menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Datos del Sipri

Las empresas rusas pierden peso en el Top 100 de la industria militar

Factoría de armamento rusa. Foto: Rostec

Factoría de armamento rusa. Foto: Rostec

14/12/2019 | Estocolmo

Infodefensa.com

Las ventas de las principales empresas de armas rusas se mantienen estables, aunque pierden peso ante el empuje de las compañías estadounidenses y europeas. Las diez firmas rusas que figuran en el listado de las cien primeras del sector de la defensa del mundo (Top 100), presentado esta semana por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri, por sus siglas en inglés) alcanzaron una facturación en conjunto de 36.200 millones de dólares en 2018, cerca del 8,6% de los 421.850 millones de dólares del listado al completo. La cifra alcanzada por las empresas rusas apenas implica una variación del 0,4% respecto a la recogida en 2017.

Pese a la irrelevante variación de la cifra total ofrecida por sus empresas, el peso de Rusia en el Top 100 ha caído del 9,7% en 2017 al indicado 8,6% del año pasado. La entidad sueca explica esta variación por “el crecimiento sustancial de las ventas de armas de las empresas estadounidenses y europeas”. Las del país norteamericano, por ejemplo, han visto incrementar su peso un 7,2% en la facturación total del listado entre 2017 y 2018.

La evolución de la decena de empresas rusas de la lista Top 100 no es uniforme. Cinco de estas compañías registran un incremento en sus ventas, mientras que las otras cinco ven decrecer su balance en el sector mundial de armamento. La principal productora de armas del país, Almaz-Antey, es la única empresa rusa que forma parte de los diez primeros puestos de este ranking (9ª posición), y representa el 27% del total de las ventas de armas de las empresas rusas en la lista Top 100. Las ventas de Almaz-Antey crecieron un 18% en 2018, hasta los 9.600 millones de dólares.

Alexandra Kuimova, que es investigadora del programa de Armas y Gasto Militar del Sipri, apunta que el incremento de las ventas de armas de Almaz-Antey “fue el resultado no solo de la fuerte demanda interna, sino también del crecimiento continuado de ventas a otros países, en particular del sistema de defensa aéreo S400”, que es el equipo que ha acabado sacando a Turquía del programa del avión de combate de quinta generación liderado por Estados Unidos F-35, como represalia de Washington por haberlo adquirido.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje