MUNDO
-/5 | 0 votos

El avión de combate J-20

Dudas en torno a la verdadera eficacia del caza furtivo mostrado por China

10/11/2016 | Madrid

G. S. Forte

Hace tres años trascendió el robo de numerosos diseños militares estadounidense por parte de piratas chinos. Entre los desarrollos comprometidos se encontraba el del avión de combate de quinta generación F-35, cuyos detalles pasaron a manos de los atacantes. Infodefensa.com adelantó entonces que el episodio “podría acelerar el desarrollo de armamento chino”. La primera exhibición en público del avión de combate J-20 este mes parece confirmar esa hipótesis. Sin embargo, también abunda la impresión de que el desarrollo presentado no es tan eficaz como han apuntado las autoridades de Pekín.

La agencia económica Bloomberg ha publicado un reportaje en cuyo título ya se pregunta si el nuevo avión de combate, con el que China espera enfrentarse en los mercados internacionales a los cazas furtivos norteamericanos, es un “negocio real o todo un espectáculo”.

El texto recoge las palabras de Greg Waldon, de FlightGlobal, afirmando que con el vuelo de en torno a un minuto que realizaron dos J-20 el 1 de noviembre en la XI Exhibición Internacional de Aviación y Aerospacial de China, solo “aprendimos que es ruidoso”.

De acuerdo con los pocos detalles revelados por los responsables chinos y las especulaciones de otros conocedores de la materia, el nuevo avión podría presentar algunos problemas si llega a entrar en acción, pero no han trascendido más detalles.

Sus creadores afirman que tiene más alcance y puede llevar más armamento que los estadounidenses, mientras pasa desapercibido ante los sistemas de detección del adversario. Sin embargo, no existen evidencias más allá de rumores de que estas capacidades sean reales.

Es una situación similar al del conocido como misil asesino de submarinos DF-21D, revelado por China el año pasado. Algunos expertos han afirmado que con él la época de los portaaviones estadounidenses toca a su fin. Pero no hay evidencias claras de que pueda resultar efectivo, como también ocurre con el misil YJ-12, del que se ha dicho que es capaz de volar justo encima de la superficie del mar para evitar al radar.

El analista Andrew Erickson se pregunta en The National Interest qué hay realmente dentro de los nuevos desarrollos chinos. Mientras que estamos viendo cómo “el hardware chino sigue mejorando notablemente, el calibre del software que lo soporta y conecta no se conoce y no ha sido probado en combate”, apunta.

En todo caso, el artículo de Bloomberg hace un llamamiento para que Estados Unidos revise algunos de sus desarrollos teniendo en cuenta un posible escenario en el que China pueda acabar contando con verdaderos sistemas de vanguardia.

Imagen: Pakistan Defence / Twitter

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje