México planea adquirir helicópteros Black Hawk y aviones de transporte pesado en 2023
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

México planea adquirir helicópteros Black Hawk y aviones de transporte pesado en 2023

La Fuerza Aérea Mexicana prevé invertir más de 650 millones de dólares en las aeronaves fabricadas por la firma estadounidense Sikorsky
Chile black hawk
Helicóptero Black Hawk. Foto: Archivo
|

México prevé adquirir nuevos equipos aéreos en 2023. Según trascendió, la Comandancia de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM) reactivó el proyecto para adquirir una flota de al menos 18 helicópteros Sikorsky UH-60M Black Hawk.

Se prevé una inversión de alrededor de 652,2 millones de dólares por estas nuevas aeronaves, equipados con sistemas de visión FLIR y con montajes para piezas de artillería no incluidas. La FAM cuenta actualmente con una flota de 18 aparatos Black Hawk, que fueron adquiridos en 2014 y entregados en 2016, con una inversión de 203 millones de dólares.

El dato inicial sobre la compra de los UH-60M se conoció a partir de la difusión de documentos clasificados extraídos por Guacamaya Leaks, en los que se ha revelado el proyecto de la Fuerza Aérea Mexicana, cuyo comandante, general de aviación Gerardo Vega Rivera, envió una carta al Comando Norte de los Estados Unidos para solicitarle una cotización enfocada en la compra de 18 UH-60M.

Vega mandó esa misiva, el pasado 2 de junio, la cual fue respondida el 27 de ese mismo mes por mandos del Comando Norte en un texto para acordar una reunión virtual entre mandos militares de ambos países para revisar cuatro temas sugeridos: la participación de una Compañía de México (una unidad militar integrada por 130 elementos) al Centro de Capacitación de Preparación Conjunta (JRTC), el estado que guarda la donación de radares a México, la Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas y la solicitud de precio y disponibilidad para los helicópteros UH-60.

Esta compra reactivaría la adquisición de material aéreo militar por parte del gobierno mexicano, suspendida a la llegada del presidente Andrés Manuel López Obrador cuya política de austeridad afectó en principio el gasto bélico y con ello la modernización de equipo y armamento de todo tipo.

Sin embargo, el presidente de México amplió de manera inédita la agenda de misiones para las fuerzas armadas, incluyendo aspectos no relacionados con el quehacer militar, como la construcción de aeropuertos civiles, la construcción de hoteles, de cuarteles policiacos y la creación de empresas para administrar obras vinculadas a desarrollos de los que se espera surjan recursos financieros para fortalecer a la milicia, a sus retirados y pensionados y a los derechohabientes de estos.

Avión de transporte pesado

Por otra parte, FAM emitió también una solicitud de cotización a empresas particulares para conocer el mejor precio con miras a la adquisición de dos aviones de transporte aéreo pesados con los que reactivará su capacidad operativa de largo alcance, además de acceder a tecnología avanzada superior a la de su actual flota de Lockheed C-130 Hercules (a lo sumo tres que aún se encuentran operativos).

La cotización solicitada es parte del proyecto denominado Fortalecer la Capacidad del Transporte Aéreo, avalada e impulsada por el comandante de la FAM y fue emitida en el sitio oficial de compras del gobierno mexicano a finales de agosto pasado.

El proyecto busca conocer los mejores precios para la compra de dos aeronaves que se integrarían al Escuadrón Aéreo 302 ,castigado por el envejecimiento de sus Hercules.

La ficha técnica elaborada por la FAM no indica de manera concreta y precisa qué tipo de aeronave se solicita. No menciona marca o empresa constructora como tal, pero presenta un listado de 18 especificaciones muy concretas que deben cumplir los equipos requeridos y que, en conjunto, rebasan lo que ofrecen los C-130 en el mercado, por lo que algunos expertos presumen que México pudiera estar barajeando adquirir el modelo Airbus A400M.

Aerolínea comercial

Por otro lado, para este 2023, la Sedena prevé la creación de una aerolínea estatal, bajo la marca comercial de la quebrada línea aérea Mexicana, la cual el presidente López Obrador negociaba hacia el final de 2022.

En principio, su flota estará integrada por aeronaves en el modelo de leasing o alquiler, y, además, se agregaría el avión presidencial Boeing 787-8 Dreamliner, el cual López Obrador ha rechazado utilizar por considerarlo un lujo desmedido y pese a muchos intentos por venderlo no ha sido posible.



Recomendamos


Lo más visto