menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Caza Eurofighter, Gripen y Rafale, entre los candidatos

Los expertos consultados por Suiza se inclinan por la compra de 30 nuevos cazas

Eurofighter austriaco sobrevolando Suiza. Foto: Airbus

Eurofighter austriaco sobrevolando Suiza. Foto: Airbus

02/06/2017 | Madrid

G. S. Forte

El grupo de expertos encargado de evaluar la compra de aviones de combate para Suiza ha concluido el informe de recomendaciones que hace un año le solicitaron oficialmente las autoridades del país. El trabajo se enmarca en la búsqueda de una nueva solución después de que en mayo de 2014 la población suiza rechazase en referéndum la compra entonces prevista de 22 aeronaves Gripen a la empresa sueca Saab por cerca de 3.500 millones de dólares.

El trabajo publicado ahora por el Departamento de Defensa del país destaca la necesidad de contar con nuevos aviones de combate para la “vigilancia, la protección y la defensa de su espacio aéreo”, además de un “nuevo sistema de defensa tierra-aire”. Los futuros cazas deberán reemplazar a las actuales flotas suizas de F/A-18, que alcanzarán el fin de su vida operativa durante la próxima década, y de F-5E, que ya suman 30 años.

El informe del panel de expertos ha establecido cuatro opciones, cada una de ellas basada en un distinto grado de desarrollo de los sistemas de protección del espacio aéreo, y describe sus ventajas y desventajas.

La primera opción contempla la sustitución del inventario de aparatos actual por 55 nuevos aviones, con posibilidad de ampliar la cifra hasta los 70, y el reemplazo igualmente de toda la red de defensa por una nuevo de mayor rendimiento. La segunda plantea la compra de 40 cazas y la adquisición de una nueva red de defensa aérea. La tercera prevé hacerse con unas treinta aeronaves y extender la vida operativa de los F-18 Hornet hasta 2030, acompañada de una importante mejora de las capacidades de la red de defensa aérea. La última opción propuesta es la compra de únicamente 20 nuevos cazas, la extensión de la vida de los F-18 y la renovación de la actual red de defensa aérea.

El coste de cada una de ellas, que es una pieza crucial para sacar adelante el programa, es lógicamente muy diferente. Para la primera opción, que contempla la compra de un mínimo de 55 nuevos aviones, se estima un coste de entre 15.000 y 18.000 millones de francos suizos. La segunda tiene un precio calculado de 9.000 millones, incluidos los 40 nuevos aviones. La tercera, con 30 aparatos, se ha fijado entre los 8.000 y los 8.500 millones. Y la última, en la que únicamente se contempla la compra de una veintena de aeronaves, el gasto previsto baja hasta los 5.000 millones.

Seis expertos del panel han mostrado su apoyo a la tercera opción, la de los 30 aviones, mientras que la primera y la segunda (55 aviones como mínimo o 40) han conseguido el respaldo de dos expertos cada una, y únicamente uno de ellos se ha decidido por la más barata, la cuarta, en la que se recoge la adquisición de 20 unidades de un nuevo avión de combate.

La necesidad más imperiosa para las autoridades del país es la sustitución de la treintena de cazas F-5E Tiger II aún operativos, de los 54 con los que llegó a contar su fuerza aérea. Estos aviones ya cuentan con más de treinta años de servicio sobre sus alas. En cuanto a los 31 F/A-18, aún les queda casi una década para que alcancen el fin de su vida útil, por lo que su reemplazo ya debe ser abordado.

Elección en 2020

El modelo del nuevo caza deberá determinarse más adelante. En este punto cuentan con opciones los tres aviones que ya fueron evaluados en su momento: el Gripen, de la sueca Saab; el Eurofighter, desarrollado por Airbus, BAE Systems y Leonardo, y el Rafale, de la francesa Dassault Aviation. En una primera instancia fue seleccionado el Gripen de Saab, como se anunció en noviembre de 2001, frente a las opciones de Dassault Aviation y el consorcio Eurofighter. La compra de los 22 aviones previstos entonces, sin embargo, fue rechazada en referéndum durante la primera mitad de 2014 por el 53,4 por ciento de los votos.

La elección del nuevo caza se deberá haber realizado en 2020 y en 2022 tendrá que presentarse al Parlamento la solicitud de financiación para su compra, de acuerdo con el calendario previsto por el Ministerio de Defensa del país.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje