menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Implementación del CAMM de MBDA

Chile destinará 446.000 dólares a viajes del programa de misiles de las fragatas type 23

Pruebas de disparo con el sistema Sea Ceptor. Foto: MBDA.

Pruebas de disparo con el sistema Sea Ceptor. Foto: MBDA.

05/10/2017 | Valparaíso

Nicolás García

El proyecto de Ley de Presupuesto 2018 contempla una asignación de 446.000 dólares para que la Armada de Chile envíe en comisión de servicio, tanto al interior del territorio nacional como del extranjero, al personal responsable del proyecto de reemplazo del sistema de defensa antiaérea GWS-26 Sea Wolf de las fragatas antisubmarinas type 23 FF-05 Almirante Cochrane, FF-06 Almirante Condell y FF-07 Almirante Lynch.

La aparición de esta glosa en el documento que describe los recursos y las iniciativas contempladas para las Fuerzas Armadas en el año 2018 es de gran importancia, ya que se trata de la primera publicación oficial que confirma este hecho y permite formar una idea respecto al estado de avance en que se encuentra la modernización de las principales unidades de combate de la Escuadra Nacional.

La Armada de Chile ha puesto en marcha un ambicioso programa para actualizar e incorporar nuevas tecnologías y capacidades a las fragatas antisubmarinas type 23. Este proceso considera la incorporación de un nuevo sistema de gestión de combate (CMS por su sigla en inglés), radar táctico y sistema antiaéreo de misiles de guía activa.

Dos años de programa

El programa se inició en 2015, tal como dimos a conocer en su momento en Infodefensa.com, y tras evaluar ofertas técnicas y económicas la institución adjudicó en diciembre de 2016 el contrato de modernización a Lockheed Martin Canada por ser la alternativa más económica, por la flexibilidad en integrar sistemas de distintos proveedores y por la amplia experiencia acumulada en el programa de modernización de las fragatas de la clase Halifax.
  
La empresa norteamericana anunció oficialmente el martes 23 de mayo de 2017 que su propuesta había ganado el concurso y que suministrará su sistema de gestión de combate CMS 330. Días después, en el marco del salón Canada´s Global Defence and Security Trade Show (Cansec), la compañía confirmó que implementará en los buques chilenos el radar naval multifunción de vigilancia y adquisición de blancos TRS-4D de Hensoldt y el misil antiaéreo/antimisil de guía activa CAMM de MBDA.

Los tres nuevos sistemas que incorporarán las fragatas antisubmarinas type 23 son soluciones tecnológicas de última generación que colocarán a la institución a la vanguardia regional. Los trabajos serán realizados en la planta industrial Talcahuano de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) y representará el programa de modernización más complejo que haya efectuado una Marina de Sudamérica en los primeros años del siglo XXI   

El misil CAMM

El CAMM (Common Anti-Air Modular Missile) es un misil de defensa aérea de guía activa de velocidad supersónica desarrollado por MBDA. Esta arma fue desarrollada para derribar aviones de combate, helicópteros, aeronaves no tripuladas y es capaz de derrotar con éxito ataques de saturación de misiles supersónicos de crucero antibuque de alta velocidad, de baja firma radar y dotados de contramedidas avanzadas. 

El CAMM posee una cobertura de 360° en todos los sectores de disparo y su lanzador permite ser integrado en sistemas de combate navales nuevos o existentes. Cuenta con un buscador RF activo capaz de operar en cualquier condición climática y enlace bidireccional entre el misil y el lanzador lo que permite que reciba orientación una vez disparado a mitad de vuelo mediante un enlace de datos o bien que solamente en la fase final inicie la búsqueda con el autodirector lo que elimina la necesidad de radar de control de fuego.

En cuanto a sus dimensiones, tiene 3,2 metros de longitud, 166 milímetros de espesor y 99 kilos de peso. Posee un alcance superior a los 25 kilómetros. Una de sus particularidades es su sistema de lanzamiento en frío lo que permite que la ignición del propulsor principal se efectúe a 30 metros de altura y no requiera de una celda blindada. Esto genera importantes mejoras de seguridad ya que hace los disparos más seguros evitando la corrosión del lanzador y proporciona una instalación flexible gracias a su menor peso.

MBDA reveló a comienzos de septiembre de 2017 que la fragata británica HMS Argyll (F231) realizó el primer disparo de validación desde un buque del misil CAMM. Esta sistema estará en servicio en las fragatas type 23 y en las futuras type 26 de la Royal Navy, en las corbetas de la clase Tamandaré de la Marinha de Brasil y en las fragatas de la clase Anzac de la Royal New Zealand Navy (RNZN).

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje