menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Desarrollados por la checa Aero Vodochody

Senegal compra cuatro reactores de entrenamiento y ataque L-39NG

Infografía sobre el avión L-39NG. Imagen: Aero Vodochody

Infografía sobre el avión L-39NG. Imagen: Aero Vodochody

09/04/2018 | Praga

Infodefensa.com

La compañía checa Aero Vodochody ha anunciado la venta de cuatro aviones de combate ligero y entrenamiento L-39NG a Senegal. La operación ha sido previamente revelada por el presidente de esta república africana, Macky Sall, durante la celebración del Día de la Independencia del país.

Además de los cuatro aparatos, en su versión de ataque ligero –aunque también mantendrán su capacidad de entrenamiento completo–, el contrato incluye la capacitación de los pilotos y del personal de mantenimiento, el suministro de distintos repuestos, equipo de apoyo en tierra y servicios de apoyo logístico.

Aero Vodochody ha desarrollado su L-39NG sobre la base de su experiencia en modelos anteriores de la empresa, como los L-39, L-59 y L-159, además de la obtenida colaborando “con las empresas aeroespaciales más importantes del mundo”, según el propio fabricante. La firma checa, concretan sus responsables, ha construido grandes estructuras, y en ocasiones aeronaves completas, para Airbus, Alenia Aermacchi (actual Leonardo), Boeing, Bombardier, Embraer y Sikorsky (actualmente parte de Lokcheed Martin).

El L-39NG cuenta con una aviónica preparada para el entrenamiento de los futuros pilotos de aeronaves de combate de cuarta y de quinta generación, aunque en el caso de Senegal su compra responde más a su capacidad para actuar como vector de ataque ligero.

Aero Vodochody se califica a sí misma como “el más exitoso fabricante de aviones de entrenamiento a reacción en la historia de la aeronáutica”. La empresa, continúa la fuente, ha suministrado y dado apoyo a más de 6.000 aparatos de este tipo, “un número sin igual por parte de ningún otro fabricante de aviones del mundo”.Avión de entrenamiento L-39NG. Foto: Aero Vodochody

La empresa recibió el pasado verano un préstamo de la agencia de crédito a la exportación CEB (Czech Export Bank) para su programa del L-39 por una cantidad modesta (en torno a 12 millones de euros al cambio) pero de importancia simbólica por lo que supone de espaldarazo al proyecto.

El comandante de la Fuerza Aérea de chequia, el general Jaromír Šebesta, apuntó en su momento, noviembre de 2016, que el primer cliente de los aviones de entrenamiento L-39NG debería ser el propio país fabricante para asegurar su viabilidad. El contrato acordado ahora con Senegal afianza el proyecto y supone la primera venta de aviones en el mercado exterior de los últimos veinte años.

El L-39NG también ha sido ofrecido a, entre otros, Francia, que finalmente ha optado por el Pilatus PC-21 Suizo, y a la Fuerza Aérea del Perú. Además se apunta como uno de los posibles candidatos a sustituir la flota de entrenadores  C-101 del Ejército del Aire de España.

Aero Vodochody trabaja desde hace unos meses con una nueva estrategia que pasa principalmente por la producción de aeronaves propias, específicamente el avión de ataque ligero L-159 y el aparato de entrenamiento L-39NG.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje