menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Fincantieri batió este mes a Navantia en el contrato

EEUU calcula ahora que sus fragatas FFG(X) pueden costarle un 56% más

imagen portada informe servicio de investigacion congreso eeuu

12/05/2020 | Madrid

G. S. Forte

Los 795 millones por los que la filial de Fincantieri en Estados Unidos Marinette Marine diseñará y construirá la primera fragata del programa FFG(X) se antojaron para muchos como un precio demasiado bajo para un proyecto de este tipo, cuando se dio a conocer el ganador el primer día de este mes. Un informe del Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos (CRS, por sus siglas en inglés), con fecha de última actualización del 4 de mayo, ha revelado el alto riesgo que existe de que el programa acabe incrementando hasta un 56% su coste previsto. El trabajo no apunta explícitamente al diseño italiano, al que sí recoge como ganador del programa, sino que se refiere a un peligro que acecha de origen a este plan, y que justifica con el comportamiento en los gastos asociados a proyectos de buques similares.

De partida, el precio de la primera nave rozará los 1.300 millones de dólares, una vez que se hayan incorporado al buque distintos equipos que el gobierno norteamericano instalará en él, como la variante del radar AN/SPY-6 que ya se emplean en los destructores de la clase Arleigh Burke. A partir de esta primera unidad, el resto de barcos, como ha venido informando Infodefensa.com, conllevarán un coste aproximado de 800 millones por cada uno (el contrato contempla la opción de otras nueve fragatas, y se espera que el programa al completa ascienda a 20).

De acuerdo con el citado informe, la Marina de Guerra de Estados Unidos (US Navy) estima un gasto de 940 millones por cada una de las 20 naves previstas en total. Sin embargo, el estudio corrige hasta los 1.470 millones la cifra real que prevé que se puede acabar pagando, lo que supone un incremento del 56%. “Buques del mismo tipo general y complejidad que se construyen bajo condiciones de producción similares tienden a tener costos similares por peso y, en consecuencia, costos unitarios de adquisición que son más o más menos proporcional a sus desplazamientos”.

El CRS compara el diseño de la nueva fragata, basado en los buques franco-italianos Fremm, de 7.400 toneladas de desplazamiento, con el de los destructores Arleigh Burke, de 9.700 toneladas y con un coste que ronda los 1.900 millones de dólares.

Cuestión de tamaño

 

Curiosamente, como apunta la agencia de noticias financieras Bloomberg, el menor tamaño de los buques de combate litoral (LCS, por sus siglas en inglés) que encargó la US Navy hace unos años truncó el programa, porque no podían ir lo suficiente armados y resultaban vulnerables; mientras que en el caso de las FFG(X) vuelve a ser en parte el tamaño el que pueda llevar a un significativo aumento de sus costes, en este caso porque son más grandes.

El objetivo del programa FFG(X) es dotar a la fuerza naval norteamericana de un nuevo modelo de fragata con capacidad para operar ante cualquier escenario en apoyo a las unidades de ataque y en operaciones asociadas de la flota.

Ese primer barco, que es sobre el que hace unos días se reveló el nombre del diseño ganador, debería estar concluido y entregado en julio de 2026. Si no se producen contratiempos, en abril de 2021 se encargará una segunda unidad, que deberá entregarse cinco años y medio después.Destructores de la clase Arleigh Burke. Foto: US Navy

Además de Fincantiri, otros tres candidaturas mantenían opciones para construir el nuevo buque: Austal USA, que optaba con desarrollo derivado del LCS de la clase Independence; Bath Iron Works, propiedad de General Dynamics, que competía con el diseño del buque español F-100, desarrollado por Navantia, y Huntington Ingalls Industries (HII), que había presentado un diseño a partir de los guardacostas de la clase Legend. Otro quinto candidato, Lockheed Martin también había mantenido sus opciones al FFG(X) hasta hace poco más de un año, cuando decidió retirarse del concurso aduciendo dificultades para adaptar a tiempo el diseño de sus buques LCS de la clase Freedom a los requisitos del programa. En todo caso, Lockheed Martin, que es la mayor compañía de defensa del mundo, mantuvo su apuesta por dotar al ganador de sistemas de gestión de combate y otros equipos adicionales, como los lanzadores verticales Mk-41.

 

Informe del Servicio de Investigación del Congreso de EEUU sobre el programa de fragatas FFG(X)

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje