Eugenio Fontán: "Todos los sectores se benefician de los avances de las Telecomunicaciones"
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Eugenio Fontán: "Todos los sectores se benefician de los avances de las Telecomunicaciones"

Eugenio Fontan
|

(Infodefensa.com) N. Fernández, Madrid – Eugenio Fontán, decano del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación, ha señalado que las telecomunicaciones ejercen una acción transformadora transversal inmediata, lo que supone que todos los sectores y tecnologías se benefician de manera inmediata de sus avances.

En una amplia entrevista concedida a Infodefensa.com, Fontán ha destacado el importante papel de las telecomunicaciones en el sector de la Defensa y la Seguridad, y ha dado algunas pautas para afrontar la actual situación económica.

¿En qué momento se encuentra la Ingeniería de Telecomunicaciones?       

Como sector y como tecnología, las telecomunicaciones son muy maduras. Son de las tecnologías que más deprisa evolucionan y de las que ejercen una acción transformadora transversal inmediata, lo que supone que todos los sectores y tecnologías se benefician de manera inmediata de los avances de las Telecomunicaciones.

La próxima gran transformación en el sector va a ser cuando nos acostumbremos a prescindir de nuestros sistemas de almacenamiento y empecemos a utilizar para ello la red, de forma que desde cualquier dispositivo podamos acceder a nuestros datos. Esto lleva aparejada una necesidad de garantía, seguridad y privacidad, a la que las telecomunicaciones tendrán que responder.

Esa misma necesidad se requiere en el sector de la Defensa…

Efectivamente, una de las amenazas latentes en la actualidad es la que tiene que ver con los ciberataques, los ataques que dejan desprotegidos los datos de los ciudadanos o que en un momento pueden provocar, por ejemplo, un apagón masivo. En este ámbito, las telecomunicaciones juegan un papel fundamental.

El otro ámbito es la detección de amenazas, que agrupa todos los sensores, radares y demás dispositivos que permiten servir a la defensa de la nación.

En ambos casos es fundamental contar con profesionales bien formados -para lo que tenemos que tener buenas universidades-, responsables y que actualicen su preparación continuamente, un aspecto en el que tienen mucho que ver las empresas. La seguridad de un país no sólo se mide por la capacidad de sus Fuerzas Armadas, sino también por la capacidad de sus sectores de responder a retos industriales.

¿El premio anual del Colegio a Miguel Ángel Panduro es un reconocimiento a esa capacidad?

A la hora de plantearnos a quién otorgar el premio tenemos en cuenta tres aspectos: la reputación profesional y personal intachable, el éxito empresarial y la oportunidad. En el caso de Miguel Ángel Panduro se dan los tres requisitos. Es una persona de reputación intachable y ha tenido un gran éxito profesional. De hecho, es, probablemente, el número 1 en algunos campos del sector, como la coordinación de los recursos órbita-espectro, que es un tema muy técnico y en el que sólo hay un puñado de ingenieros españoles expertos, entre los que está él. Además, creemos que el premio es oportuno porque transmite un mensaje que encaja perfectamente con el mensaje del Colegio, que valora la importancia de trabajar por su país y el hecho de que haya contratado a muchos ingenieros de Telecomunicaciones.

Por último, estamos haciendo un esfuerzo muy importante para motivar a los jóvenes, para que se involucren en el tejido social del país, y en este sentido creemos que Miguel Ángel es un referente muy bueno para ellos.

Una de las acciones en este sentido es la entrega de premios anuales a los mejores proyectos y tesis de fin de carrera…

Sí, son premios enmarcados en nuestra política de premiar el esfuerzo y la excelencia. Entre ellos, hay uno específico para el ámbito de la Defensa que está, precisamente, patrocinado por Isdefe.

En su opinión, ¿cuáles son las líneas a seguir para solventar la actual situación económica?

El Gobierno que salga de las urnas el 20 de noviembre tiene que identificar las líneas estratégicas fundamentales y luego definir cómo implementarlas. Es decir, habrá que definir los diferentes departamentos, buscar las personas idóneas para dirigirlos e, inmediatamente, fijar unos objetivos y unos plazos. Estamos en una situación crítica, no sólo económica, sino también de competitividad, de oportunidad y de mentalidad, y hay que actuar.

En lo que a telecomunicaciones y defensa se refiere, creo que debería contemplarse la conveniencia de centralizar las ayudas a la innovación en un único instrumento nacional altamente competitivo. 

Además, hay que tener en cuenta una serie de sectores vitales que pueden servir de arrastre. Uno es el sector de la Administración electrónica, que tiene connotaciones con los servicios públicos, con la seguridad y la privacidad. Otro sector es el espacio. España juega un papel significativo en la industria espacial europea, en torno al 10%, y debería tratar de mantener esta posición e incluso incrementarla.

¿Qué papel juega la innovación en este panorama?

La innovación es fundamental y hay que generar un caldo de cultivo propicio para garantizarla. La gente tiene que poder crear empresas y tiene que poder cerrarlas. El sector financiero tiene que ver oportunidades de invertir, pero con la seguridad de que se va a poder retirar si el negocio no va bien. Ése es el clima de la innovación: no sólo la tecnología, sino también un régimen jurídico y empresarial que permita abrir empresas, cerrarlas, fusionarlas, cambiarlas de emplazamiento…

Usted es también gerente del Cluster Aeroespacial de Madrid, ¿cómo valora el trabajo de los cluster?

El modelo del cluster tiene sentido para sectores estratégicos, no para todos los sectores. Además, deben tener carácter nacional y estar gerenciados profesionalmente. En mi opinión, en un momento de crisis económica como el actual, hay que dar más responsabilidad a las empresas. Por un lado, hay que idear algún mecanismo que permita arriesgar a las empresas y hay que darles el escenario adecuado para que puedan hacerlo.  Por otro lado, hay que definir un mecanismo de diálogo entre la Administración y la industria. En este sentido, el modelo de cluster puede ser útil pero con una dimensión más amplia.

Los sistemas no tripulados se han configurado con un mercado en continuo auge, ¿cuál es el papel de las telecomunicaciones en este sector?

Los UAV requieren un ancho de banda tremenda y además tiene que ser sobre plataformas múltiples porque, precisamente, una de las grandes debilidades de estos sistemas está en que tienen que estar en contacto permanente con el operador, que está a distancia. Por eso las comunicaciones deben ser rápidas y deben ser seguras. Pero, además, se necesitan redes autoconfigurables, lo que supone que tienen que llevar lo que los telecos llamamos inteligencia de red. Esto quiere decir que cuanta más perfección queramos dar a los servicios de los UAV más ancho de banda necesitamos.  Pero el espectro es limitado, por lo que la adjudicación de frecuencias conlleva muchos problemas administrativos y requiere mucha coordinación internacional.

Otro tema importante es la carencia de regulación para los UAV. Probablemente en España se podría preparar un magnífico aeropuerto para UAV que fuera fácilmente utilizable por las empresas y por la Administración, pero debe ir acompañado de la correspondiente reglamentación para el vuelo de los aviones.



Recomendamos