menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

La compañía italiana ha iniciado el corte de acero del futuro LPD

Fincantieri saca de fábrica su segundo patrullero oceánico para Catar

Buque OPV Sheraouh construido por Fincantieri para Catar. Foto: Fincantieri

Buque OPV Sheraouh construido por Fincantieri para Catar. Foto: Fincantieri

09/06/2021 | La Spezia (Italia)

Infodefensa.com

La compañía italiana Fincantieri avanza en el mayor pedido de su historia. El segundo patrullero oceánico (OPV) que le encargó Catar en 2017, dentro de una orden de trabajo con un valor estimado en 4.000 millones de euros, ya está fuera de fábrica. El nuevo barco, llamado Sheraouh, completa la serie de dos OPV incluida en el pedido. La compañía italiana también entregará a Doha cuatro fragatas, de una eslora de más de un centenar de metros cada una, y un buque de transporte anfibio tipo LPD (por las siglas en inglés de buque plataforma de desembarco). Las siete naves, más distintos servicios asociados y el mantenimiento de los barcos durante quince años es lo que suma el milmillonario acuerdo.

Al igual que su gemelo Musherib, como se denomina la primera OPV, lanzada el pasado septiembre, el Sheraouh tiene 63 metros de eslora y 9,2 de manga. Cuando esté operativo alcanzará una velocidad máxima de 30 nudos y podrá acomodar a 38 personas.

El nuevo barco salió el pasado fin de semana de la nave en la que se ha estado construyendo durante los últimos meses, en el astillero que la empresa tiene en Muggiano (La Spezia), al norte del país. Antes del acto, la compañía celebró la inauguración del Centro de Formación Halul 1, en la que se formarán las tripulaciones de la Fuerza Naval catarí, y el primer corte de acero del futuro LPD. Los tres acontecimientos fueron retransmitidos en directo desde los dos emplazamientos donde se produjeron: el citado sitio de La Spezia y sus instalaciones en la localidad del noroeste italiano Riva Trigoso.

Las siete naves encargadas a Fincantieri de este programa catarí son construidas por la empresa íntegramente en Italia.

La actividad de construcción naval milibar europea es la más exportadora del mundo. La docena de compañías que conforman el grueso del sector en el viejo continente (entre las que figuran la española Navantia, la francesa Naval Group, la neerlandesa Damen y la alemana ThyssenKrupp Marine Systems) vendieron en el exterior 49 de los 80 buques militares de entidad (se excluyen pequeñas naves como patrulleros oceánicos y buques de suministro) que construyeron entre 2009 y 2018. En cambio, de los 136 producidos en China en el mismo periodo solo 11 se exportaron; de los 68 rusos, 14 eran encargos externos; de 40 coreanos, 13 fueron exportados; dos astilleros estadounidenses terminaron 78 naves, de las que únicamente acabaron fuera seis, y de los 19 fabricados por Japón, ninguno fue exportado.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje