menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

FEINDEF

El VCR 8x8, ausente en una feria con todos los candidatos a las torres

Torre de 30 mm de Rafael. Foto: Santa Bárbara Sistemas

Torre de 30 mm de Rafael. Foto: Santa Bárbara Sistemas

04/06/2019 | Madrid

B. Carrasco

La primera edición de la Feria Internacional de la Defensa y la Seguridad (FEINDEF), que tuvo lugar entre el 29 y el 31 de mayo en Madrid, ha dejado un gran número de novedades y una ausencia destacada: el Vehículo de Combate sobre Ruedas 8x8 Dragón, el núcleo de la renovación tecnológica del Ejército español del siglo XXI.

Aunque el vehículo no estuvo presente en la exhibición, el estado del programa dio mucho de qué hablar en una feria en la que participaron las compañías implicadas en el desarrollo de los cinco demostradores tecnológicos -Santa Bárbara Sistemas, Indra y Sapa- y el cliente final, el Ejército de Tierra. El encuentro empresarial evidenció que las expectativas puestas en este programa son muy altas y que existe una cierta inquietud ante la acumulación de retrasos en el desarrollo y montaje de los demostradores. Una preocupación que el Ejército no esconde. 

Según fuentes industriales consultadas por Infodefensa.com, la decisión de no exponer alguno de los demostradores en FEINDEF estuvo relacionada con evitar incrementar los retrasos y que, de acuerdo con estas fuentes, implican que no estarán listos en julio y habrá que esperar hasta el próximo mes de noviembre.

Multa millonaria a la UTE

 

El diario El País recoge que, como consecuencia de ello, el Ministerio de Defensa podría verse obligado a imponer una multa millonaria a la Unión Temporal de Empresas (UTE) ya que no hay intención de modificar el contrato. Éste recoge una sanción de más 10.000 euros diarios. Si el retraso es de cuatro meses, implicaría una multa de más de 1,2 millones que tendrían que asumir las tres empresas: Santa Bárbara Sistemas, Indra y Sapa-.

Según el periódico, el retraso obligará al departamento dirigido en funciones por Margarita Robles a aprobar el contrato de producción de los primeros 348 blindados por 2.100 millones (el pedido completo llegará a los 998 vehículos por un coste total de 3.836 millones) antes de que concluyan las pruebas con los demostradores. No es la mejor opción para Defensa, pero no tiene otra alternativa si quiere que se cumpla el calendario de entregas.

El lío de las torres

 

Especialmente significativa fue la presencia en FEINDEF de todas las empresas candidatas a dotar con sus torres al futuro 8x8 Dragón e incluso aquellas que todavía tienen alguna esperanza entrar en el programa.

La torre será una de las pieza principales del futuro vehículo on un coste que expertos cifran entre 300 y 450 millones de euros. En la primera fase, por ejemplo, el Ministerio de Defensa prevé adquirir unas 190 estaciones de armas remotas de 30 mm para los vehículos, según confirmaron fuentes del sector a Infodefensa.com.

La israelí Rafael presentó sus torres remotas Samson 30 mm y Mini Samson 12,7 mm, mientras que la también israelí Elbit formalizó su alianza con Navantia y Expal para la producción en España de su torre remota de UT30MK2, rebautizada con el nombre de Tizona. Estas dos empresas se postulan como las grandes favoritas para suministrar las estaciones de armas.

Sin embargo, fuentes conocedoras del programa afirman que la candidata que también estará presente cuando se firme el contrato de producción es la empresa española Escribano que en la feria mostró su torre Guardian 2.0 de 12,7 mm, que será probada en el demostrador de observador avanzado del Dragón. La última preseleccionada en el programa, Leonardo Hispania, también estuvo en la feria si bien no llevó su torre tripulada Hitfist.

Fuera del programa siguen otras dos empresas que acudieron al salón internacional con sus propuestas, a la espera de una oportunidad de los gestores del programa en la DGAM. La belga John Cockerill con su familia de torres modulares Cockerill y Trium DRS, un consorcio formado por Indra, Escribano y Leonardo Hispania, que trabaja en el desarrollo de la torre no tripulada de 30 mm Cerberus. Este último mantiene, de acuerdo con fuentes oficiales, sus opciones abiertas a ser incluida en el programa aunque ello podría incrementar los retrasos en su programación.

Situación del programa

 

El programa VCR 8x8 entrará en una fase decisiva en la segunda mitad de 2019. Fuentes del sector apuntan a Infodefensa.com que a principios de este mes de junio comenzará la integración de las torres y el sistema de misión en la plataforma seleccionada, el Piraña V de GDELS-SBS.

Estas mismas fuentes justificaron la ausencia del demostrador de movilidad en FEINDEF, una plataforma que hay que recordar fue presentada hace un año en el foro Ejército-empresas de Toledo. "El vehículo está haciendo kilómetros en el campo de maniobras de Araca (del Ejército) para sacar el máximo rendimiento al grupo motopropulsor. Traerlo a la feria hubiera sido perder tres semanas", detallan.

El programa tecnológico para el desarrollo del grupo motopropulsor –motor y transmisión- está liderado por la empresa vasca Sapa. Como se ha señalado, es evidente que los cinco prototipos no estarán en julio en la Brigada de la Legión para las pruebas sobre el terreno que quiere el Ejército de Tierra. Esto supone un nuevo retraso sobre la fecha acordada en noviembre del año pasado.

En paralelo: pruebas y contrato

 

El plan ahora es completar durante el verano el montaje de los demostradores para iniciar después una fase de pruebas industriales de los sistemas y las torres en la que la principal novedad será la presencia del Ejército que también evaluará de forma paralela las capacidades del vehículo, con el objetivo de acortar los plazos.

El resultado de las pruebas no afectará en un principio a la firma del contrato de producción de las primeras 348 unidades que está previsto para finales de este año. Tras la experiencia con una UTE, en Defensa toma fuerza la idea de adjudicar la fabricación del nuevo 8x8 a un contratista principal, que subcontratará a los demás, y, en este escenario, todo apunta que será Santa Bárbara Sistemas.

La opción más probable es que los demostradores al final lleguen a la Legión con el contrato firmado para continuar con las pruebas a lo largo del próximo año. Desde el sector recuerdan a Infodefensa.com que a finales de 2018 fue aprobada con un gran esfuerzo la revisión de diseño crítico y ahora lo que hay que hacer es perfeccionar los sistemas, algo que puede hacerse mientras arranca la fase de producción.

Y comparan la situación con las fragatas F-110: "La orden de ejecución fue firmada en abril de este año y la revisión de diseño crítico todavía no está aprobada".

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje