menú responsive
OPINIÓN
-/5 | 0 votos

La Ventana

Análisis Infodefensa

Las operaciones en el exterior, un escaparate para la industria

13/11/2017 | Madrid

En un reciente encuentro entre representantes de empresas del sector y de diferentes sectores de la administración se ha apuntado la idea de aprovechar la presencia militar en zonas de conflicto como elemento de promoción de nuestra industria de defensa. Una idea que podría dirigirse tanto hacia las fuerzas del país donde se realiza el despliegue, como hacia las de países aliados con los que se opera. La presencia militar española en zonas de conflicto puede utilizarse efectivamente como escaparate de nuestra capacidad industrial y como elemento para fomentar los productos españoles no solo del sector de defensa sino también de otros.

Curiosamente la idea surge cuando se cumplen 25 años del despliegue de la primera agrupación española en Bosnia-Herzegovina allá por el otoño de 1992. El verano de ese año el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobaba la resolución que marcaba el inicio de la implicación de la comunidad internacional en la guerra civil que había comenzado en abril. La primera medida era garantizar la apertura del aeropuerto de Sarajevo, para lo que se desplegó un batallón de paracaidistas franceses. Los soldados no llegaron solos.

Junto con ellos un equipo de ingenieros civiles que proporcionaron los medios técnicos necesarios para poder operar el aeropuerto. Así el aeropuerto de Butmir funcionó durante el periodo más crudo del asedio de la ciudad gracias a la protección de los soldados y con los recursos aportados 'a riesgo' por las empresas con el apoyo del gobierno francés. Una década después, cuando el aeropuerto se transfirió a las autoridades locales, la adjudicataria del contrato para suministrar los sistemas de control fue la empresa que los había aportado durante la guerra.

El gobierno francés también aportó los equipos técnicos de ingeniería que reconstruyeron el puente de Mostar reinaugurado con importante presencia oficial gala en verano de 2004. Desde su destrucción en noviembre de 1993 hasta su reapertura, el puente había sido sustituido por una pasarela construida por zapadores españoles comunicando el barrio bosniaco con las proximidades de la conocida plaza de España de la ciudad, donde hoy se pueden ver los nombres de los 23 soldados españoles caídos en esas tierras.

La presencia de Su Majestad el Rey Juan Carlos en la inauguración de la plaza en abril de 2012 materializó el compromiso de los españoles con los soldados desplegados en el exterior. Su labor operativa se complementa con diferentes proyectos de cooperación, principalmente educativa o cultural, que no deberían quedarse en una mera anécdota de corta duración mientras dure el despliegue militar.

La experiencia obtenida por el Ejército en el establecimiento de proyectos cívico-militares (Cimic) es importante y puede extrapolarse a diversos ámbitos. En ese sentido la experiencia de otros países en proyectos de reconstrucción de infraestructura, por ejemplo, de la mano de equipos militares ha permitido una presencia empresarial posterior en los países al finalizar los conflictos. Italia o Alemania tienen también importante experiencia en este sentido. El caso del aeropuerto de Dakovica en Kosovo es solo un ejemplo más.

Efectivamente, como se apuntó en la jornada que mencionábamos al inicio, quizás sea el momento de dar un paso más. Empecemos repartiendo botas a las fuerzas somalíes, pero continuemos estableciendo medidas para aprovechar la presencia militar en el exterior para promocionar a las empresas españolas. Para ello, la administración debe proporcionar los mecanismos, las empresas asumir algunos riesgos y, entre todos, establecer estrategias de presencia en el exterior.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje