menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

GNYK y Lürssen buscan una fusión y TKMS un acuerdo con Fincantieri

Los astilleros alemanes buscan nuevas alianzas del sector en Europa

Bandera alemana ante el Ministerio de Defensa del país. Foto: Ministerio de Defensa de Alemania

Bandera alemana ante el Ministerio de Defensa del país. Foto: Ministerio de Defensa de Alemania

20/05/2020 | Madrid

G. S. Forte

Las recientes negociaciones emprendidas por los astilleros alemanes ThyssenKrupp Marine Systems (TKMS), German Naval Yards Kiel (GNYK) y Lürssen para crear un conglomerado industrial nacional están derivando hacia nuevas vías que influyen directamente en la configuración del sector en Europa. Los pequeños de esta terna, GNYK y Lürssen han optado finalmente por fusionar sus divisiones militares, con lo que pretenden batir a TKMS como líder de esta actividad en Alemania. Por su parte, TKMS ha derivado sus pretensiones de alianzas hacia Europa, donde ya está explorando un acuerdo de su división de buques militares con la italiana Fincantieri, entre otras opciones.

El objetivo de TKMS es crear sinergias en un sector muy fragmentado y determinado por las decisiones políticas, como es la construcción naval, que en Europa es además muy dependiente de las exportaciones. Como explicó el pasado febrero el entonces consejero delegado de los astilleros semipúblicos franceses, Hervé Guillou, durante su última conferencia de prensa antes de retirarse, entre los años 2009 a 2018, 49 de los 80 barcos de entidad (excluidos pequeñas naves, como patrulleros oceánicos y buques de suministro) construidos por los 12 astilleros europeos tenían como destino la venta al exterior. En cambio, de los 136 producidos en China solo 11 se exportaron; de los 68 rusos, 14 eran encargos externos; de 40 coreanos, 13 fueron exportados; dos astilleros estadounidenses terminaron 78 naves, de las que únicamente acabaron fuera seis, y de los 19 fabricados por Japón, ninguno fue exportado.

Guillou citó entonces el viejo sueño de la industria naval del viejo continente de unirse en un gran grupo de astilleros, a semejanza de lo que hizo la industria aeroespacial con la creación de la actual Airbus, constituida con la entrada del nuevo siglo a partir de empresas de Francia (Aérospatiale-Matra), Alemania (Dornier y DASA) y España (CASA). Es lo que en el sector se ha bautizado como ‘Airbus Naval’, al que recurrentemente se viene aludiendo por parte de distintos líderes de la industria durante los últimos años.

Empresa conjunta germano-italiana

 

Con este objetivo de ganar fuerza, Naval Group y Fincantieri ya han creado una empresa conjunta, Naviris, que está activa desde principios de año, y que tiene entre sus proyectos el desarrollo de una corbeta europea, al que ya se ha sumado Grecia y ahora también España, a través de su empresa de capital estatal Navantia.

Ante estos movimientos, los astilleros alemanes iniciaron negociaciones para aliarse y poder competir con este tipo de iniciativas, particularmente la de Naval Group y Fincantieri.

Ahora, sin embargo, han optado por dos vías opuestas. Por un lado German Naval Yards y Lürssen buscan una fusión que las sitúe en el liderazgo del sector en Alemania, de acuerdo con la prensa local. Y, por otra parte, TKMS ya está en conversaciones con Fincantieri para la creación de una nueva firma conjunta, en la que ambas empresas contribuirían a partes iguales. De cuajar esta última solución, se crearía “un campeón europeo con ventas combinadas de 3.400 millones de euros”, de acuerdo con una fuente próxima a estas negociaciones que recoge la agencia Reuters, aunque sin revelar su identidad.

Lürssen y GNYK prevén concretar los detalles de la fusión de su actividad militar durante las próximas semanas. Con ella pretenden poder hacer frente a la competencia que ofrecen en Europa grandes grupos, como Fincantieri y Naval Group.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje