menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

El país espera culminar este ejercicio la adquisición de blindados

Chequia prevé comprar material militar este año por casi 2.800 millones

Blindados checos. Foto: Karel Hausmajer/ Ministerio de Defensa de la República Checa

Blindados checos. Foto: Karel Hausmajer/ Ministerio de Defensa de la República Checa

27/05/2020 | Praga

Infodefensa.com

La República Checa ha salido al mercado de defensa para realizar este año las mayores adquisiciones militares de su historia. En total prevé realizar compras por un valor de 2.765 millones de euros en el conjunto del ejercicio. La mayor parte de esa cantidad se empleará en el encargo de nuevos blindados de infantería por un montante de casi 1.920 millones de euros. El paquete completo, que incluye fusiles de asalto, chalecos antibalas, sistemas de seguimiento, sistemas de defensa de corto alcance y cañones autopropulsados, supera el gasto total en defensa del país, que el año pasado fue de 66.735 millones de coronas (más de 2.450 millones de euros al cambio actual), según los cálculos para el año 2019 realizados por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri).

La cadena pública de emisión internacional Radio Praga ha recogido estas operaciones en una información en la que incluye las palabras del ministro de Defensa del país, Lubomir Metnar, afirmando que la mayor parte de estos pedidos involucra a las empresas del país. De acuerdo con las palabras de Metnar “el 90 % de los contratos han sido cerrados con empresas checas” y en el caso de las adquisiciones del “material del extranjero, exigimos la participación de la industria checa en un tercio como mínimo”.

Entre las compras previstas destaca el citado programa de vehículos blindados de combate de infantería dotados de cadenas, para el que se han estado evaluando cuatro modelos. Se trata de dos versiones del CV90 desarrollado por la firma británica BAE Systems, una con torreta manual y otra con una remotamente manejada; el Ascod, desarrollo hispano-austriaco fabricado por General Dynamics European Land Sistems (GDELS), el Puma, ofrecido por PSM (Projekt System & Management), firma conjunta formada a partes iguales por las alemanas Krauss-Maffei Wegmann (KMW) y Rheinmetall Landsysteme, y el Lynx KF31, diseñado en solitario por Rheinmetall.

El conjunto de adquisiciones que el ministerio espera concretar este año compone la mayor compra militar de la historia del país, de acuerdo con Radio Praga. En este paquete se incluyen también 40.000 fusiles Bren de segunda generación, de la firma checa Česká Zbrojovka, y sistemas de seguimiento Věra NG, de la también compañía local Era, que ya han sido encargados, además de sistemas de defensa de corto alcance y cañones autopropulsados que está previsto ordenar a lo largo del ejercicio.

La información del medio público destaca que el presupuesto nacional en defensa no se ha visto perjudicado por los recortes derivados de la lucha contra la pandemina. Metnar ha apuntado sobre esta cuestión que sería inaceptable reducir ahora el presupuesto militar, después de que las fuerzas armadas han estado infrafinanciadas durante largo tiempo.

De acuerdo con el Sipri, la República Checa dedicó en 2019 el 1,2% de su PIB a su defensa. La previsión oficial es que esa cuota aumente hasta el 1,4% en 2021, y las autoridades del país han afirmado en distintas ocasiones que el objetivo es alcanzar el 2% comprometido en septiembre de 2014 por los miembros de la OTAN.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje