La República checa continúa sin poder utilizar sus aviones de EADS-Casa
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
España >

La República checa continúa sin poder utilizar sus aviones de EADS-Casa

C2954
|

(Infodefensa.com) Praga - La República Checa no puede usar todavía los cuatro aviones de transporte táctico C-295M de Airbus Military, del consorcio aeronáutico europeo EADS, a pesar de que el Estado Mayor del Ejército del país acaba de revocar la prohibición de vuelo emitida en noviembre pasado.

"No han sido solventados todos los defectos. El fabricante declara que se han arreglado los problemas de navegación, lo que ahora están comprobando los pilotos militares, y según los primeros indicios así es", declaró hoy a Efe Jan Pejsek, portavoz del Ministerio checo de Defensa.

En este sentido, el portavoz matizó que "todavía falta el sistema de defensa pasivo (DAS), que debería ser operativo antes de final de mayo lo más tarde. Y esto deberá ser comprobado mediante un examen militar".

Los sistemas de autodefensa, con ayuda del software DAS, detectan amenazas de iluminación láser, radar o disparos de misil; los identifican y generan a continuación una respuesta del aeronave, como el lanzamiento de bengalas o señuelos que perturben las señales del radar o láser.

Los aviones superaron el 6 de febrero los exámenes de vuelo para verificar la estabilidad de los sistemas de navegación y radionavegación.

"En total volaron más de 24 horas, en el curso de las cuales no se detectó ninguna manifestación de inestabilidad", informó el Ministerio en un comunicado.

En vista de esos resultados, el jefe de Estado Mayor del Ejército, Vlastimil Picek, dio su autorización para revocar la prohibición de vuelo.

Los aviones, que fueron adquiridos para misiones militares en el extranjero, "no podrán utilizarse hasta que sean totalmente funcionales, es decir, con el sistema DAS. Hasta ese momento, no podrán ser utilizados en misiones", reiteró Pejsek.

Praga recibió los aparatos en 2010, pero no pasaron al principio de 2011 los exigentes exámenes técnicos del Ejército, por lo que tuvieron que permanecer en tierra.

A lo largo del año pasado se fueron dando nuevos plazos para eliminar los defectos, sin que la parte checa quedara nunca conforme, y amenazando la puesta en funcionamiento de los aviones, como al final ocurrió.

En noviembre, el Gobierno checo instó definitivamente al fabricante, Airbus Military, del grupo aeronáutico europeo EADS, y al suministrador de los aviones, la empresa checa Omnipol, a solventar los problemas técnicos y les dio de plazo hasta mayo de 2012 (Ver noticia).

De lo contrario, amenazó con rescindir el contrato de compra, que fue cerrado en mayo de 2009 por un importe de 137,5 millones de euros.



Recomendamos