menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

El país prevé adquirir 40 nuevos aviones de combate

La comisión suiza de Política de Seguridad ratifica el programa de nuevos cazas

Caza F-5 de la Fuerza Aérea Suiza. Foto: Fuerza Aérea Suiza

Caza F-5 de la Fuerza Aérea Suiza. Foto: Fuerza Aérea Suiza

28/11/2019 | Berna

Infodefensa.com

El proyecto del Consejo Federal suizo de adquisición de un nuevo avión de combate por un máximo de 6.000 millones de francos (cerca de 5.500 millones de euros) sigue adelante. La Comisión sobre Política de Seguridad del Consejo Nacional del país ha rechazado la propuesta de los Verdes de no continuar con el programa por 23 votos en contra y dos a favor(los de los propios Verdes). De esta forma el país sigue adelante con el concurso iniciado para dotarse de nuevos cazas, al que optan cinco candidatos.

Los aspirantes a suministrar estos aviones son el caza Eurofighter, fabricado por Airbus; el F/A-18 Super Hornet, de Boeing; el Rafale, de Dassault Aviation; el F-35A, de Lockheed Martin, y el Gripen E de Saab. El Ministerio de Defensa del país inició en marzo un ciclo de pruebas de dos semanas, tanto en tierra como en suelo, para cada uno de los aparatos.

Los planes suizos incluyen la solicitud de compensaciones industriales al ganador (fórmula conocida en el sector como offset) por un valor equivalente al 60 por ciento del precio establecido del contrato (un 20% directamente y el 40% restante de forma indirecta entro de la base tecnológica e industrial relacionada con la compra). El presidente de la Comisión que acaba de avalar la iniciativa, Werner Salzmann, ha explicado sobre este punto que el sector local “no puede absorber más contratos” para explicar por qué se ha rechazado la exigencia de compensaciones por hasta un 80% propuestas por varias minorías.

En otros casos, como ocurre con los Verdes, se habían solicitado compensaciones menores, de incluso el 20%, por entender que esta práctica aumenta los precios, se asemeja a subsidios no transparentes e incluso alienta los riesgos de corrupción.

La fuerza aérea suiza va a sustituir su anticuada flota de aviones F/A-18 y F-5 por 40 nuevos aparatos del modelo elegido en un programa valorado en total en 9.000 millones de francos suizos (casi 8.200 millones de euros), ya que además incluye la adquisición de un sistema de misiles antiaéreos basados en tierra.

Compra sometida a referéndum

 

El Consejo Federal suizo aprobó el pasado julio un mensaje al Parlamento del país sobre un decreto de planificación para la compra de nuevos aviones de combate. Se trata de un trámite encaminado a “dar a la población la oportunidad de votar sobre su adquisición”. Es decir, Suiza prepara la convocatoria de un referéndum sobre esta compra. No será la primera vez que se somete a consulta pública la compra de cazas en el país: en mayo de 2014 los ciudadanos suizos ya rechazaron en un referéndum la compra prevista entonces de 22 aeronaves Gripen de la sueca Saab por cerca de 3.500 millones de dólares. De ahí que el proceso de elección de un nuevo avión de combate se reiniciase y a mediados de 2016 se encargó a un grupo de expertos la evaluación de una nueva solución para la defensa aérea del país a través de un informe de recomendaciones.

El trabajo recogió cuatro opciones, cada una de ellas basada en un distinto grado de desarrollo de los sistemas de protección del espacio aéreo, y describía sus ventajas y desventajas. La segunda opción, que fue la finalmente elegida, es la que planteaba la compra de 40 cazas y la adquisición de una nueva red de defensa aérea por los apuntados 9.000 millones de francos en total.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje