menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

España se incorporará en mayo

Francia y Alemania inician al fin la fase de demostradores del FCAS

Aspecto previsto del avión de combate de nueva generación del programa FCAS. Foto: Airbus

Aspecto previsto del avión de combate de nueva generación del programa FCAS. Foto: Airbus

14/02/2020 | Madrid

El temor a un nuevo retraso en el arranque de la fase de demostradores del programa del Futuro Sistema aéreo de Combate (FCAS) ha quedado exorcizado. Francia y Alemania han adjudicado al fin los primeros contratos pendientes de varios (los más importante) de los siete pilares en los que se fundamenta este proyecto, que culminará con la incorporación de una flota de aviones de combate de próxima generación en 2040, sustitutos de los actuales cazas Eurofighter y Rafale. Está previsto que España, el tercer socio del programa, rubrique el nuevo acuerdo en torno al próximo mes de mayo, después de firmar una carta de intenciones en marzo.

Las compañías beneficiarias de los contratos, que cubren un periodo inicial de año y medio, son Dassault Aviation y Airbus, como líderes del programa en Francia y Alemania, respectivamente, y sus socios MTU Aero Engines, Safran, MBDA y Thales.

Durante los últimos días se había extendido el temor a que el arranque de la nueva fase, marcada por la contratación de los demostradores, se retrasase de nuevo (debían haberse firmado el pasado junio, durante la presentación del FCAS en París) hasta después de las elecciones generales alemanas, previstas para otoño de 2021. La demora que ya llevaba acumulado el programa incluso llevó a los jefes de Estado Mayor de las Fuerzas Aéreas de los tres países (Alemania, Francia y España) el pasado 31 de enero a reclamar un impulso al proyecto. Con ese gesto, en forma de carta abierta, se sumaron a la misma demanda que cuatro meses antes ya realizaron las empresas Airbus y Dassault Aviation.

Finalmente, los gobiernos de Francia y Alemania han suscrito este jueves el contrato marco inicial (conocido en el cronograma como Fase 1A) que lanza la fase de demostración del FCAS. En concreto se incluyen los demostradores tecnológicos de la plataforma (el avión), su motor, la nube de comunicaciones que enlazará todo el entramado del FCAS, del laboratorio de simulación y de los sistemas remotos del sistema. Se trata de cinco de los siete pilares en los que se basa el proyecto. Tal y como estaba previsto, queda para algo más adelante la contratación de los dos últimos, que consisten en tecnologías de baja visibilidad (conocidas como ELOT) y sensores.

Los tres países al mismo tiempo

 

Está previsto que la firma del acuerdo para los dos demostradores restantes tenga lugar en los próximos meses (probablemente en abril), y a partir de ahí se sume España (con el liderazgo industrial de Indra), que alcanzará de este modo a sus socios (Francia y Alemania) en el programa de forma efectiva (Madrid se unió oficialmente al proyecto el pasado junio, cuando París y Berlín ya llevaban trabajando en él dos años). A partir de ese momento, las tres naciones deberán recorrer los siguientes pasos al mismo tiempo.

Por ahora, con la rúbrica del nuevo acuerdo, los artífices de la iniciativa tratan de cumplir el compromiso de comenzar a volar el primer demostrador del avión en el año 2026.

En concreto, para el demostrador del avión han sido contratados Airbus y Dassault Aviation; para los sistemas por control remoto también se ha llegado a un compromiso con Airbus como contratista principal, y con MBDA como socio principal; de la nube de combate también se ocupará Airbus principalmente, y en este caso con Thales como primer socio; del motor se encargarán Safran y MTU como socios principales, y todas estas compañías citadas estarán además implicadas en el desarrollo de un entorno de simulación que garantice que el entramado de demostradores encaja dentro del mismo sistema.

El compromiso de desarrollo y producción del FCAS supone complementar y posteriormente reemplazar la actual generación de aviones de combate Eurofighter y Rafale entre los años 2035 y 2040. El Eurofighter es un programa europeo en el que participan Alemania, Italia, España y Reino Unido y del que Dassault Aviation se salió en su momento para desarrollar su propio avión de combate, el Rafale, que es el mayor competidor del Eurofighter.

El sistema de armas planteado para el FCAS (también conocido por sus siglas en francés SCAF) consistirá en un avión de combate de nueva generación tripulado y de altas prestaciones (el NGF), acompañado por un conjunto de armas nuevas y actualizadas, y por un conjunto de sistemas no tripulados (transportadores por control remoto) conectados mediante una nube de combate y su ecosistema.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje