EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

bombas

El disfraz perfecto de Putin

Además se ha podido confirmar, a pesar de la negativa del Kremlin, el uso de gases químicos en la guerra en Siria o el envenenamiento de opositores al régimen ruso mediante agentes nerviosos novichoks.No sería descabellado, pues, pensar que las operaciones de ‘falsa bandera’ son la herramienta perfecta que necesita Putin para cumplir dos objetivos primordiales: el primero, demostrar nuevamente que maneja los hilos en su país y que puede ejercer una influencia relevante en el futuro de Europa; el segundo, encontrar los límites de las represalias de Occidente ante los incesables ataques y amenazas de Rusia.La constante búsqueda de una escalada de tensiones por parte de Rusia es el disfraz perfecto para Putin, y para ocultar su necesidad de encontrar un blanco perfecto al cual apuntar y hacer desaparecer las dudas en torno a su estrategia de “liberación” del pueblo ucraniano de un régimen opresor.