La Secretaria de Estado señala que la búsqueda de soluciones en la vertiente del gasto pasa por dar salida a la deuda
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

La Secretaria de Estado señala que la búsqueda de soluciones en la vertiente del gasto pasa por dar salida a la deuda

SEDEFRecurso
|

(Infodefensa.com) Madrid – La Secretaría de Estado de Defensa considera que cualquier planteamiento de búsqueda de soluciones en la vertiente del gasto del Ministerio de Defensa pasa por dar salida a la deuda, que asciende a más de 23.000 millones de euros, de los que 15.000 son prefinanciados por el Ministerio de Industria.

En este sentido, en el Cuaderno 10 de Política Industrial de Defensa –elaborado por la Secretaría- se indican dos posibles soluciones. Por un lado, se apunta la posibilidad de que las devoluciones que efectúan las empresas al Tesoro Público, como pago por los anticipos del Ministerio de Industria, generen a su vez crédito en el Presupuesto del Ministerio de Defensa, concretamente en el capítulo 6 (inversiones reales).

Por otro lado, se señala la creación “ad hoc” de un Organismo Público con personalidad jurídica distinta de la Administración General del Estado que asuma la deuda y que tenga más flexibilidad para su gestión.

En el mencionado Cuaderno se añade que, a pesar de los cambios que se han incorporado en los últimos años a la adquisición, la actividad tecnológica y los factores logísticos, se siguen manteniendo “algunas disfunciones importantes que limitan el margen de maniobra”.

Se menciona, por ejemplo, la falta de capacidad para estimular la contención de los costes de producción y mantenimiento, así como la definición insuficiente de las exigencias contables, técnicas y contractuales a los fabricantes.

También se señala la gestión poco eficiente del proceso de compra ante la ausencia de una distribución adecuada de las competencias institucionales, administrativas y contables, a lo que se une una excesiva complejidad y dispersión de los mecanismos de control y la ausencia de una interacción fluida de todos los agentes que integran el Sistema de Adquisiciones.

Igualmente, se apuntan retrasos en la programación temporal y “sustanciales diferencias en la estimación de los costes de los distintos programas respecto de los costes reales”.

Respecto a la base productiva, se habla de insuficiencia de estímulos hacia ella, como los contratos con recompensa o penalización.

Aunque se afirma que estos problemas no son privativos del caso español, sino que son igualmente aplicables a la mayoría de los países occidentales, se indica la necesidad de buscar alternativas a la gestión de los programas de defensa, de manera que los efectos de las reducciones presupuestarias sean los menores posibles.

Necesidad de una perspectiva global

En este marco, la Secretaría de Estado afirma que es necesario “proporcionar una visión global del sistema de adquisiciones de bienes y servicios de defensa”. Explica que, si se emplea esta perspectiva global, el sistema tendría que integrar una serie de elementos que garantizarían un uso eficiente de los recursos asignados.

Así, en el proceso de adquisiciones se deberá poner énfasis en equilibrar el coste, la programación temporal y el rendimiento de los sistemas. En los requerimientos, por su parte, habrá que hacer hincapié en el cumplimiento de objetivos y misiones al menor coste.

En cuanto a la organización institucional y burocrática del proceso de adquisiciones, se indica la importancia de controlar y coordinar los procesos de compra y distribución, así como la necesidad de evitar duplicidades.

Respecto a la industria de defensa, se pone la atención en la idoneidad cualitativa y cuantitativa de la oferta y la competitividad y solvencia financiera.

Por último, se enumeran los requisitos que deben cumplir los recursos humanos que gestionan el proceso de compra y la distribución de bienes y servicios de defensa: estabilidad, formación, experiencia y capacidad de coordinación interagencia.

Un plan de auditoría y una nueva estrategia

Además, la Secretaría considera necesario establecer un plan de auditoría de los grandes programas de defensa con objeto de mejorar el sistema de control de las oficinas de programa, verificar el cumplimiento del calendario previamente adoptado, adoptar medidas para mejorar la eficiencia en la gestión y efectuar análisis periódicos de los costes incurridos para validar en cada momento los costes imputados por las empresas.

Asimismo, se señala la necesidad de establecer una estrategia dirigida, por un lado, a la compra de nuevos sistemas para después ser revendidos a terceros y, por otro, a la venta al exterior del material obsoleto. “Para ello habría que adoptar una estructura flexible que permitiese dar solución a esta estrategia obviando las rigideces de los órganos administrativos”, recoge el Cuaderno.



Recomendamos