EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

Vigilancia Marítima

Unidades de la Armada de Chile fiscalizan el paso de pesqueros internacionales en Magallanes

La Autoridad Marítima desarrolla un monitoreo de las naves desde su ingreso a las aguas jurisdiccionales, efectundo un permanente control de la ubicación, velocidad y dirección, coordinando la designación de prácticos y su correspondiente embarque para el establecimiento de convoyes de naves pesqueras hacia la boca oriental del Estrecho de Magallanes.Un control permanenteLa labor de fiscalización permite verificar que la actividad pesquera de embarcaciones extranjeras en Alta Mar se ejecute conforme a las normas internacionales que buscan la conservación, el uso sostenible de los recursos pesqueros y la protección de sus ecosistemas marinos además de disuadir su eventual extracción no autorizada en aguas nacionales.El capitán de puerto de Punta Arenas, capitán de fragata LT Mauricio Elgueta, señaló que “estas naves al entrar en la jurisdicción de la Gobernación Marítima de Punta Arenas son controladas a través de su paso, comenzando su control desde Isla Félix hasta su salida en Bahía Posesión, efectuando un control permanente”.El comandante indicó que “durante el paso de estas naves de bandera internacional por las aguas jurisdiccionales tienen totalmente prohibido botar basura o elementos contaminantes, asimismo tienen prohibida la pesca o cualquier otra actividad que no sea autorizada por la Armada de Chile”.El paso de la flota por el Estrecho de Magallanes, que anualmente se estima en 200 naves, se tiene contemplado entre los meses de noviembre a enero, siendo un proceso de control multidimensional que se desarrolla con diferentes unidades de superficie y aeronavales, así como control satelital durante todo el cruce por esta importante ruta marítima internacional

Las Bahamas fortalece su sistema de vigilancia marítima con un radar donado por EEUU

Sistema de Vigilancia Marítima El nuevo radar es parte de un compromiso, por más de 10 millones dólares, asumido por el gobierno de Estados Unidos para apoyar la seguridad marítima en Las Bahamas, lo que le permitirá a esa nación insular garantizar la seguridad y protección del vasto dominio marítimo del archipiélago.