menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Desafío planteado en un informe del Senado de Francia

Francia se plantea buscar nuevos socios para el FCAS a partir de 2026

Firma del acuerdo del FCAS en París. Foto: MDE

Firma del acuerdo del FCAS en París. Foto: MDE

04/08/2020 | Madrid

G.S. Forte

Los desarrolladores del proyecto franco-alemán y español de un futuro sistema aéreo de combate (conocido como FCAS) deberán “esforzarse por expandir el programa FCAS, en sus próximas etapas (después de 2026), a nuevos países europeos”. Así se recoge en el informe 2040, la odisea del FCAS, el futuro sistema de combate aéreo presentado este mes por la comisión de Asuntos Exteriores, Defensa y Fuerzas Armadas del Senado francés.te

El documento identifica cuatro desafíos principales para el proyecto, al que estima un coste total de entre 50.000 y 80.000 millones de euros. El primero apunta a “dar un nuevo paso a principios de 2021 para hacer que el programa sea irreversible”. El segundo consiste en “cumplir los desafíos de 2040-2080 (probable vida útil del FCAS), el tercero se propone “hacer que la cooperación industrial sea lo más efectiva posible, evitando las dificultades encontradas por algunos de los programas de cooperación anteriores”, como el del actual caza Eurofighter, y, por último, “tener en cuenta la dimensión europea y la existencia de un programa competitivo, [el proyecto de desarrollo de otro sistema aéreo de combate liderado por Reino Unido denominado] Tempest”.

En este último punto, centrado en “la dimensión europea”, se señala el interés de “esforzarse por expandir el programa a nuevos países europeos”. Para ello marca una fecha, “después de 2026”, que es el momento previsto para contar con un primer demostrador del futuro avión. El texto añade la conveniencia de “desarrollar sinergias con los instrumentos de defensa europeos (Programa Europeo de Desarrollo Industrial en materia de DefensaPedid–, Cooperación Estructurada PermanentePesco– y Fondo Europeo de DefensaFED–), en particular con vistas al establecimiento de normas europeas de interoperabilidad”.

En otro punto del documento, de 96 páginas, se apunta: “Si el programa FCAS es por el momento un proyecto franco-alemán-español, la oportunidad de encontrar sinergias con los instrumentos de defensa europeos, así como el objetivo de exportabilidad, debería llevar a considerar, cuando llegue el momento, ampliar la cooperación”.

Autonomía europea

 

El documento, destaca que la iniciativa de un futuro sistema aéreo “es clave para la renovación de la aviación de combate de Francia, Alemania y España para 2040 (fecha de finalización del servicio de [los cazas actualmente en servicio] Rafale y el Eurofighter Typhoon)”. Además de que, añade, “también es esencial para la preservación de la autonomía estratégica de defensa europea y su base industrial y tecnológica”.

“La convergencia de los intereses de Francia, Alemania y España en el campo de la aviación de combate hace posible pensar que los tres países preservarán mejor su autonomía estratégica al cooperar juntos”, recoge el informe antes de concluir: “También es una apuesta al futuro: que el programa permita, más allá de los tres países participantes actuales, promover una mayor autonomía estratégica europea”.

En palabras del máximo responsable de la Dirección General de Armamento de Francia (DGA) Joël Barre, el FCAS “puede estructurar el herramienta de defensa en su conjunto a nivel europeo y convertirse en una locomotora para la industria europea, incluidas muchas posibles derivaciones en el ámbito civil”.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje