menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Sistema antiaéreo de MBDA y Lockheed Martin

Luz verde para el uso de misiles Patriot PAC-3MSE en el MEADS alemán

Sistema antiaéreo Meads. Foto: Meads International

Sistema antiaéreo Meads. Foto: Meads International

08/11/2018 | Washington

Infodefensa.com

El milmillonario programa de escudo antiaéreo alemán de última generación está ahora más cerca de ser una realidad. El Gobierno de Estados Unidos ha aprobado la integración del misil Patriot PAC-3 MSE dentro de este sistema, conocido como Meads (acrónimo de Medium Extended Air Defense System).

Se trata de un paso fundamental para la ejecución de este proyecto que acumula un gran retraso, de acuerdo con un portavoz norteamericano citado por Reuters. La agencia de noticias apunta que dos fuentes relacionadas con la operación han apuntado que la decisión de Washington llega tras las conversaciones de alto nivel mantenidas el pasado verano por la ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, y su homólogo estadounidense, el secretario de Defensa, Jim Mattis.

La Fuerza Aérea alemana eligió en junio de 2015 el Meads como base del sistema de la red de defensa antiaérea y antimisiles de próxima generación TLVS, que sustituirá la protección proporcionada desde los años 1980 por las antiguas baterías de misiles Patriot. El desarrollo del TLVS quedó en manos de MEADS International, una empresa multinacional conjunta con sede en Orlando, en el estado norteamericano de Florida, y formada por las divisiones de la firma MBDA en Italia y Alemania, y la compañía norteamericana Lockheed Martin. El sistema MEADS puede ser transportado por aviones C-130 y A400M.

Estados Unidos decidió abandonar el programa

 

Este arma está definida por sus creadores como un sistema terrestre de defensa antiaérea y antimisiles de última generación. El sistema fue concebido con radares de una cobertura de 360 grados y misiles Patriot PAC-3, cuya integración es la que acaba de autorizar Estados Unidos. Está pensado para identificar, seguir, abordar y destruir objetivos atacando desde cualquier dirección y empleando un único lanzador móvil. Durante el primer ensayo del sistema, a finales de 2012 en una base aérea italiana de las proximidades de Roma, logró destruir con éxito una amenaza que atacaba desde atrás de su emplazamiento, por lo que el sistema tuvo que realizar un giro completo para interceptarlo.

Los 4.000 millones de euros previstos para la adquisición del Meads alemán suponen una cantidad similar a lo que el país ya ha desembolsado en su desarrollo, en el que Berlín ha contribuido con un 25 por ciento. Los otros dos socios iniciales del proyecto eran EE UU, que se comprometió a financiar el 58 por ciento del total, e Italia, con el 17 por ciento restantes. Estados Unidos, sin embargo, optó por abandonarlo, lo que llevó a estimar que debería hacer frente a unas multas de cientos de millones, ya que según algunos de sus legisladores no vale la pena invertir en un sistema que su país no tiene la intención de comprar.

El Meads es el primer sistema de defensa aérea que fue capaz, en el año 2013, de interceptar dos amenazas atacando al mismo tiempo y desde dos direcciones opuestas, como informó Infodefensa.com en aquel momento.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje