Bailliencourt DCNS: "En 15 años se demandarán hasta 50 buques de guerra de 4.000 toneladas"
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Europa Occidental >

Bailliencourt DCNS: "En 15 años se demandarán hasta 50 buques de guerra de 4.000 toneladas"

150923 Marie Pierre de Bailliencourt dcnsv 01 406x408
|

La nueva vicepresidenta ejecutiva de Desarrollo de DCNS, Marie-Pierre de Bailliencourt –lleva en el cargo desde el primer trimestre del año –, ha respondido a las preguntas de Infodefensa.com en una larga entrevista sobre el grupo de construcción militar francés que se publica en tres partes. La primera se ajusta al ámbito europeo, en un contexto en el que algunos medios locales apuntan hacia una posible alianza entre las actividades de superficie de la compañía francesa y los astilleros italianos Fincantieri. Otra parte se centra en Latinoamérica, y la tercera, que es la presente, trata sobre las expectativas en los demás mercados internacionales y acerca del actual momento del grupo estatal (el 62,48 por ciento de su accionariado está en manos del ejecutivo francés, mientras que otro 35 por ciento pertenece a Thales).

DCNS, revela, De Bailliencourt, persigue alcanzar dentro de diez años un volumen de ventas de 5.000 millones de euros, la mitad en el mercado internacional y una parte en energías marinas renovables. Son unos 1.400 millones de euros más de lo que factura actualmente y supone regresar –tras unas pérdidas extraordinarias 300 millones en 2014–a las ambiciosas expectativas para el largo plazo que ya adelantó hace dos años a Infodefensa.com el anterior vicepresidente ejecutivo de la compañía. De Bailliencourt revela en las siguientes líneas cómo están trabajando para lograrlo.

¿Cómo justifica la pérdida de ingresos que sufrió DCNS en el último ejercicio?

El año 2014 fue un ejercicio de transición. El nuevo equipo de dirección ha tenido la necesidad de evaluar de manera distinta nuestro modelo financiero y de despejar algunos programas de operaciones. Hemos hecho unas auditorías sobre nuestros principales programas que han demostrado un adecuado control técnico del negocio principal de defensa naval. Pero también han evidenciado la necesidad de progresar en la reducción de nuestros costes y de los tiempos de entrega. Estamos implantado un plan de progreso para restablecer nuestras capacidades de inversión y volver al crecimiento. En él actuamos sobre las bases industriales y de gestión, sobre nuestra política de producto, sobre las estructuras de coste indirecto, sobre nuestra organización del trabajo y sobre la modernización de nuestra información tecnológica y de nuestra infraestructura industrial. Además se recogen mayores inversiones en investigación y desarrollo.

Con el restablecimiento del equilibrio de las cuentas en 2015 nos dirigimos hacia un volumen de ventas de 5.000 millones de euros dentro de diez años, la mitad de ellas en el mercado internacional y una parte en energías marinas renovables.

¿Cuáles son los mercados y los productos con más futuro en el ámbito naval militar?

Estamos redefiniendo nuestra política de productos para adaptar aún mejor nuestros buques y servicios a las necesidades de las armadas. En los próximos quince años se estima que serán necesarios cincuenta buques de 4.000 toneladas para satisfacer las necesidades navales mundiales. Con las fragatas Fremm, las nuevas fragatas de tamaño intermedio y las corbetas Gowind, DCNS obtendrá una completa y única gama de buques de superficies con significativos rendimientos en todas las áreas. En cuanto a los submarinos, DCNS ofrece un amplio catálogo que incluye desde naves litorales hasta submarinos oceánicos. El mercado se estima en hasta 85 unidades en los próximos 35 años.

Un programa importante en este punto es el que prepara Australia para dotarse de hasta doce sumergibles y en el que concurre DCNS ¿Cuáles son sus posibilidades reales?

Efectivamente DCNS participa actualmente frente a Japón y Alemania en el proceso de evaluación competitiva del Programa del Futuro Submarino del Gobierno de Australia. Como estamos aprovechando lo mejor de nuestra probada tecnología naval estamos en condiciones de proporcionar a la Commonwealth tanto un submarino que cumpla con sus requisitos operativos como un plan de industrialización que resuelva las necesidades de mantenimiento a largo plazo y las legítimas cuestiones concernientes a la soberanía.

Pretendemos atraer y trabajar con la industria de defensa australiana a través de nuestra filial, DCNS Australia, mediante el diseño, la construcción y las distintas fases de mantenimiento de su Programa del Futuro Submarino, en el que Francia debería ser seleccionada como socio internacional. Nuestro compromiso con la industria de defensa local es verdaderamente una prioridad para la compañía. DCNS se ha estado reuniendo activamente durante los últimos meses con cientos de potenciales proveedores y socios del país y está estudiando las posibilidades que existen con ellos.

Contamos con las competencias tecnológicas y la legitimidad operativa que nos otorga la implicación de la Marina Francesa a través de un ajuste a los requisitos australianos del diseño de la clase Barracuda; tenemos el conocimiento industrial tanto en tierra como en mar, y hemos demostrado nuestra capacidad de exportar y transferir tecnología. Contamos con un plan de construcción que promueve el empleo local al tiempo que garantiza la seguridad, la fidelidad y un coste económico en la entrega del submarino. Y contamos con el apoyo del Gobierno francés junto con el permiso del Gobierno de Estados Unidos para la integración del sistema de combate australiano. Sí, por lo tanto las posibilidades de DCNS para el programa [del futuro submarino australiano] SEA 1000 son reales.

¿Qué otros asuntos destacan en los planes del Grupo?

DCNS está comprometida en una diversificación de sus actividades en energías marinas renovables. Nuestro grupo está dispuesto a extraer entre el 15 y el 20 por ciento de su facturación de este sector en 2024. Es importante que nos involucremos en un enriquecimiento mutuo de actividades nacidas de las competencias y la convergencia tecnológica.

Con el fin de lograr este objetivo, el Grupo ha decidido centrar sus inversiones dedicadas exclusivamente a soluciones que nos permitan alcanzar unos costes eléctricos competitivos en los mercados objetivos y para lo que contamos con un avance tecnológico. Capitalizada sobre nuestra tecnología líder estamos acelerando nuestro desarrollo industrial en energía de mareas, particularmente a través de nuestra filial Openhydro, e instalaremos dentro de unos meses dos matrices de mareas experimentales en Francia y Canadá. Suponen los pasos experimentales antes del despliegue comercial. En energía eólica flotante DCNS está llevando a cabo sus actividades en colaboración con Alstom para desarrollar el sistema de turbina eólica integrado flotante 6-MW flotante en 2019. Por otra parte, tenemos varios proyectos sobre conversión de energía termal oceánica que podrían ser un recurso interesante.



Recomendamos

Lo más visto