menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Acuerdo de la EDA con el Banco Europeo de Inversiones

La UE suscribe un mecanismo financiero para impulsar la defensa

Jorge Domecq y Alexander Stubb en la firma del acuerdo. Foto: EDA

Jorge Domecq y Alexander Stubb en la firma del acuerdo. Foto: EDA

11/12/2019 | Madrid

G. S. Forte

La Agencia de Defensa Europea (EDA) ha suscrito un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que es el órgano financiero comunitario de la Unión Europea (UE) para facilitar la capacidad colaborativa de la defensa del viejo continente y sus programas de investigación militar. La alianza, bajo la forma del denominado Mecanismo de Cooperación Financiera (CFM, por sus siglas en inglés), ha sido suscrita en Bruselas esta semana por el director ejecutivo de la EDA, Jorge Domecq y el vicepresidente del BEI, Alexander Stubb. Se trata de los dos mismos altos cargos que en marzo de 2017 rubricaron el memorando de entendimiento para dotar de financiación a proyectos de defensa europeos que ahora ha cuajado en este acto celebrado en Bruselas.

El CFM permite ajustar las disponibilidades presupuestarias de unos países con otros para que la dispar situación de cada uno no impida que los proyectos colaborativos salgan adelante. Los responsables de la EDA ponen como ejemplo una eventual “restricción inesperada o un cambio en las prioridades nacionales” que lleve a un país comprometido en un programa a quedarse sin fondos. En ese caso la planificación prevista no quedaría comprometida gracias a los fondos facilitados por el acuerdo. “El CFM, actuando como una plataforma confiable que ofrece ayuda mutua entre estados, o alternativamente apoyo externo del BEI, se estableció para mitigar este problema”, especifica la DEA en un comunicado emitido sobre este acuerdo.

De momento ya se han sumado a la iniciativa, o al menos han declarado su intención de sumarse a ella, una decena de países miembros de la Unión Europea. Se trata de, Bélgica, Bulgaria, Chipre, España, Francia, Grecia, Hungría, Lituania, Países Bajos y Portugal. La EDA apunta en una nota informativa de este lunes que hay más países que han manifestado igualmente su voluntad de sumarse al programa en las próximas semanas. Se trata de un proyecto de la denominada Categoría A de la agencia, lo que permite a los Estados miembros decidir libremente si desean participar, contribuir, apoyarlo o no. El acuerdo “entrará en vigor en la fecha de la firma del último país que haya declarado su intención de unirse”, explica el texto de la agencia sin especificar más.

Incentivar proyectos colaborativos

 

En palabras de Domecq, “el papel de la agencia es promover e incentivar proyectos de defensa colaborativos en Europa y ayudar a crear las condiciones adecuadas para ello”. En este contexto, añade, “el CFM agrega un instrumento muy poderoso a nuestra caja de herramientas en el marco de un impulso mejorado para la cooperación de defensa fomentado por las iniciativas de defensa de la UE”. De este modo en el futuro, concluye, “los ciclos presupuestarios que no coinciden o las brechas provisionales en la financiación ya no deberían excluir a los Estados miembros de participar en programas multinacionales”.

Para Stubb “Europa debe estar a la vanguardia del desarrollo de tecnologías clave de defensa estratégica, incluida la inteligencia artificial y la digitalización”. El vicepresidente del BEI cree que a través de la cooperación “podemos mejorar la eficiencia y la capacidad de innovación de la UE y fortalecer su capacidad para prevenir y responder a las amenazas híbridas”. Stubb ha destacado que la falta de “acceso a soluciones financieras adecuadas que permitan sincronizar mejor los recursos conjuntos se considera uno de los principales impedimentos para el lanzamiento o la implementación de proyectos cooperativos relacionados con la defensa”. Aquí, ha concluido, “es donde entra en juego el banco de la UE: a través del CFM, el BEI puede fortalecer sus préstamos en apoyo de proyectos del sector público, con, entre otras, inversiones potenciales en los campos de la I+D+í de las tecnologías de defensa o ciberseguridad, incluidos los proyectos previstos en la Pesco (Cooperación Estructurada Permanente de la UE)".

Los dos pilares del CFM

 

El CFM se estructura de dos pilares. El primero prevé que el Banco Europeo de Inversiones sea el único prestamista, mediante acuerdos marco de préstamos bilaterales con cada Estado miembro interesado que se haya adherido al acuerdo CFM. Para obtener el apoyo financiero del BEI, los proyectos presentados deben respetar los requisitos de elegibilidad establecidos por la política de préstamos del BEI, mientras que el volumen de la línea de crédito y la tasa de interés aplicada se negociarán caso por caso por el BEI y el miembro del CFM interesado. La participación del BEI será apoyada y facilitada por el EDA, que actuará como el ‘agente’ en nombre del BEI bajo sus instrucciones y responsabilidad, y servirá como un punto de contacto principal entre el BEI y el miembro del CFM beneficiario en la evaluación técnica de viabilidad de cada proyecto”.

El otro pilar contempla un mecanismo de apoyo de Estado a Estado, a través de un sistema de anticipos reembolsables y pagos diferidos. Esta fórmula se podrá utilizar para apoyar cualquier proyecto relacionado con la defensa. Estará estructurada como un conjunto de cuentas bancarias individuales que son abiertas y administradas por la EDA bajo el control de los denominados miembros CFM. Cualquier miembro CFM puede enviar dentro de este pilar una solicitud de apoyo financiero a otros miembros CFM que formen parte de un mismo proyecto de colaboración. Si bien el Acuerdo del Programa proporciona el marco legal general que establece los requisitos y condiciones generales para el apoyo de Estado a Estado, las condiciones específicas de cada avance se establecerán en acuerdos separados que se celebrarán entre el miembro CFM de apoyo, el miembro CFM beneficiario y la EDA, como facilitador. Los costos administrativos y operacionales del CFM serán cubiertos por los recursos existentes de la EDA, lo que supone que los miembros del CFM no tendrán que asumir costos adicionales para la gestión del mecanismo. A pesar de cualquier apoyo financiero otorgado bajo el CFM, explica el comunicado de la EDA, los proyectos o programas sujetos a dicho apoyo financiero permanecerán en todo momento gobernados y administrados de acuerdo con sus propias reglas.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje