Simloc trabaja en un sistema que reduce el tiempo de entrenamiento en tierra del piloto
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

Simloc trabaja en un sistema que reduce el tiempo de entrenamiento en tierra del piloto

Foto: Simloc
|

La empresa española Simloc está desarrollando un sistema -explica la compañía- flexible, seguro, escalable y modular que permitirá la reducción del tiempo efectivo que un alumno necesita para realizar el entrenamiento en tierra.

El sistema estará compuesto por dos grandes grupos funcionales. “El primero, de reducido coste, está orientado al entrenamiento básico individualizado que permite al alumno realizar actividades de entrenamiento en cualquier momento y lugar, sin necesidad de conexiones complicadas. Utiliza en su máxima extensión tecnología de realidad virtual/mixta y háptica (para la necesaria sensación táctil)”, detalla.

El segundo grupo -concreta-, más complejo, aporta muchas más funcionalidades, como el trabajo en entornos con escenarios operativos adaptados a la misión, la conectividad entre sistemas e incluso con simuladores, sin descartar un uso más extensivo de realidad mixta.

Simloc expone que, “adicionalmente, la capacidad para aplicar conectividad 5G y computación en la nube permitirá un abaratamiento enorme de los sistemas que maneja el alumno y por tanto su facilidad de uso fuera de instalaciones de simulación dedicadas”.

La empresa además asegura que el bajo coste del sistema facilitará su utilización individualizada, pudiendo el alumno o piloto elegir la duración del entrenamiento, el lugar y el momento adecuado para realizarlo. De este modo se consiguen los objetivos deseados, es decir, reducir el periodo de entrenamiento en tierra mientras que a la vez se eleva su calidad.

Consorcio industrial Fits4top

Simloc representa a España en el consorcio industrial Fits4top, seleccionado por la Comisión Europea para llevar a cabo el desarrollo de un ITS (Integrated Training System) europeo dentro del programa Plataformas de Entrenamiento de Aviones de Combate del EDIDP.

En este programa, la empresa está diseñando y desarrollando los GBTS (Ground Based Training Systems) que permitirán a los futuros pilotos de combate europeos contar con una herramienta de entrenamiento basada avanzadas tecnologías. Estas herramientas se denominan IMI (Integrated Multimedia Instruction). Simloc también es responsable de la obtención y gestión de requisitos técnicos, derivados de los operativos, aspecto clave para conseguir que el producto se adapte íntegramente a las necesidades reales de las fuerzas aéreas europeas.

El programa cuenta con las siguientes fases: diseño y desarrollo de un entorno de entrenamiento en tierra, incluyendo simuladores de misión (FMS) y simuladores de tareas (PTT); diseño y desarrollo de un entorno de entrenamiento basado en computadores (CBT) con apoyo de realidad virtual y aumentada; diseño y desarrollo de un Sistema Integrado de Planeamiento de Misión (MPDS) y un sistema de gestión del entrenamiento; y diseño y desarrollo de un entorno de entrenamiento LVC (Live, Virtual and Constructive).

Simloc ejerce el liderazgo en la aplicación de tecnologías disruptivas a la enseñanza en tierra en el sector de CBT, como la realidad virtual, aumentada y mixta, las tecnologías de conexión 5G y la tecnología háptica.

Colaboración con el Ejército del Aire

La compañía apunta que "para conseguir el objetivo de entregar un demostrador/prototipo de IMI al Ministerio de Defensa, basándose en los requisitos operativos de usuario que aporta el Ejercito del Aire, es fundamental el conocimiento profundo de esos requisitos y la “traducción” de los mismos al lenguaje de ingeniería de diseño".

La empresa está trabajando en estrecha colaboración con el Estado Mayor del Aire. Un equipo de trabajo de la compañía ya se ha desplazado a la base aérea de Talavera, sede del Ala 23, donde se realizan los cursos avanzados de pilotos de combate del Ejército del Aire, conocidos como fases III y IV del entrenamiento. Su propósito ha sido comprobar in situ que los requisitos que se van a utilizar en el diseño y desarrollo de los sistemas de entrenamiento coinciden con los que requieren las unidades del Ejército del Aire. Una vez se ha confirmado que la alineación inicial de estos requisitos es óptima, los requisitos finales se irán perfeccionando con iteraciones sucesivas a lo largo del programa.



Recomendamos