menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

A la espera del programa Orka

El incendio del buque Orzel pone en jaque la capacidad submarina polaca

Fabricación de un submarino en España. Foto: Ginés Soriano Forte

Fabricación de un submarino en España. Foto: Ginés Soriano Forte

04/11/2017 | Varsovia

Infodefensa.com

Mientras el futuro programa de submarinos polacos no acaba de definirse, la Armada del país se está quedando sin esta capacidad militar. El incendio declarado recientemente en su sumergible Orzel, que data de la época soviética, deja al país con cuatro naves de este tipo que, de acuerdo con medios locales, “no tienen ningún valor militar”.

La agencia rusa Sputnik se ha hecho eco de las informaciones publicadas por el periódico Wyborcza, el segundo más leído del país, en las que pone en duda que el país conserve capacidad de guerra submarina tras el suceso del Orzel.

El Ministerio de Defensa de Polonia reveló hace dos años los primeros detalles de su futuro proyecto de submarinos Orka, a los que prevé armar con misiles de crucero. En aquel momento las autoridades del país anunciaron que ya contaban con fondos reservados para esta compra y que el análisis de las distintas opciones se iniciaría durante el cuarto trimestre de ese año, lo que permitiría poner en marcha el proceso de adquisición.

De acuerdo con aquel anuncio el programa Orka prevé una financiación que se extenderá hasta el año 2024. El objetivo reconocido entonces es que los futuros buques estén armados con misiles de crucero, si bien esto no modificaría la recepción prevista de los dos primeros submarinos en 2022 (el siguiente debería estar listo en 2030). Además la fuente adelantó que se crearía un nuevo centro para el mantenimiento de las naves y que las embarcaciones también serían capaces de transportar tropas ajenas a sus tripulaciones, entre otras novedades.

La prensa placa valoró la adquisición de los tres nuevos submarinos en aquel momento en una horquilla que va de los 1.800 y a los 2.150 millones de euros. De acuerdo con fuentes de la industria militar europea, resulta difícil pensar que Polonia acabe optando finalmente por un fabricante de sus nuevos submarinos distinto a Alemania, aunque en su momento las autoridades polacas llegaron a asegurar que los sumergibles germanos de la clase 212A que podrían optar a este proceso no cumplían con los requisitos iniciales.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje