ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

0

0

0

0

Repercusiones en el sector

El ejemplo de EADS y BAE impulsa la carrera de nuevas alianzas industriales en defensa

17/09/2012

(Infodefensa.com) Madrid – La industria armamentística occidental lleva unos años esperando el comienzo de una ola de consolidación que dará lugar a un nuevo paisaje empresarial militar frente a los fuertes recortes en los gastos de Europa y Estados Unidos. El anuncio de una posible fusión de la británica BAE Systems con el consorcio europeo EADS lleva camino de impulsar ese proceso.

En Estados Unidos se está ahora a la espera de lo que ocurra en las próximas elecciones presidenciales y con los presupuestos antes de cualquier movimiento. En Europa, en cambio, la confirmación de que BAE Systems y EADS tratan de unirse en un gigante con ingresos anuales de 73.000 millones de euros ha supuesto el pistoletazo de salida de este proceso, tal y como lo define Defense News en un extenso reportaje.

La empresa resultante de esa operación, en el caso de que las negociaciones tengan éxito, podría cotizar en las bolsas de Frankfurt, Londres, Madrid y París, y ofrecer una enorme cartera de productos. En ella figurarían desde aviones de combate, entrenamiento y transporte, hasta redes informáticas; pasando por la reparación de buques, la prestación de servicios de inteligencia, de comunicaciones, de mando y de control, y la construcción de cohetes, satélites, misiles, armas de precisión, blindados y sistemas no tripulados.

El artífice de la operación, según el artículo de Defense News es el flamante consejero delegado de EADS, Tom Enders, que tomó su cargo en junio. Su objetivo es expandir la línea de negocios del sector de la defensa de la compañía; mejorar el acceso a EE UU y otros mercados clave internacionales, como el de India; y cambiar gracias al acuerdo la estructura de gobierno de la empresa, que actualmente permite a los ejecutivos de Francia, Alemania y España influir en EADS, para avanzar de ese modo hacia una estructura totalmente comercial.

Para BAE Systems, por su lado, la operación supone la oportunidad de impulsar su actividad civil.

Ambas compañías se han dado hasta el 10 de octubre para anunciar el posible acuerdo.

Un alto ejecutivo europeo de la industria ya jubilado y citado en el mencionado reportaje explica que BAE y EADS “todavía necesitarán ocho meses para concluir [la fusión] y 18 para ver si funciona”. Sin embargo, añade, otros consejeros delegados “no pueden darse el lujo de esperar tanto tiempo para ver si tiene éxito, y todos ellos estarán ahora mismo mirando a su alrededor para ver cómo deben reaccionar”.

De hecho, desde horas después de que los dos gigantes confirmasen su interés en fusionarse, las especulaciones crecían sobre quienes podrían ser los siguientes.

En este contexto, mientras EADS y BAE podrían aprovecharse con su unión del importantísimo mercado de defensa norteamericano, que sigue siendo el más grande del mundo a pesar de los recortes de gastos, las empresas estadounidenses están explorando su vinculación con empresas europeas.

Un alto ejecutivo británico de la industria explica que con cuestiones como los recortes de los presupuestos “hay una cantidad enorme de cambios que están ocurriendo en nuestro sector”. Esta fuente tiene claro que habrá “mucha actividad durante los próximos cinco años, pero no está claro en qué dirección”.

“Cuando llega un cambio de este tipo, la gente se ve obligada a pensar”, añade. Situaciones como ésta tienen “el potencial de producir cambios en términos de escala y presencia geográfica”, concluye.

En este punto, el artículo advierte sobre la influencia que los países con participaciones en estas empresas pueden ejercer, y cita a los ejecutivos británico, francés, alemán, español y estadounidense.

Con la posible alianza de BAE-EADS, que ya ha sido apodada como BEADS, el terreno queda muy abonado para más fusiones y adquisiciones, pero las dudas sobre los gastos militares en EE UU están actuando como freno para esos procesos.

En Europa, por su lado, las compañías necesitan plantearse si les convendría más integrarse en el nuevo gigante que resultase de un posible éxito de la operación, o tratar de alcanzar otras alianzas o fusiones con las que compensar la fortaleza del primero.

La propuesta de fusión de EADS-BAE, por tanto, podría despejar el camino para emprender nuevas acciones en una renqueante industria de defensa europea afectada por los recortes presupuestarios.

El subdirector del grupo de reflexión con sede en París Centre d’Etude et Prospective Stratégique.(Centro de Estudios y Prospectiva Estratégica), Loic Tribot La Spiere, resume esta idea al apuntar: “Si la fusión BAE-EADS sigue adelante, dará lugar a la racionalización a medio y largo plazo en otros segmentos de la industria de la defensa en Europa”.

Los ejecutivos de la francesa Thales y la italiana Finmeccanica, que componen junto a BAE y EADS el cuarteto de grupos principales de la industria de defensa europea, siguen por todo ello muy de cerca la evolución de las conversaciones entre sus competidores y deberán plantearse una posible alianza entre ambos.

En cuanto a las dos compañías que ya han anunciado su intención de unirse: el consorcio de capital español, alemán y francés EADS desarrolla productos y servicios en las áreas aeronáutica y de defensa a nivel mundial. En 2011, el grupo, compuesto por Airbus, Astrium, Cassidian y Eurocopter, generó unos ingresos de 49.100 millones de euros. Actualmente cuenta con una plantilla de 133.000 empleados.

Por su parte, la multinacional británica de defensa, seguridad y sector aeroespacial BAE Systems obtuvo el año pasado unos ingresos próximos a los 23.900 millones de euros, y cuenta con algo más de 100.000 trabajadores.

Foto: Thales

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje