kvadrat y Osa. El objetivo de Rusia al suministrarlos a Siria es conseguir “estabilizar en el país” y que ni Israel ni la coalición liderada por Estados Unidos consiga destruir sin más obstáculo la infraestructura civil y militar del país de Oriente Medio.

Los especialistas rusos calculan que deberán pasar al menos tres meses para entrenar a las fuerzas sirias en el uso del nuevo armamento, por lo que, aunque la entrega se produzca de forma inmediata, deberá dejar pasar un tiempo para que los militares locales puedan operar con él.

El S-300 de la versión PMU, que es la que Rusia acordó en su momento suministrar a Irán, es un sistema antiaéreo de medio y largo alcance capaz de lanzar misiles 48N6 con un alcance de entre 5 y 150 kilómetros y acertar a blancos a 27 kilómetros de altura. El sistema, en el que se cargan hasta 48 misiles, puede seguir hasta doce objetivos y atacar a seis al mismo tiempo. Esta arma es un diseño de la compañía Almaz, que la desarrolló entre los años 1960 y 1970.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje