menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Modelos 360 Invictus y S-97 Raider

Bell y Sikorsky se disputan el futuro helicóptero de reconocimiento armado de EEUU

Modelos Raider X y 360 Invictus. Imágenes: Sikorsky y Bell

Modelos Raider X y 360 Invictus. Imágenes: Sikorsky y Bell

30/03/2020 | Washington

Infodefensa.com

El Ejército de EE UU (US Army) ha designado al desarrollo 360 Invictus, de Bell Helicopter Textron, y Raider X , versión de mayor tamaño del demostrador S-97 Raider de Sikorsky Aircraft, para que se disputen la última fase del procedimiento abierto para encontrar la aeronave que sustituirá a los helicópteros AH-64E Apache que están realizando ahora las tareas de reconocimiento armado que hasta 2017 venían cumpliendo los viejos Bell OH-58D Kiowa Warrior. La elección ha sido anunciada días antes de concluir este mes de marzo, como estaba previsto.

Las dos empresas fabricantes se quedan de este modo como únicos contendientes en la carrera por hacerse con el denominado programa FARA (Future Attack Reconnaissance Aircraft), y dejan atrás a los otros tres contendientes que habían sido seleccionados el pasado abril: The Boeing Company, una alianza formada por las compañías Karem Aircraft, Northrop Grumman y Raytheon, y otra con AVX Aircraft y L3 Communications Integrated Systems.

Esta elección implica que las dos empresas seleccionadas deben construir los prototipos de sus propuestas, que deberán comenzar a probarse en 2023. Si no se producen contratiempos, el diseño final del modelo elegido estará listo en 2028.

El proyecto FARA de adquisición de nuevos helicópteros parte a su vez del denominado programa FVL (siglas en inglés de elevación vertical futura –Future Vertical Lift–), con el que las Fuerza Armadas del país pretende sustituir a modelos actuales como el UH60 Black Hawk, AH-64E Apache, CH-47 Chinook y OH-58 Kiowa. Las nuevas aeronaves deberán ser capaces de moverse a altas velocidades y operar a grandes alturas, además de despegar y aterrizar verticalmente.

El candidato que logre finalmente el contrato se encontrará también con el extra de potenciales ventas del mismo modelo para el mercado de exportación.

Al programa le quedan ahora varias etapas hasta la elección de un ganador. Su objetivo es el desarrollo de un nuevo helicóptero de exploración armado para dotar a las fuerzas terrestres estadounidenses de, previsiblemente, cientos de unidades por un valor superior a los 2.000 millones de dólares solo hasta 2032.

Los requisitos del Ejército estadounidense para el programa FARA contemplan la elección de un aparato “capaz de operar en un espacio aéreo complejo y en entornos degradados contra adversarios pares y cercanos con un sistema avanzado de defensa aérea integrado”. De acuerdo con el comunicado oficial de la US Army reconoce que la flota actual no posee un modelo “dedicado a realizar reconocimiento armado, ataque ligero y seguridad con capacidades mejoradas de enfrentamiento y letales y no letales desde una plataforma capaz de ocultarse al radar y como cañonero urbano en megaciudades”.

El anuncio de que Bell Y Sikorsky se disputarán el programa FARA llega apenas una semana después de que el Ejército norteamericano revelase que también Sikorsky (en este caso junto a Boeing) y Bell se han quedado como las dos empresas que deberán desarrollar prototipos para competir en el programa FLRAA. Este otro proyecto, que también forma parte del FVL, busca un sustituto para, entre otros, los actuales helicópteros Black Hawk.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje