El Ejército de Tierra busca nuevos materiales para incrementar sus capacidades no letales
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Tierra >

El Ejército de Tierra busca nuevos materiales para incrementar sus capacidades no letales

Ejercicio del Regimiento de Infantería Palma 47 con Policía Nacional. Foto: Ejército
|

El Ejército de Tierra está trabajando en la experimentación e incorporación de nuevos equipos y sistemas para incrementar sus capacidades de combate no letal en el marco del proyecto Fuerza 2035.

Las conocidas como armas no letales son aquellas específicamente concebidas y preparadas para poner fuera de combate personal con una probabilidad baja de acción fatal o lesión permanente, o poner fuera de servicio el material con un mínimo de daños no intencionados o incidencias para el entorno.

El Ejército considera de gran utilidad el empleo de los sistemas no letales en operaciones en entorno urbanos y de apoyo a autoridades civiles. Cabe señalar que el concepto de Fuerza 2035 cita que los escenarios urbanos la libertad de acción y los movimientos se verán restringidos y los combates se producirán en espacios más reducidos, por ello las fuerzas deberán tener capacidad de modularidad para concentrar o dispersar esfuerzos, contar con fuegos muy precisos y disponer capacidades no letales.

En un taller celebrado esta semana, el jefe del Centro Fuerza Futura 2035, coronel José Miguel García García, expuso que las capacidades no letales, entre otras ventajas, amplían la gama de opciones del jefe de la unidad, podrán utilizarse en todo el espectro de las operaciones y cubrirán el vacío existente en conflictos asimétricos entre la presencia de fuerzas en conflicto y la acción letal.

Regimiento Infantería Palma 47

En la jornada participó el Regimiento de Infantería Palma 47, designada unidad de referencia en el desarrollo de las capacidades no letales en el Ejército de Tierra. La unidad pone el foco en la investigación en este ámbito en tres áreas: instrucción, orgánica y materiales.

El Regimiento ya ha efectuado estudios con materiales que podrían entrar en servicio, utilizados en las FFAA, FCSE y ejércitos de otros países. Además, ha certificado personal en técnicas de combate cuerpo a cuerpo (varios efectivos han obtenido el cinturón negro) y ha realizado ejercicios con personal con material convencional y con equipos dotados de armas no letales.

Necesidades de material

La unidad cuenta ya con un grupo de unos 25 militares especializados en este campo y dispone de materiales no letales básicos como grilletes, bastón extensible, lazos, linternas cegadoras, trid-fold (grilletes desechables), gas pimienta y marcadoras. También ha definido un módulo básico en combate no letal en el que se detalla la colocación de los equipos de la manera más eficiente.

El Palma 47 apuesta por la incorporación de nuevos materiales para dar un salto en capacidades no letales y pasar del pelotón al subgrupo táctico. Para ello, considera necesario la adquisición de una serie de equipos entre los que destacan pistolas táser, escopetas de calibre 12 con doble función (letal y no letal), lanzador de 40 mm no letal, acople de plásticos para dotar de capacidad a armas cortas -the alternative-, granadas aturdidoras o lacrimógenas, redes para la detención de vehículos, dispositivos acústicos para dispersión de masas -LRAD-, sistemas de energía dirigida -ADS-, o sistemas antidrón fijos y portátiles.

Jornadas en octubre

Representantes del regimiento anunciaron que durante la última semana de octubre organizarán unas jornadas de formación de formadores para presentar sus conocimientos adquiridos (procedimientos, técnicas, tácticas, experiencia con material) y avances en capacidades no letales al resto de unidades del Ejército.

Por parte de la industria intervino la empresa Indra que presentó su sistema defensivo de contramedidas dirigidas (Dircm). Esta solución se base en el apuntamiento de alta precisión de un haz laser contra la cabeza de guiado del misil, interfiriendo el sistema de seguimiento y provocando el desvío de la amenaza.

En la jornada también participó representantes del Ceseden y de la empresa ASDT. Por parte de Ceseden se abordó la problemática sobre el uso de compuestos químicos como armas no letales y la regulación actual al respecto. Mientras que ASDT presentó sus sistemas para la identificación y neutralización de drones Sendes y el Sistema Global Contra Drones (Siglo-CD) de la Secretaría de Estado de Seguridad.

El taller estuvo dirigido a presentar las necesidades en el área de las armas no letales a la industria, una capacidad en la que el Ejército está dando sus primeros pasos, y exponer las actuaciones realizadas hasta la fecha en este ámbito, así como los objetivos de cara al futuro. Tras esta primera toma de contacto, la previsión es realizar en la segunda mitad de este año un segundo evento con empresas, órganos de contratación y FCSE para profundizar en esta ocasión en los sistemas existentes en el mercado.



Recomendamos