menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Además solicita otros 63 cazas de la versión A

Japón encarga 42 F-35B con los que operar en sus futuros portaaviones

Avión de combate F-35B en pleno apontaje en un buque

Avión de combate F-35B en pleno apontaje en un buque

14/07/2020 | Tokio

Infodefensa.com

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha autorizado la posible venta a Japón de aviones de combate de quinta generación F-35. Con este trámite se han confirmado los planes nipones para contar con nuevas aeronaves con las que podrá dotar a sus futuros portaaviones.

La Agencia de Cooperación de Defensa y Seguridad (DSCA, por sus siglas en inglés), organismo intermediario en el programa estadounidense de Ventas Militares Extranjeras (FMS, por sus siglas en inglés), notificó la semana pasada al Congreso del país la correspondiente solicitud de compra, lo que comporta la publicación oficial de los detalles de esa solicitud.

De acuerdo con el documento de la DSCA, “el gobierno de Japón ha solicitado comprar 63 aviones de despegue y aterrizaje convencionales F35A; 42 aviones de despegue corto y aterrizaje vertical F-35B, y 110 motores Pratt and Whitney F135, incluidos cinco de repuesto”.

Japón aprobó a finales de 2018 unas nuevas directrices para su estrategia de defensa en las que ya se citaba la compra de estos 42 nuevos F-35B, versión con capacidad para realizar despegues cortos y aterrizajes verticales (STOVL), lo que le permite operar desde portaaviones sin catapultas de despegue. En los nuevos planes también se recoge su proyecto de adquisición de los otros 63 F35 de la versión A, la variante convencional, y con los que completará una flota total de 147 F-35, al sumar el nuevo pedido a los 42 F-35A ya encargados por el país anteriormente.

Transformación de la clase Izumo

 

Esas nuevas Pautas del Programa de Defensa Nacional y el Programa de Defensa a Medio Plazo, a los que el Gobierno del primer ministro Shinzo Abe dio luz verde a finales de 2018, incluyen la renovación de los dos destructores portahelicópteros Izumo con los que cuenta Japón para que puedan operar con aviones. De esta manera se convertirán en los primeros portaaviones con los que contará el país desde la Segunda Guerra Mundial. Con esta transformación, Tokio pretende hacer frente a China, con la que mantiene una disputa a cuenta de un grupo de islas del mar Pacífico denominadas Senkaku por los japoneses, y Diaoyu por los chinos.

Los buques de la clase Izumo, el JDS Izumo y el JDS Kaga, este último asignado el año pasado, desplazan 27.000 toneladas a plena carga y cuentan con 248 metros de eslora.

Japón es, además de Italia, el único país extranjero (considerando que se trata de un programa ante todo estadounidense) al que Washington autorizó a ensamblar F-35. Sin embargo, Tokio anunció a principios de año que había optado por dejar de fabricarlos, por resultarle demasiado caro, y que pasaría a obtener sus siguientes aeronaves directamente de la firma estadounidense Lockheed Martin, que es la contratista principal del programa.

La nueva compra que Japón ha solicitado a Estados Unidos de 42 F-35B y 63 F-35A ha sido cuantificada por las autoridades norteamericanas en 23.110 millones de dólares (20.400 millones de euros), incluido el coste de distintos elementos y servicios anexos.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje