menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

IV Simposio de Seguridad y Defensa Perú 2018

Till alerta a Latinoamérica del peligro de apostarlo todo al 'Marsec' (y2)

Nuevas tecnologías de control/negación del mar, el torpedo anti-torpedo Sea Spider. Foto: Marina de Guerra del Perú

Nuevas tecnologías de control/negación del mar, el torpedo anti-torpedo Sea Spider. Foto: Marina de Guerra del Perú

18/09/2018 | Lima

Peter Watson

Viene de 'G. Till defiende el "control del mar" como base de cualquier estrategia (1)'

Geoffrey Till continuó su ponencia en el IV Simposio Internacional de Seguridad y Defensa  Perú 2018 con el segundo desafío a los conceptos de control y negación del mar, el conocido como Marsec, la seguridad marítima.

América del sur, como región, ha tenido serias disputas fronterizas, no tanto como en otras áreas, una región donde también tienen retos internos y en sus zonas marítimas, que requieren monitoreo por sus recursos naturales. De ahí, la tendencia alta de las marinas a mantener la seguridad en el mar, con vectores enfocados hacia amenazas de bajo nivel.

El expositor enfatizó que debido a los presupuestos restringidos, mientras más invierten en seguridad marítima, en capacidades para enfrentar fuerzas de baja intensidad es más difícil que tengan capacidades para el control del mar.

Si uno quiere una región pacífica, el revisar los conceptos de control del mar, y actuar en consecuencia, puede afectar esa naturaleza, pero también se debe tener en cuenta aquel conocido dicho de “si quieres paz, prepárate para la guerra”, que también puede ser una de las razones por la cual la región es tan pacífica. También se debe tomar en cuenta la estabilidad estratégica, que sí afectada, se puede uno exponer a la intervención de agentes externos.

El tercer reto es el presupuesto. El desarrollo de las marinas en Europa ilustra el punto de inflexión en el que las preocupaciones presupuestales han generado marinas muy capaces, de alto nivel tecnológico, pero muy reducidas en número, una reducción en masa que arriesga la sostenibilidad de operaciones que en el pasado, no siempre, pero que resulto ser clave para el éxito en las operaciones de control del mar.

La fuerza de la unión

 

Esas mismas presiones, añadió Till, están en todas las marinas, especialmente aquellas que tienen restricciones en términos de recursos. En Europa, la respuesta estratégica es un acto cooperativo de unión, para en conjunto ser eficientes, pero no está claro que está opción exista en América del Sur.

El problema se va agravando cuando se tienen que hacer inversiones en otras formas de defensa, como la seguridad marítima mencionada y otras áreas, como las capacidades de ciberseguridad, generando más problemas para las Marinas al momento de buscar recursos para sus capacidades tradicionales.

El cuarto reto, el moral, político, es más moral que político, una de las razones de las restricciones presupuestarias, especialmente en países democráticos, al momento de tener que usar las fuerzas armadas de manera coercitiva.

El miedo a las posibles consecuencias estratégicas, el desencanto con la experiencia de la guerra, punto en el que el ponente cita a las guerras de Irak y Afganistán, genera un interés sobre lo que debe ser el bienestar social, la salud, la educación, resultando en un bajón en el uso de recursos para la defensa a lo largo de los años, y eso ocurre en todas partes, es una gran proporción del PBI, muy significativa en el gasto público.

Till sostuvo que ello sucede casi en todas partes y tiende a afectar negativamente las capacidades de control del mar al ser cada vez más caras, reforzando la preocupación por el presupuesto, ya mencionada.

El quinto y último desafío o ataque, según el doctor Geoffrey Till, es el reto legal, en cuanto el creciente valor de los recursos marinos y su explotación ilícita han empujado a una visión del tema como una territorialización del mar.

Un ejemplo de ello es lo que sucede en el Mar Mediterráneo, donde las aspiraciones de un país se sobreponen a los del otro, resultando en extensiones del mar territorial e interpretaciones propias de una condición geográfica o estándares internacionales. La creciente disputa entre China y EEUU es otro ejemplo, donde buques de guerra de otro país circulan por mares que uno considera propios y otro, aguas internacionales.

Se sostiene, como quinto reto, que los mares deberían ser monitoreados y controlados por temas ambientales, monitoreo de recursos comunes o de otro tipo, y esto motiva a gran número de países. Pero surge la interrogante, en el futuro, hasta qué punto se podrá considerar el control del mar como un bien común y que todo el mundo tenga libertades para usarlo.

La visión de los EEUU

 

La perspectiva estadounidense sobre la libertad de los océanos es más una noción actual, como fruto del control del mar. Se le identifica como una amplia comunalidad en la que todos los seres humanos transitan en todas direcciones, pero en la que tendencias muy conocidas, muestran que motivaciones de control han provocado que se prefieran ciertas líneas de tránsito sobre otras.

Till opina que la mayor capacidad de control del mar de un país socava la capacidad de control en otras zonas.

A manera de conclusiones, Till repitió que el control del mar es un factor central al valor del poder marítimo; que el control del mar está bajo asalto tecnológico, asalto en la definición de roles, por retos presupuestales, políticos y legales.

Entonces, ¿cómo deben manejar las marinas estos retos? ¿cómo deben responder las marinas? Pues depende de sus roles en sus circunstancias estratégicas particulares, pero en general, deben invertir en capacidades de control del mar, siempre teniendo en cuenta que el proceso de retos y respuestas nunca habrá de parar, nunca se tendrán soluciones definitivas, tienen que defender constantemente sus capacidades de control del mar para poder cumplir las necesidades y prioridades del Estado.

Las marinas tienen que desarrollar argumentos para defender sus propuestas. El control del mar o su negación es una de las razones más importantes para tener una marina, en primer lugar.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje