AMÉRICA | Contratación
-/5 | 0 votos

Un contrato con Lockheed Martin Canada

Empieza la cuentra atrás para modernizar las fragatas type 23 de Chile

09/02/2017 | Valparaíso

Nicolás García

El inicio del proceso de modernización de las fragatas type 23 de la Armada de Chile está cada vez más cerca. Lockheed Martin Canada no ha confirmado aún la formalización del contrato de integración de los nuevos sistemas en los buques, pero todo apunta a que el documento está firmado desde principios de este mes y solo espera del visto bueno de la Armada de Chile para hacerse público. El contrato, como adelantó en mayo de 2016 Infodefensa.com, se adjudicó el pasado mes de diciembre.

Al ser preguntados sobre la firma oficial del contrato, desde Lockheed Martin Canada rechazaron hacer ningún tipo de anuncio y pusieron la difusión de cualquier acuerdo en manos de la Armada de Chile, de la que solo dijeron que "todavía no ha anunciado un contrato formal para la integración de nuevos sistemas de combate para actualizar sus tres fragatas type 23".

Lo que sí se comentó desde la empresa es que este proceso tiene varias etapas y que la elección de Lockheed Martin Canada como contratista principal es el resultado de la amplia experiencia que tiene por más de 30 años como integrador de sistemas de combate en Canadá y por su selección como el primer integrador de sistemas para la actualización de las fragatas de la Real Armada de Nueva Zelanda (NZ FSU).

En este sentido, la solución propuesta a Chile, según se explicó desde la compañía, "se basa en lo que ha sido entregado en el programa de modernización de las fragatas clase Halifax de Canadá y lo que está siendo desarrollado para Nueva Zelanda, ofreciendo una metodología de integración de sistemas de combate de última generación así como también las experiencias adquiridas en estos sofisticados programas".

Un ambicioso proyecto

Chile compró en 2005 al Reino Unido tres fragatas antisubmarinas type 23 por 350 millones de dólares. Estas únidades poseen características únicas en Latinoamérica que les permiten desarrollar complejas misiones de guerra antisubmarina para lo cual poseen un silencioso sistema de propulsión combinada diésel-eléctrica y gas (Codlag) y el sonar remolcado de búsqueda activa/pasiva de baja frecuencia S2087 de Thales.

La institución, como parte de la política de actualización continua de las plataformas de combate destinada a mantener su máximo potencial y vigencia operativa durante el ciclo de vida útil, formuló a inicios de 2015 una solicitud de información de radares tácticos, sistemas de gestión de combate (CMS) y misiles antiaéreos de guía activa/semiactiva junto con la capacidad para integrar esta tecnología en las fragatas type 23 a las compañías BAE Systems, IAI, Lockheed Martin Canadá, QinetiQ y Thales Nederland.

La Armada fijó a fines de junio de 2016 el plazo para que las empresas presentaran sus propuestas técnicas y ecónomicas y tras evaluar los antecedentes solicitados, informó el 12 de diciembre a Lockheed Martin Canada de que su oferta había obtenido el primer lugar mientras que el favorito en este proceso, BAE Systems, quedo en segundo puesto.

Aunque aún no hay claridad respecto a los sistemas que finalmente integrará Lockheed Martin Canada en las fragatas FF-05 Almirante Cochrane, FF-06 Almirante Condell y FF-07 Almirante Lynch por las cláusulas de confidencialidad y reserva propio de este tipo de licitaciones, fuentes consultadas por Infodefensa.com indican que el misil antiaéreo y antimisil que reemplazará al Sea Wolf de los buques chilenos será el CAMM de MBDA. Un dato interesante de este misil es que será integrado no solo en las fragatas type 23 de Royal Navy, sino que también en las dos fragatas de la clase Anzac de la Real Armada de Nueva Zelanda.

En cuanto al reemplazo del CSM SSCS DNA(2), existe la posibilidad de que éste se mantenga a bordo de las unidades chilenas y que el CMS 330, sistema que ha sido implementado por Lockheed Martin Canada en las fragatas canadienses clase Halifax de Canadá y neozelandesas clase Anzac, se integre como un subsistema a cargo del control de los misiles CAMM como sucederá en el país de Oceanía para incrementar las capacidades de procesamiento que significa la adopción de ese sistema de armas de guía activa.

Entre los argumentos a favor de esta solución está que SSCS es un sistema de arquitectura abierta con lo que se disminuyen los riesgos de integración de nuevos sistemas y se acorta el tiempo destinado a los trabajos de modernización. Esta coexistencia de soluciones tecnológicas de distintos proveedores se da en la Armada de la República de Corea del Sur que tiene buques con el sistema de mando y control SSCS Mk7 que compila y gestiona sistemas estadounidenses, europeos y locales.

Foto: Armada de Chile

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje