menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

La US Navy prevé ahorrar 4.000 millones

Huntington Ingalls construirá dos portaaviones a la vez para EEUU

Portaaviones CVN-78 Gerald R. Ford. Fotos: US Navy

Portaaviones CVN-78 Gerald R. Ford. Fotos: US Navy

08/01/2019 | Washington

Infodefensa.com

La Armada de Estados Unidos quiere ahorrar 4.000 millones de dólares en sus dos próximos portaaviones de la clase Gerald Ford. Para conseguirlo ha optado por encargar las naves al mismo tiempo al constructor naval Huntington Ingalls Industries - Newport News Shipbuilding con quien ya ha llegado a un acuerdo. La Armada acaba de informar oficialmente a los legisladores del país sobre este asunto del que el pasado marzo ya mostró interés, como recogió entonces Infodefensa.com. El Mando de Sistemas Aéreos Navales (Navair, por sus siglas en inglés) apuntó entonces en un comunicado que con esta fórmula se trata de “definir mejor los ahorros en los costes que se pueden lograr con la compra” de estos buques, que tendrán la designación CVN 80 y CVN 81.

El congresista Rob Wittman ha explicado ahora que este plan lleva dos años gestándose. “No ha sido un camino fácil”, según sus declaraciones recogidas por The Republican Standard.

No es una fórmula nueva. La Armada estadounidense ya recurrió a la compra de dos portaaviones al mismo tiempo en la década de 1980. En aquel caso se ordenó la construcción de dos buques de la clase Nimitz, lo que le valió “ahorros significativos en el coste de adquisición en comparación con la contratación de los buques de forma individual”, de acuerdo con el subsecretario de Marina, Desarrollo de Investigación y Adquisición, James F. Geurts.

Geurts explicó hace nueve meses, cuando se conoció el proyecto, que con esta “estrategia de adquisición” se busca “alcanzar mejor los objetivos del Departamento de Defensa de construir una fuerza más letal, con mayor rendimiento y más asequible”. Se trata, añadió de obtener “ahorros significativos que la industria de la construcción naval y el Gobierno deben demostrar”.

100.000 toneladas y 337 metros de eslora

 

El proyecto sigue el cronograma previsto que ya contemplaba la adjudicación del contrato de construcción del CVN 80 a principios del año fiscal 2019 “como una compra de dos embarcaciones pendiente de aprobación por el Congreso y lograr ahorros significativos”. El CVN 80 es el tercer portaaviones de la clase Gerald Ford y sustituirá al USS Eisenhower (CVN 69). El CVN 81 por su parte, será el cuarto de la misma clase y sustituirá al USS Carl Vinson (CVN 70).

Cada buque de la clase Gerald Ford está diseñado para desplazar 100.000 toneladas a lo largo de sus 337 metros de eslora. Su cubierta de vuelo llega a los 77 metros de manga y se mueve gracias a la propulsión nuclear que le suministran dos reactores A1B, que le permiten una velocidad de 30 nudos. Estos barcos podrán alojar y operar más de 75 aeronaves por unidad, entre ellos aviones de combate de quinta generación F-35C.

El primer portaaviones de la clase, el CVN-78, inició en 2017 sus pruebas de mar. Este barco, que es el que da nombre a toda la serie, ha costado en torno a 12.900 millones de dólares. En total está previsto que la nueva clase Ford se complete con diez buques, de los que hasta ahora se conoce el nombre de tres: el propio Gerald Ford (CVN-78) el John F Kennedy (CVN 79), cuya entrada en servicio está prevista para 2020 y el CVN 80 que es el que EEUU va a encargar junto al CVN 81, y que recibirá el nombre de Enterprise. Para el CVN 81 aún no se ha definido ningún nombre.

La Armada estadounidense prevé gastar en torno a 43.000 millones de dólares en la construcción de sus tres primeros portaaviones de la clase Gerald Ford.

Hace dos, en diciembre de 2016, la Armada de Estados Unidos (US Navy) publicó un informe sobre la estructura de su fuerza en el que requería la construcción de 355 buques militares. El ambicioso plan supone un desembolso promedio de 26.600 millones de dólares (casi 22.000 millones de euros al cambio actual) cada año y durante los próximos 30.

La cifra es un 60 por ciento mayor del total empleado por la US Navy en los 30 años precedentes. Además, recuerda la CBO, hay que tener en cuenta que una flota más abultada supondrá un obligado aumento de los costes de operación y soporte.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje