EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV

TSM2233 MK 2

El submarino Carrera de la Armada de Chile retorna a Talcahuano tras un despliegue en Magallanes

El submarino SS-22 General Carrera de la Armada de Chile arribó a la base naval Talcahuano tras permanecer 25 días fuera de puerto base realizando patrullaje oceánico y operaciones con buques de la Escuadra Nacional en la Región de Magallanes y Antártica Chilena.La unidad fue recibida en Talcahuano por el comandante en jefe de la Fuerza de Submarinos, contraalmirante Juan Pablo Zúñiga, realizándose una recepción con los familiares de la dotación, quienes agradecieron el reencuentro con sus familias después de esta navegación.El submarino, como publicó Infodefensa.com, se desplegó a comienzos de abril a las aguas jurisdiccionales de la Tercera Zona Naval para efectuar un período de entrenamiento y reforzar su preparación en el área austral, una de los espacios marítimos más complejos del país.El SS-22 General Carrera y la fragata antiaérea clase Adelaide FFG-11 Capitán Prat, la fragata multipropósito clase M FF-18 Almirante Riveros y el petrolero AO-53 Araucano desarrollaron distintos ejercicios navales como parte del plan de entrenamiento anual programado por el Comando de Operaciones Navales (Comoper).En el marco de la actividad, la unidad ejecutó además una fiscalización oceánica para resguardar los intereses marítimos nacionales y comprobar el efectivo cumplimiento de las medidas de conservación de los recursos pesqueros del país.Clase Scorpène El SS-22 General Carrera es uno de los dos submarinos diésel-eléctricos de la clase Scorpène de la Armada de Chile.

Asmar y Thales firman un memorándum de entendimiento para estrechar la cooperación técnica

La vicepresidenta para América Latina de Thales Group, Nadia González, y el director de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar), contraalmirante Jaime Sotomayor, suscribieron un memorádum de entendimiento para estrechar sus relaciones técnicas.El convenio fue suscrito en el marco de la vigésima segunda edición de la Feria Internacional del Aire y del Espacio (Fidae) y su siguiente paso será definir una hoja de ruta precisa para implementar esta voluntad de transferencia de conocimientos.Asmar y Thales tienen una estrecha relación en el sostenimiento de sistemas de gestión de combate, radares y sonares en servicio en buques de la Escuadra Nacional y unidades de la Fuerza de Submarinos de la Armada de Chile.Nadia González señaló a Infodefensa que este acuerdo permite "formalizar una cooperación que existe hace ya muchos años y nos ayuda a seguir desarrollando esa transferencia de conocimiento, capacitación, sobre diferentes temas".La vicepresidenta para América Latina de Thales indicó que con este memorándum "la idea es realmente poder cubrir todo el portafolio de los proyectos que llevamos en conjunto y poder capacitar a su gente, compartir puntos de visión y ver cómo vamos avanzando para tener cada vez una mayor integración".Un proveedor estratégicoThales está presente en el mercado chileno desde el año 1968 y ha participado activamente como proveedor de proyectos estatégicos de las Fuerzas Armadas de Chile de acuerdo a sus necesidades tecnológicas, operacionales y funcionales.La empresa ha establecido una relación de larga duración con la Armada de Chile facilitando el sostenimiento y el soporte requerido para maximizar la disponibilidad de sus capacidades operacionales, además de proporcionar avanzados sistemas y soluciones tecnológicas.Este vínculo se estrechó en 2006 tras la firma de un memorándum de entendimiento entre Asmar y Thales Nederland para el mantenimiento de los sensores de la empresa instalados en las fragatas antiaéreas clase L y multipropósito clase M de segunda mano adquiridas por Chile a Países Bajos.Los sistemas de Thales a bordo de las fragatas multipropósito clase M, actualmente en servicio en la institución, incluyen los radares de vigilancia Smart-S y LW08, el radar de control de tiro Stir, el sonar PHS36, el sistema de gestión de combate Sewaco VIIB, las consolas de operador y varios sistemas de comunicación.La compañía ha contribuido en los últimos años al incremento de capacidades contra amenazas submarinas como la instalación del sonar remolcado S2087 en las fragatas Type 23, optrónica para Fuerzas Especiales y la provisión de sensores y sistemas para la adecuada operación de los submarinos clase Scorpène que tienen la suite de sonares TSM2233 MK 2.